El museo que explota el color llega a Nueva York

Color Factory en Nueva York incluye una piscina gigante de bolas. Color Factory.

El museo que explota el color llega a Nueva York

Cada sala de Color Factory, en sí misma un decorado perfecto de Instagram, es una celebración al color y a la creatividad

Más que un museo, la iniciativa artística colaborativa Color Factory es la experiencia tecnicolor en la vida real. Creada en San Francisco en 2017 y avalada por más de 170.000 visitantes, la experiencia aterriza en el SoHo neoyorkino el 20 de agosto ofreciendo un museo ideal para aquellos a quienes no les gusten los museos. O sí.

La instalación cuenta con un total de 16 instalaciones que incluyen una pista de baile, una sala de globos flotantes y una sala diseñada para ayudar a los visitantes a descubrir su color secreto, además de una gigantesca piscina de bolas –sí, para zambullirse-, todo ello con el color como gran protagonista.

El museo “instagrameable”

Grandes murales de fondo, marcos llenos de formas y color e instalaciones en cada rincón configuran un museo en el que cada espacio es, en sí, un fondo perfecto de Instagram donde incluso la iluminación se ha diseñado para actuar en modo de filtro de la famosa aplicación.

 

Concebida como exposición multisensorial, en que los artistas han plasmado historias de color y emoción, los visitantes encontrarán también golosinas tematizas y una barra de helados de los colores del arco iris.

La artista y creativa de la firma Oh happy day, Jordan Ferney, es la creadora de Color Factory, en colaboración con Leah Rosenberg y Erin Jang.

La exposición original, que debutó en San Francisco en agosto de 2017 e iba a estar expuesta inicialmente durante un mes, resultó todo un éxito que se extendió a lo largo de ocho meses, con todas las entradas agotadas.

Con identidad neoyorkina

La exhibición de Nueva York se ha planteado como una iniciativa –y una paleta cromática- totalmente nueva, basada en los colores, los sabores, las vistas y las experiencias de la ciudad.

 

Cuenta con reconocidos artistas, diseñadores, escritores, ilustradores o creativos como Kassia St. Clair, Jason Polan, Lakwena Maciver y diversas organizaciones artísticas locales.

Ubicada en el número 251 de Spring Street, en pleno SoHo, abrirá sus puertas el 20 de agosto y permanecerá abierto, de jueves a martes, hasta finales de septiembre. Las entradas, ya disponibles, tienen un precio de 38 dólares (33,37 euros), y se asigna un tiempo estimado para cada visitante (con la finalidad de que puedan hacerse selfies sin aglomeraciones).

Al final de la exhibición, el color continúa con un mapa interactivo del vecindario que presenta más de 20 experiencias únicas escondidas en todo el centro de Manhattan 

Así, antes de que el otoño y los tonos grises y marrones apaguen la ciudad, Color Factory abre una nueva ventana a la vitalidad con su necesaria explosión de color.

Manhattan Color Walk from Color Factory on Vimeo.

Al final de la exhibición, el color continúa con un mapa interactivo del vecindario que presenta más de 20 experiencias únicas escondidas en todo el centro de Manhattan para que los visitantes de Color Factory las descubran y disfruten, incluyendo un carro de globos secreto creado en colaboración con Anagram Balloons.

El paseo de color de Manhattan

Entre las novedades de esta edición se cuenta Manhattan color walk, una instalación de acceso público y gratuito ubicada en el jardín de Cooper Hewitt Smithsonian Design Museum, con quien se ha colaborado en esta iniciativa.

Desde los cubos de lavanda a la bodega de la esquina pasando por el andamio verde bosque que cubre un edificio en construcción, Manhattan Color Walk rinde un homenaje especial a todos los colores que hacen única a la ciudad de Nueva York.

Cada color en la instalación corresponde a un momento específico que el equipo creativo de Color Factory encontró mientras exploraba 265 calles, desde la parte más alta de Manhattan en West 220th Street hasta Battery Park. Un trabajo que incluyó la realización de más de mil fotografías para crear este retrato cromático de la ciudad.

Manhattan color walk
El paseo del color incluye 265 colores inspirados en Nueva York. Color Factory.