Madrid recuperará la movida para ganar turistas

Madrid recuperará la movida para ganar turistas

El nuevo director general de Turismo, Carlos Chaguaceda, reconoce "la necesidad de encontrar un icono para vender la ciudad"

Carles Huguet

Barcelona

10/12/2015 - 22:21h

Carlos Chaguaceda durante la promoción de su ensayo 'El Mono Feliz' en 2014.

Durante años vendió la bebida más popular del mundo en España. Carlos Chaguaceda (León, 1966) ideó la campaña de 'Benditos Bares' que relanzó las ventas de Coca-Cola en el país. Ahora, dos años después, como director general de Turismo de la Comunidad de Madrid trabaja para "recuperar el tiempo perdido" a la hora de promocionar la ciudad. Un destino que venderá la idea de "espíritu abierto, calidad de vida y una amplia oferta de ocio", asegura el dirigente.

"El gancho debe ser transmitir que somos una urbe occidental, desarrollada, con museos atractivos, musicales y gastronomía", apunta. "Y no sólo esto, a menos de una hora tienes un inmenso parque natural, miradores y tres ciudades Patrimonio de la Humanidad: El Escorial, Alcalá y Aranjuez", completa. Para ello, su obsesión desde el primer día es la creación de una marca única entre la Comunidad y la capital.

Para desarrollar la idea, la semana que viene se abrirá un concurso para que los estudios presenten las propuestas. "A la vuelta de Navidad haremos la primera selección y esperamos poder tener al ganador en febrero", explica.

Un concepto: Apertura

"No quiero influir en el concurso, pero si tuviera que escoger una idea, un concepto, este sería el de Apertura", lanza. "Apertura de miras, de fronteras, de horarios, la apertura de la gente de Madrid", detalla. Imágenes muy presentes en la ciudad durante los años ochenta con la Movida Madrileña. "Fuimos un referente entonces, y el objetivo es volver a serlo", enfatiza. También en ocio nocturno, donde "se reactivará el patrimonio de ocio singular que tiene", siempre sin molestar a nadie, matiza.

Con estas propuestas, Chaguaceda tiene clara una cosa: "Son mucho más importantes los ingresos por turista que el número de llegadas". Mejor calidad que cantidad, por ello reniega de modelos masificados como el de Venecia. Un espejo, la rentabilidad de Milán, la ciudad que más ingresa por visitante. "Otro modelo es el marketing de París, la Ciudad de la Luz cuando tiene 70 días de sol al año", ironiza.

Sin embargo, Madrid carece de un símbolo como pueden ser la Torre Eiffel, el Big Ben, la Sagrada Familia o el Coliseo. "Es necesario encontrar un icono", reconoce. "Pero tampoco debemos obsesionarnos, estas cosas las crean los propios turistas, ellos elegirán donde se hacen las fotos", amplia.

Deberes para Barajas

Actualmente tenemos una distribución turística del 50% entre nacionales e internacionales. "El objetivo es que las llegadas extranjeras crezcan hasta el 60%", dibuja. Los mercados, las cuatro grandes europeas (Reino Unido, Francia, Alemania e Italia), Latinoamérica, los Estados Unidos y Asia.

En el continente asiático tiene puestas muchas esperanzas, especialmente en China y la India, "el próximo gran pastel por el que se pelearán todos los destinos". Por esta razón pone deberes al aeropuerto de Barajas, el tercero más grande de Europa. "Tenemos muy buenas conexiones hacia el norte, muy buenas hacia el oeste, pero todavía estamos flojos hacia el este". Por este déficit ha celebrado la nueva ruta anunciada por Beijing Capital Airlines (propiedad del grupo HNA) entre Hangzhou y la capital.

Feeling con el consistorio

Pese a tratarse de una institución autonómica, la Dirección General de Turismo comparte muchas competencias con la agencia municipal Madrid Destino. Ante la propuesta de Manuela Carmena de potenciar la empresa pública, Chaguaceda apunta que ha existido consenso "en las líneas generales del plan, sin peleas absurdas entre administraciones". Las diferencias políticas entre Ahora Madrid y el Partido Popular no se han traducido, por el momento, en tensiones turísticas.

Unas administraciones, "que están para abrir puertas", recalca el comunicador. "La inversión hotelera crece en Madrid porque los empresarios ven que es una ciudad con posibilidades de crecimiento", presume. "Ven que es atractivo, y la presión constructora no es excesiva en la ciudad", prosigue. "Además, a nosotros nos ayuda, porque proyectos como el Four Seasons de Canalejas atraen al turista de calidad que buscamos", finaliza.