La mafia china en Madrid implica al turismo en su trama

Ley de blanqueo: la banca tendrá que detectar a testaferro. En la imagen, la policía investiga el polígono de Cobo Calleja (Madrid) por delitos de blanqueo. EFE

La mafia china en Madrid implica al turismo en su trama

La policía y la Agencia Tributaria descubren una sofisticada red de evasión y blanqueo que utiliza a turistas chinos para que realicen compras en España

Equipo Cerodosbé

Barcelona

15/02/2018 - 10:29h

La mafia china recurre a turistas de su país para usarlos de intermediarios en una compleja red de evasión y blanqueo de capitales. Las investigaciones de la Policía Nacional y la Agencia Tributaria detectaron una sofisticada trama que ha permitido que empresarios chinos pudieran evadir millones de euros, informa ABC.

En la investigación también participan la Unidad de Drogas y Crimen Organizado Central (Udyco) y la de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF). El origen de la estafa se encuentra en polígonos industriales como los de Cobo Calleja (Fuenlabrada), San Martín de la Vega e Illescas (Toledo), e involucra tanto a pequeños como a grandes empresarios.

La técnica se conoce con el nombre de ‘diagou’ (‘comprador’, en chino), y el primer paso consiste en evadir el Impuesto de Sociedades mediante la venta de productos en efectivo, sin factura. De esta manera, a Hacienda declaran ingresos mucho más bajos de los reales, y pagan una cuantía mínimo de este impuesto.

Los supuestos turistas reciben hasta 40.000 euros para comprar artículos de lujo en la Milla de Oro de Madrid

Si un empresario dice que facturó 10 pero en realidad ganó 100, tiene que ‘blanquear’ la diferencia sin despertar sospechas. Aquí entra en juego la utilización de los turistas chinos. Según describe ABC, las mafias chinas –a cambio de una comisión del 2,5% al 4%- contactan con agencias de viajes del país oriental (que también se llevan su porcentaje de participación), que cada semana trae a España tours con 40 a 60 turistas, que por supuesto, también saben que son parte de un entramado corrupto.

Gastar y gastar

Estos supuestos turistas aterrizan con muy poco dinero en efectivo, pero los empresarios chinos les entregan miles de euros (entre 30.000 y 40.000 por persona) para que los gasten sin discreción en artículos de lujo.

La mecánica no despierta sospechas entre los comercios de la Milla de Oro de Madrid y otros locales de artículos exclusivos: los turistas chinos son el colectivo que más gasta en sus viajes, entre 2.500 y 2.800 euros por viaje (el triple que la media de los europeos).

Relojes, bolsos, carteras, zapatos…en un solo día, el supuesto turista liquida el dinero en efectivo y por sus compras recibe facturas donde no figura su nombre. Además puede obtener un reintegro por la devolución del IVA. Algunos de estos artículo se los queda el viajero como pago por sus servicios, y el resto es revendido en el mercado negro chino a un precio mucho más alto que el pagado en España.

El dinero vuelve a España

Las ganancias por las ventas de estos artículos de lujo son ingresadas en las cuentas de los empresarios afincados en las afueras de Madrid, y como las autoridades chinas no se molestan en investigar el patrimonio de sus contribuyentes, los depósitos no levantan dudas.

La operación Shopping detectó el fraude de 35 millones de euros

Cuando el dinero ya está ingresado en la cuenta española, el empresario chino lo utiliza para comprar mercadería nueva, y así se cierra la trama de blanqueo de capitales, que se sumaría a los delitos de fraude fiscal y organización criminal.

Todavía no se conoce la magnitud de la estafa, pero sólo en la operación Shopping, realizada entre octubre y diciembre en Cobo Calleja y otros polígonos de España, se detectó la evasión de 35 millones de euros. En las pesquisas se detectó la presencia de 2,5 millones en efectivo, que según las investigaciones, se utilizaba para préstamos a compatriotas, a razón de tres millones al mes.