Rincones secretos para descubrir la música en Barcelona

Lluís Cabrera, al frente del Taller de Músics, revela dónde se palpita la música en Barcelona.

Rincones secretos para descubrir la música en Barcelona

Lluís Cabrera, fundador del Taller de Músics, revela cuáles son sus sitios favoritos de Barcelona para descubrir el flamenco y el jazz

Juan Pedro Chuet-Missé

BARCELONA

31/03/2018 - 04:55h

Lluís Cabrera siente pasión por Barcelona. Pero es esa pasión de una relación prohibida, marginal. “Barcelona sería mi amante, porque me interesa la ciudad clandestina, donde ocurren cosas”, describe.

Este catalán de adopción nacido en Arbunel (Jaén) cuenta con una larga carrera de reivindicaciones y luchas sociales en los últimos años del franquismo, con un activismo concentrado en la zona de Nou Barris, en esos sitios que eran un vergel de reclamos y protestas ante la marginalidad y la indiferencia de las autoridades.

El Taller de Músics

Tras las legendarias 30 horas de fiesta popular que dio nacimiento al Ateneo Popular de Nou Barris en 1977 decidió cambiar el activismo a pie de calle por el cultural, con la creación de Taller de Músics, el centro educativo y de divulgación de la música que desde 1979 dio una nueva orientación al flamenco, el jazz, y otros ritmos musicales por medio de los espectáculos y la educación.

Criado en Nou Barris, con su trabajo en el corazón del Raval, Cabrera reside en Gràcia, “donde estás en el cogollo de todo y pasas desapercibido”. Hablar con este músico y ensayista es viajar de barrio a barrio, saltando con descripciones de personajes de la Barcelona más canalla, recordando sitios desaparecidos o de existentes pero ocultos al resto de los ciudadanos.

tablado cordobes
El Cordobés, uno de los mejores sitios para escuchar flamenco en Barcelona.

Secretos del flamenco

Desde que catapultó a la Peña Flamenca Enrique Morente, ha descubierto todos los secretos del flamenco que podían surgir en Barcelona. “Los que vivimos y estamos empadronados no vamos a los tablados de la ciudad, pero hay auténticos artistas por descubrir”, dice.

Lluís Cabrera: “con Barcelona tengo una relación de pasión clandestina, porque me gusta la cara más canalla de la ciudad”

Cabrera dice que quien quiera escuchar auténtico flamenco no debe dejar de pasar por El Cordobés (Ramblas 35), el Tablao de Carmen (Poble Espanyol), Los Tarantos (Plaza Real), el Patio Andaluz (Rocafort 231) y el Jazz Sí Club (Requesens 2), “nuestro club, que todo el año tocamos flamenco viernes y sábados”.

Recuerdos de la Barcelona canalla

Estos establecimientos, con distinta suerte, heredan esa Barcelona emergente de las décadas de los 70 y 80, donde en sitios como La Macarena (en el Barrio Gótico) se juntaban espontáneamente músicos, cantaores y bailarines a improvisar en lo que ahora se conoce, más sofisticadamente, como jam sessions.

cabrera raval
Lluís Cabrera en el barrio del Raval, a la vuelta de su Jazz Sí Club.

“Ahí estaban Juan de la Vara, uno de los mejores artistas de fandango, que era pariente de Carmen Amaya, la gran bailaora. También la Clemen, una señora mayor que cantaba muy bien. Y había un local en el Eixample, en la calle Diputació, que iban Tete Montoliu y Mayte Martín”, recuerda Cabrera con memoria fotográfica.

Si se trata de escuchar jazz, “voy al Jamboree, en la Plaza Real, o al Harlem (Comtessa de Sobradiel 8)”, sugiere.

Nuevos valores musicales

Y para descubrir nuevas sensaciones, invita al Robador 23, abierto por Juan Pablo Balcazar, un exalumno del Taller de Músics que apostó por un sitio de experimentación “donde los músicos se reúnen para tocar, beber y disfrutar”.

Tener un local donde ofrecer música es complicado, en una ciudad “con excesivas normativas que impide el trabajo empresarial o la emprendenduría”, critica Cabrera.

Sabe de lo que habla: mantener vigente al Jazz Sí Club no es fácil, entre la protesta de algún vecino y las exigencias de la administración pública.

"Las normativas impiden el trabajo empresarial", dice el fundador del Taller de Músics

Pero el creador del Taller sigue adelante con este pequeño bar con un escenario, un lugar donde se puede escuchar desde jazz a flamenco, pasando por el blues, el rock o la salsa cubana.

jazz si club
En el Jazz Sí Club se realizan conciertos de jazz, flamenco, rock y otros ritmos.
 

Desfile de talentos

Este local es el canal de exposición de los talentos que pasan por su escuela de música, a lo que se agregan la organización y gestión de más de 300 conciertos anuales (que se suman a las 360 presentaciones del Jazz Sí Club).

Cuando no está sumergido en el mundo de la música, a Cabrera le gusta aislarse en la plaza Sant Felipe Neri, o tomar una tila en el bar Canigó, en pleno barrio de Gràcia. Busca esos bares que todavía funcionan como centros de socialización, de encuentro, de una ciudad que tiene rincones que se niegan a perder su identidad.