Munch y Van Gogh: la exposición del año (o la excusa perfecta para viajar a Amsterdam)

Munch y Van Gogh: la exposición del año (o la excusa perfecta para viajar a Amsterdam)

Se inaugura el 25 de septiembre en el museo estrella de la Venecia del norte

Sonsolez Vázquez

Ámsterdam

31/08/2015 - 20:02h

Dos trabajadores colocan una pieza de Van Gogh en el museo
Se trata de la mayor y más ambiciosa exposición conjunta sobre Vincent Van Gogh (1853-1890) y Edvard Munch (1863-1944), considerados los padres del Expresionismo, centrada además en sus vidas atormentadas, sus ambiciones artísticas y su innovador estilo. 

Piezas estrella

Tanto el Museo Van Gogh de Amsterdam como el Museo Munch de Oslo han trabajado conjuntamente para conseguir obras en préstamo de otros museos y de colecciones privadas, algunas de ellas piezas maestras que rara vez suelen salir de sus salas de exposiciones. .

De Van Gogh se van a poder admirar más de cien cuadros, como los aclamados Los Girasoles, El dormitorio, Los comedores de patatas o La casa amarilla, y otros casi desconocidos, como Maleza con dos figuras o El puente Trinquetaille. Lo mismo pasará con Munch, que a sus emblemáticos El grito o Autorretrato se añadirán numerosas obras menos famosas.

Programa cultural

Además, coincidiendo con la exposición, diez importantes instituciones culturales holandesas, como el Museo del Cine (EYE), el Museo Stedelijk, la Orquesta Filarmónica de Holanda y el propio Museo Van Gogh han creado un programa cultural paralelo para poner el broche de oro al Año Van Gogh con películas, actuaciones, debates y música.

Asimismo, en esa fecha se abrirá la nueva tienda del museo, que reunirá más de 500 nuevos objetos basados en los cuadros más emblemáticos de Van Gogh, muchos de ellos creados por importantes diseñadores holandeses y marcas internacionales, como Pommery o Jaeger LeCoultre.

Datos prácticos: La exposición podrá visitarse desde el 25 de septiembre hasta el 17 de enero. Más información en www.vangoghmuseum.nl/en

Nuestra pista: Muy cerca del museo y junto a la calle comercial de súper lujo PC Hooftstraat, el Hotel JL Nº76 resulta ideal para alojarse. Decorado en tonos neutros con explosiones inesperadas de color, muebles sofisticados y una colección de arte ecléctico, a sus 39 comodísimas habitaciones añade un honesty bar, un cuidado restaurante, un delicioso patio interior y precios muy razonables.