Estos son los ganadores y perdedores del MWC

El segmento de los viajes corporativos resiste en Barcelona el impacto de las tensiones soberanistas. EFE/ Toni Albir.

Estos son los ganadores y perdedores del MWC

Mientras que los comercios turísticos ganan un 43% de ventas, los restaurantes y centros de ocio pinchan durante la semana del MWC

Juan Pedro Chuet-Missé

BARCELONA

02/03/2018 - 13:01h

El sol no siempre sale para todos: el Mobile World Congress ha generado un impacto económico de 470 millones de euros en Barcelona y L’Hospitalet.

Pero hay sectores que no han visto los frutos esperados. La Federació Catalana d'Associacions d'Activitats de Restauració i Musicals (Fecasarm) lamentó que el sector del ocio y la restauración recaudó un 30% menos respecto a la edición anterior del MWC. “Y quizás sea más, hasta un 40%”, indica Joaquín Boadas, secretario general de la entidad.

Caída en la recaudación de restaurantes

Fecasarm había calculado que durante los cuatro días del congreso los locales de gastronomía y ocio iban a facturar 121 millones de euros, lo que iba a suponer un aumento del 4,5% respecto al 2017. Pero las últimas cifras indican que han podido recaudar entre 75 y 80 millones.

Los restaurantes y discotecas tuvieron un descenso del 30% de la recaudación comparado con la edición anterior del MWC

La asistencia al MWC fue similar a la del año pasado: 107.000 personas contra 108.000 de la otra edición. Si la concurrencia apenas disminuyó, la causa del pinchazo en la restauración tiene que ser otra.

El varapalo del clima

Para el presidente de Fecasarm, Salvador Vilanova, la “climatología adversa ha hecho que mucha gente decidiera no salir”, también atemorizada por los avisos de alerta que habían emitido las autoridades. Durante los días del evento Barcelona sufrió una de las semanas más frías del año, e incluso llegó a nevar por primera vez en ocho años.

Para el titular de la Federación, las cifras de recaudación han sido peores que las de una semana cualquiera en invierno. Además, agregó Boadas, el consumo fue muy atomizado, centrado en los locales cercanos a los hoteles o a la Fira de Barcelona, lo que ha perjudicado a los restaurantes y discotecas más alejados.

Mejor a los comercios

A los que les ha ido mejor es a los comercios enfocados al turismo: al menos el 43% han aumentado sus ventas durante el MWC, calculó Barcelona Oberta, entidad que aglutina a los 16 principales ejes comerciales y turísticos de la ciudad.

Alrededor del 20% de los socios de Barcelona Oberta aumentaron su facturación hasta un 5%, el 15,7% llegaron hasta el 10%, y sólo un 5,7% logró recaudar más del 10% que cualquier otra semana.

Más contrataciones

Uno de cada cuatro locales ha tenido que contratar personal adicional, principalmente en el sector de la restauración, aunque visto el análisis de Fecasarm, la decisión no ha sido la más acertada.

Coincidendo con esa Federación, los socios de Barcelona Oberta precisaron que el temporal de lluvia y nieve de la semana disminuido los desplazamientos de los congresistas a los ejes comerciales, concentrándose más en el recinto ferial y en zonas de ocio cercanas a los alojamientos.

También en El Prat

Los comercios del aeropuerto de El Prat aumentaron sus ventas un 43%, un índice similar al del año pasado. De los artículos con más salida, los perfumes, vinos, recuerdos y turrones han sido los más demandados.

Si bien los taxistas que llevaban pasajeros entre la termina y la ciudad tuvieron un incremento de sus viajes, en total realizaron un 14,24% menos de traslados que la edición anterior.

Hoteles y apartamentos

El Gremi d’Hotels de Barcelona no difundió cifras oficiales del impacto del MWC, pero con una asistencia similar, los hoteles vieron que la ocupación fue del 100% el lunes 26 de febrero y martes 27, y del 95% el miércoles 28 y el jueves 1 de marzo.

Según precisó su presidente Jordi Clos a TV3, tras “dos meses de bajadas considerables”, en enero se ha crecido “sensiblemente” la ocupación, y gracias “al éxito del Mobile”, en febrero los registros “quedarán igual a las del año pasado”.

La Asociación de Apartamentos Turísticos de Barcelona (Apartur) confirmó que han tenido “ocupación plena” durante el congreso, y Airbnb había calculado que sus huéspedes recaudarían cinco millones de euros alquilando sus propiedades a los asistentes al MWC.