Mafiosos, ladrones y delincuentes: el crimen toma los museos

The Mob Museum, en Las Vegas, está íntegramente dedicado a la mafia. Foto: The Bob Museum

Mafiosos, ladrones y delincuentes: el crimen toma los museos

Un nuevo museo en Hollywood amplía la oferta de muestras en torno a famosos criminales o a la historia de la mafia

Mar Nuevo

Madrid

07/02/2020 - 13:58h

Curiosidad, historia o morbo, las conductas criminales despiertan el interés hasta el punto de empujar a museos hasta a gente que se aburre en los museos. Por eso existen tours de Pablo Escobar en Medellín, un Museo Negro en Londres y uno sobre la mafia en Corleone. Y por eso ahora abre sus puertas la Galería del Crimen de Hollywood.

El espacio está dedicado a todas las prácticas ilegales en el estado, desde las mafias de los años 20 y 30 al narcotráfico de los años 70 y 80 o la corrupción que podría aplicarse a cualquier época.

Los crímenes en el estado de Florida van desde los robos piratas a buques españoles a la mafia, pasando por el tráfico de cocaína o la producción pastillas de estupefacientes

[Para leer más: Los seis museos más inquietantes del mundo]

Hollywood Crime Tours and Gallery

Abierto desde finales de diciembre, el Hollywood Crime Tours and Gallery cuenta con diferentes espacios temáticos que incluyen desde las fotos de los criminales más notorios de Florida, desde O. J. Simpson, la exestrella del fútbol condenada por asesinato hasta el asesino en serie Ted Bundy.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Crime Tours Museum (@crimetoursmuseum) el

 

En otro espacio se recrea la cerda de una cárcel con una réplica de Old Sparky, nombre con el que se conocía coloquialmente a la silla eléctrica empleada en varios estados de los EEUU y que dio pie al debate sobre si la pena de muerte constituía un castigo demasiado cruel.

Otra escena recrea el asesinato en el Hotel Baltimore de Thomas ‘Fatty’ Walsh, un socio de Lucky Luciano, el líder mafioso italoestadounidense con el dudoso honor de ser considerado el padre del crimen organizado estadounidense.

El museo complementa sus muestras con tours en bus para descubrir los rincones de la ciudad relacionados con las prácticas ilegales, desde piratas y naufragios de la época de la conquista española al robo de bancos, pasando por el tráfico de alcohol ilegal durante la Ley Seca, los negocios de Al Capone, el imperio del juego de Meyer Lansky, la mafia italiana, el tráfico de cocaína o las fábricas de estupefacientes.

Museo de Bonnie & Clyde

La pareja de ladrones, fugitivos y criminales estadounidenses más famosa de todos los tiempos protagoniza un espacio ubicado en la ciudad de Gibsland, en Louisiana.

Ambos de Dallas, comenzaron robando en pequeñas tiendas y estaciones de servicio para después atracar bancos e iniciar una huída de más de 24 meses por todo el territorio americano que acabaría con su ajusticiamiento a manos de los Rangers que necesitaron más de 150 disparos para doblegarles.

Coche de Bonnie and Clyde

Hicieron falta 150 disparos para acabar con Bonnie & Clyde.

El lugar exacto donde la pareja disfrutó de su última comida es ahora el museo que incluye piezas como las escopetas Remington de Clyde, el sombrero rojo de Bonnie y una réplica del coche de la pareja, cuyas aventuras han sido mitificadas por la literatura y el cine para convertirlos en personajes inmortales.

Museo Corleone

Oficialmente denominado Centro Internazionale di Documentazione sulla Mafia e del Movimento Antimafia (C.I.D.M.A.), se trata de un museo inaugurado en el año 2000 en el pueblo siciliano de Corleone, una de las cunas de la Cosa Nostra ya que allí nacieron sus jefes Michele Navarra, Luciano Leggio, Leoluca Bagarella, Salvatore Riina y Bernardo Provenzano. También allí su ubica el lugar nacimiento de Vito Corleone, el protagonista de la novela El Padrino, de Mario Puzo.

El de Corleone es en realidad un museo anti-mafia 

El objetivo de este centro es explicar la mafia, desde sus orígenes hasta sus implicaciones y ramificaciones, pero también la voluntad sus ciudadanos de rebelarse contra su influencia.

[Para leer más: Corleone, viaje al corazón de la mafia]

The Mob Museum

Y de Italia a los EEUU de nuevo con la mafia como hilo conductor nos detenemos en Las Vegas, donde se alza The Mob Museum. En un edificio de tres plantas a medio camino entre los clubes y el desierto de Nevada se abre una vasta colección dedicada a las actividades ilegales de las cinco familias mafiosas de Nueva York que es también la historia de la ley seca o el contrabando, las apuestas ilegales, el tráfico de drogas, la prostitución o la falsificación de dinero o documentos.

The Mob Museum incluye la réplica de un speakeasy típico de la ley seca. Foto The Bob Museum.

The Mob Museum incluye la réplica de un speakeasy típico de la ley seca. Foto: The Bob Museum.

Abrió sus puertas en 2014, no sin cierta controversia (los vecinos rechazaron lo que consideraban una oda a la actividad criminal). Se eligió justamente el 14 de febrero, efeméride de un asesinato múltiple ordenado por Al Capone, el más célebre de los personajes del museo, para acabar con siete miembros de una familia rival.

Museo del Crimen de Londres

Antes conocido como Black Museum o Museo Negro, el espacio más antiguo de este género está en Londres a pocos pasos de Scotland Yard. De hecho, el museo estaba enfocado a la formación de oficiales de policía del Reino Unido e incluye todo tipo de piezas involucradas en crímenes -y hay muchos en la historia del país-.

Entre 2015 y 2016 se abrió al público en el Museo de Londres, si bien ahora vuelve a estar solo disponible con cita previa, bastante difícil de conseguir puesto que las invitaciones se reservan a estudiantes de criminología, forenses y personal relacionado con la policía.

The Crime Museum. Foto Wikipedia.

El Museo del Crimen solo puede visitarse con cita previa. Foto: Wikipedia.

Quien consiga entrar podrá contemplar todo tipo de objetos como paraguas que ocultan pistolas, la cuerda con la que se ahorcó a la última mujer de Gran Bretaña y todo un apartado dedicado a Jack El Destripador.