El Mundial de Rusia desata la fiebre por las reservas aéreas

El estadio Luzhnikí acogerá la final de la Copa de Fútbol en Rusia

El Mundial de Rusia desata la fiebre por las reservas aéreas

Las reservas para viajar a Rusia para el Mundial de Fútbol se disparan el 400% entre los españoles, aunque en Dinamarca llegan a más del doble

A menos de un mes que comience el Mundial de Fútbol en Rusia, Europa vive una auténtica fiebre por comprar billetes para presenciar el evento deportivo más importante del año. Entre los países que más viajeros aportará está España, en donde las reservas crecieron el 340% para volar entre el 14 de junio y el 15 de julio.

Según un estudio de Edreams, el país donde más crecieron las reservas es Dinamarca, con un crecimiento del 965% respecto al 2017; seguido por el Reino Unido, con un incremento del 405%.

España confía en llegar a la final

Pero el país que aportará más viajeros es Alemania (donde las reservas crecieron el 290%), seguido por Francia, España, Reino Unido y Suiza.

Analizado las fechas en que se reservan los vuelos, se evidencia que los españoles, junto con los brasileños, son los más convencidos de las posibilidades de su equipo de llegar a la final en el estadio Luzhnikí de Moscú.

Los españoles reservan vuelos para cuando haya pasado la instancia de grupos

Los vuelos de los aficionados de la canarinhia se concentran los días 1 y 9 de julio, mientras que los seguidores de la Roja viajarán el 29 de junio, 2 y 4 de julio, ya superada la fase de grupos.

En términos generales, los días favoritos para llegar a Moscú son el 24, 27 y 29 de junio, coincidiendo con los últimos enfrentamientos de la fase de grupos y el comienzo de los partidos más decisivos.

360 euros para pasajes aéreos

En cuanto al presupuesto para el vuelo, los viajeros que se trasladarán a Rusia invertirán de media 359 euros, aunque el gasto varía en función del país de origen.

Mientras que el desembolso de los anfitriones rusos ronda los 268 euros de media, los alemanes destinarán cerca de 325 euros; los franceses, 383 euros; y los españoles, 371 euros.

Control ante la especulación hotelera

El apartado de los hoteles es una carrera contra el tiempo para conseguir habitaciones sin tener que pagarlas a precio de oro. Rospotrebnadzor, el organismo que defiende los derechos del consumidor, inspeccionó más de 12.000 hoteles en los últimos meses, y en más del 10% (unos 1.500 establecimientos) detectó aumentos desmedidos y otras irregularidades, como la falta de permisos.

En regiones como Kalilingrado o en Sverdlovsk, sedes de la Copa de Fútbol, se detectaron aumentos de hasta el 800% en las tarifas hoteleras.