El pueblo de México que se convirtió en una meca del diseño

La calle Andador Independencia, en Tlatepaque, se invadida por sombrillas de colores. Foto: Aiworldexplore - Pixabay.

El pueblo de México que se convirtió en una meca del diseño

Tlaquepaque, uno de los pueblos mágicos mexicanos, presenta una variada gama de comercios de diseño y artesanías que magnetizan a las visitas

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

21/08/2019 - 12:57h

 

Cerca de Guadalajara, en México, San Pedro Tlaquepaque sorprende por su rico pasado vinculado a las artesanías, donde sus comercios despliegan una variada colección de cerámicas, objetos de vidrio, joyas y prendas de vestir. Eso sin olvidar las galerías de arte que le dan un toque sofisticado a sus calles de estilo colonial.

Tlaquepaque fue habitado por la etnia totonaca, que antes de la conquista española ya eran reconocidos por su habilidad para fabricar utensilios de uso cotidiano y delicados objetos artísticos. Y esa herencia se percibe en cada paso que uno da por el centro de la ciudad.

Cerámica

Los artículos de cerámica tienen una merecida fama en todo el país, buscado tanto por los viajeros que buscan un souvenir como por los cazadores de tendencias.

[Para leer más: Cinco bares de la Ciudad de México donde el tiempo está detenido]

Uno de los talleres más famosos es el de Paco Padilla. Seguramente pasa desapercibido para los viajeros cuando van por la calle Prisciliano Sánchez, pero cuando se traspasa la puerta azul de su atelier hay que tomarse el tiempo para ver la cantidad de platos de colores que cuelgan de paredes y anaqueles.

paco padilla
Paco Padilla en su atelier.

En el lugar se ve a los artesanos que trabajan en el patio trasero, donde también se pueden encontrar macetas, tazas, ánforas y cuadros de cerámica.

Azulejos y cerámicas

Para quien busque azulejos, puede poner rumbo a Cantú, un taller con una sala de exposiciones cerca del paseo peatonal de Tlaquepaque.

cantu
Cerámicas de arte pop de Cantú.

También especializado en objetos de cerámica, es buscado por clientes que quieren redecorar su casa con estilo tradicional y realizan compras a granel, como por visitantes que buscan un recuerdo original de esta ciudad del estado de Jalisco.

Los azulejos de Cantú presentan diseños tradicionales como obras inspiradas en el arte pop

Los diseños, todos pintados a mano, van desde motivos ancestrales hasta abstractos, incluso varias series de Frida Kahlo inspiradas en la estética pop de Andy Warhol.

Joyas y esculturas

Los buscadores de joyas pueden dar una vuelta por la Galería Pedro Bustamante, orfebre que elabora bonitos diseños propios. Sus series de caras, manos y lunas son enigmáticas, elegantes y seductoras.

bustamante
Esculturas de Pedro Bustamante.

El talento de este artista se expande a esculturas de resina y bronce (algunas de gran formato), fuentes ornamentales y muebles como lámparas y mesas.

[Para leer más: Ni Cancún ni Tulum: el próximo paraíso mexicano es Riviera Nayarit]

Otro escultor, con una estética más divertida, es Rodo Padilla que se especializa en crear figuras de ‘gorditos’, trabajos en cerámica de personajes populares. También tiene creaciones más modernas pero de influencias históricas y otras obras de estética naif.

Textil

Varios locales de Tlaquepaque son de diseñadores textiles que combinan con maestría la milenaria tradición nativa con diseños modernos. Uno de ellos es Amanoarte, que presenta originales y coloridas propuestas femeninas realizados en colaboración con mujeres de las culturas maya, nahua, teenek, wixarika y otras.

amanoarte
Los bonitos diseños de inspiración nativa en Amanoarte.

Las prendas de Amanoarte, de estética tradicional, son realizadas en colaboración con mujeres de etnias nativas de México

Desde sandalias a vestidos, camisetas y accesorios como bolsos, no hay trabajo que la imaginación no pueda realizar.

Vidrio

Cerca de Tlaquepaque se encuentra Tonalá, ciudad que ganó fama con sus trabajos de vidrio soplado.

blown krystal
Jarras-calaveras de vidrio realizadas por Blown Krystal.

Pero en esta ciudad también hay varios talleres dedicados a esta artesanía, como Blown Krystal, que produce copas, jarras y objetos decorativos que oscilan entre la tradición y la vanguardia.

Hierro, piel y madera

La variedad de productos artesanales puede ser inabarcable. Para artículos forjados en hierro como candelabros se sugiere conocer los diseños del artista Carlos Ibarra, de Tozani Hierro; o las creaciones de Ricardo Preciado en su firma Conceptos, que ganó fama local por diseñar el sillón que usó el papa Juan Pablo II en sus dos visitas a Guadalajara.

preciados
Lámparas diseñadas por Ricardo Preciado.

En tanto para artículos fabricados en piel es interesante ver las creaciones de Piel Leo & Hijos, que abarcan desde pantalones y cinturones hasta bolsos y carteras.