Madrid vuelve a tener un restaurante tres estrellas Michelin

Madrid vuelve a tener un restaurante tres estrellas Michelin

El DiverXO, de David Muñoz, se encumbra en lo más alto de la gastronomía mundial

El chef David Muñoz
Madrid vuelve al Olimpo de la gastronomía. El restaurante DiverXO, de David Muñoz, ha logrado la tercera estrella Michelin. Se trata del único establecimiento de la capital española en la actualidad que la posee. El mérito es aún más grande si se tiene en cuenta como la dirección de la prestigiosa guía ha dejado sin el mismo reconocimiento al Ábac, de Barcelona, o al Mugaritz, de Andoni Luis Aduriz, el cuarto mejor restaurante del mundo según la prestigiosa publicación The World's 50 Best Restaurants.
      
 
El Tickets y el 41º, de Albert Adrià, logran su primera estrella Michelin
 
La gala, celebrada este miércoles en el museo Guggenheim (Bilbao), ha premiado la arriesgada cocina de Muñoz. Este cocinero madrileño de 33 años abrió su local en 2007 en el barrio de Tetuán.  El sector define su cocina como arriesgada por sus platos cargados de referencias culturales. Su éxito en esta gala rompe con las tendencias un tanto conservadoras habituales del jurado.

La guía Michelin de 2014 no ha sido tan generosa con Barcelona, que no tendrá un restaurante tres estrellas. El que se situaba en posición aventajada, el Ábac, de Jordi Cruz, se ha quedado a las puertas. Lo mismo ocurre con el Mugaritz, uno de los restaurantes con más prestigio del mundo.

En este sentido, la organización sigue siendo un tanto tacaño con España, que sólo tiene ocho restaurantes tres estrellas. La lista la conforman: El Celler de Can Roca. Joan Roca (Girona); Sant Pau. Carme Ruscalleda (Barcelona); Arzak. Juan Mari Arzak (Guipúzcoa); Akelarre. Pedro Subijana (Guipúzcoa); Martín Berasategui (Guipúzcoa); Azurmendi. Eneko Atxa (Larrabetzu, Vizcaya) y Quique Dacosta. (Dénia, Alicante).

La Guía Michelin 2014 también ha concedido la segunda estrella a los restaurante El Portal (La Rioja) y al M.B. del hotel Abama (Tenerife). Mención aparte, merece la primera estrella para el Tickets y el 41º de Albert Adrià, que logran su primera estrella Michelin.