María Antonieta vuelva a pasear por Versalles

El Bosque de la Reina recuperará su esplendor original. Foto: Palacio de Versalles

María Antonieta vuelva a pasear por Versalles

Los jardines privados de María Antonieta recuperarán su diseño original en una ambiciosa renovación que costará 1,8 millones de euros

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

21/04/2020 - 13:20h

Los jardines de Versalles son uno de los focos turísticos más importantes de París, con 7,7 millones de visitas anuales. Aprovechando que está vacío de turistas desde hace poco más de un mes, sus autoridades reconstruirán los jardines privados de María Antonieta, que habían quedado descuidados en las últimas décadas.

El sueño de poder del Rey Sol

Versalles fue construido por Luis XIV en 1631 para simbolizar el poder de la monarquía francesa. El rey que proclamaba “el estado soy yo” ordenó levantar un gigantesco palacio para mantener a la corte cerca de su mirada, un despliegue de lujo y ostentación que reflejaban el vigor de la rama francesa de los Borbones.

[Para leer más: Un paseo por los castillos (y sus jardines) más hermosos de Europa]

Además del palacio también se diseñaron unos espléndidos jardines de más de 800 hectáreas, diseñados por André Le Nôtre, que se caracterizaron por su amplitud de espacios, sus arbustos cuidadosamente podados, sus flores colocadas en canteros dispuestos con armonía y el toque artístico de fuentes y elegantes estatuas, muchas revestidas en pintura dorada.

Bosque de la Reina foto Palacio de Versalles

El Bosque de la Reina tiene una estética diferente al resto de los jardines. Foto Palacio de Versalles

La reina que quería un jardín para ella

Pero un siglo después María Antonieta, la reina esposa de Luis XVI, pidió al arquitecto Michel-Barthélemy Hazon que rediseñara un sector donde se encontraban los naranjos con otra idea: que sea un jardín privado, no tan prolijo y abierto como el que se despliega desde el palacio.

El Bosque de la Reina es más denso, con arbustos más altos que el diseño original de los jardines de Versalles

La inspiración vino de los jardines ingleses, más abigarrados y densos que los de los palacios franceses, con arbustos más altos que permitían a la reina poder caminar a salvo de miradas indiscretas, y de paso, espiar a los cortesanos que merodeaban por allí.

 


Video de ‘Un día en Versalles’

El jardín se pobló de plantas importadas de Norteamérica, como los tulipanes de Virginia, que le dieron una estética diferente al resto del parque real.

La decadencia

María Antonieta murió en 1793, a los 37 años, bajo la guillotina de la revolución francesa. Desde ese entonces su jardín pasó por varios procesos de rehabilitación, pero poco a poco se fue perdiendo el estilo original.

[Para leer más: Ya puedes explorar a fondo Versalles (y sin viajar a Francia)]

Hace poco más de 20 años, en 1999, el Bosque de la Reina -ese es su nombre oficial- fue severamente dañado por una tormenta, que arrancó a 15.000 árboles del sector.

Este sector languideció con mejoras poco acertadas, hasta que ahora le llegó el momento de cambiar de cara.

diseño original Imagen Palacio de Versalles
 
Diseño original del Bosque de la Reina. Foto: Palacio de Versalles.

La renovación en marcha

Gracias a un trabajo de investigación histórica se pudo rescatar los planos originales, para que la restauración sea lo más fiel posible al diseño que concibió Hazon antes de que llegue la marea revolucionaria.

María Antonieta quería un espacio verde donde pudiera pasear a salvo de las miradas de los cortesanos que vivían en Versalles

Además de volver a reintroducir las mismas especies vegetales importadas de Norteamérica, la idea es que se recuperen las estatuas originales instaladas en el siglo XIX (muchas de ellas robadas), o en todo caso, que se reconstruyan.

Si es que el coronavirus no retrasa los trabajos, la idea del Palacio de Versalles es tener este espacio reabierto en el 2022.