Ni Sídney ni Melbourne: cinco razones para visitar Canberra

Canberra destaca por su ordenado urbanismo y las variadas actividades al aire libre. Foto: Turismo de Australia.

Ni Sídney ni Melbourne: cinco razones para visitar Canberra

La capital de Australia suele estar eclipsada por sus hermanas mayores. Sin embargo, la ciudad tiene sus atractivos para atraer al turismo

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

14/11/2019 - 13:58h

Canberra fue fundada para poner fin a la histórica rivalidad entre Sídney y Melbourne, las mayores metrópolis de Australia. Aunque eclipsada por estas ciudades, la capital política del país cuenta con interesantes atractivos turísticos para descubrir.

Galería Nacional de Australia

Canberra cuenta con uno de los principales museos de arte del país. La Galería Nacional tiene un patrimonio de 160.000 obras, entre ellas creaciones de Andy Warhol y Jackson Pollock; así como legados del arte de la Polinesia y de los años de la colonización británica.

[Para leer más: Por qué estos diez países trasladaron su capital]

Pero el museo es más importante por su colección de arte nativo australiano, con objetos y representaciones de hasta 50.000 años de antigüedad.

Memorial Aborigen, el homenaje a los nativos australianos. Foto: Galería Nacional de Australia.
Memorial Aborigen, el homenaje a los nativos australianos. Foto: Galería Nacional de Australia.

Una de las obras más recomendadas es el Memorial Aborigen, 200 troncos revestidos de motivos tribales que recuerdan a los nativos que murieron defendiendo su tierra.

Los parlamentos

El nuevo edificio del Parlamento de Australia, inaugurado en 1988, tiene un detalle interesante: el techo está recubierto de césped, y el público puede caminar libremente por él; una metáfora para recordar a los políticos que el poder reside en el pueblo y no al revés.

Construido en mármol y vidrio, el edificio tiene forma de dos búmerans entrelazados, con un gigantesco mástil donde flamea una bandera.

Los visitantes del Parlamento de Australia pueden caminar sobre las cabezas de los políticos, ya que el techo está recubierto por un césped

Con 4.700 estancias, gran parte del edificio se puede visitar, donde destacan la cámara de los senadores decorada de rojo y la de los representantes en verde.

 El edificio del parlamento fue inaugurado en 1988. Foto: Turismo de Australia.
El edificio del parlamento fue inaugurado en 1988. Foto: Turismo de Australia.

También vale la pena visitar el viejo edificio del parlamento, no tanto por su simple estilo neoclásico, sino porque es sede habitual de conciertos y exposiciones.

Urbanismo y náutica

El lago Burley Griffin rodea a Canberra y en su orilla se encuentran algunos de los edificios públicos más importantes, como la Biblioteca Nacional. Ahora que llegó la primavera al hemisferio sur la formación lacustre se llena de barcos a vela, tablas de windsurf, kayaks y miles de apasionados por los deportes náuticos.

[Para leer más: Australia expulsa a los turistas de su monte sagrado]

El nombre del lago homenajea al diseñador de la ciudad, que ganó el concurso de 1912 para crear una nueva capital para Australia. Sin embargo el mérito del trabajo corresponde a su esposa Marion Mahony, una brillante discípula de Frank Lloyd Wright.

Atardecer en el lago Burley Griffin. Foto: Visit Canberra.
Atardecer en el lago Burley Griffin. Foto: Visit Canberra.

Estas historias y la génesis urbanística de Canberra se puede descubrir en la National Capital Exhibition, un pequeño museo sobre la creación de la ciudad.

Deportes al aire libre

Cerca de Canberra hay dos pequeñas montañas, la Black Mountain y Ainslie, que son una interesante opción para los amantes del senderismo y las vistas panorámicas.

A dos horas de Canberra está el monte Perisher, uno de los pocos sitios de Australia donde es posible esquiar

Para los que quieren una alternativa más intensa está el ascenso al Targangal, de 2.228 metros, el pico más alto del país. A su alrededor se erige un parque nacional de casi 7.000 kilómetros cuadrados con abundantes cuevas y géisers.

A pocos minutos de Canberra se despliegan numerosas opciones de deportes y actividades al aire libre. Foto: Turismo de Australia.
A pocos minutos de Canberra se despliegan numerosas opciones de deportes y actividades al aire libre. Foto: Turismo de Australia.

Los amantes de la pesca suelen concurrir al lago Jindabyne, mientras que en invierno es posible deslizarse por las nieves del monte Perisher, a poco más de dos horas, que tiene cuatro centros de esquí.

Vinos y cervezas

Aunque los vinos de Canberra no tiene la reputación de las regiones de Margarite River o Hunter Valley, de a poco están surgiendo como una interesante alternativa.

Cada vez hay más fábricas de cerveza artesanal en Canberra. Foto: Turismo de Australia.
Cada vez hay más fábricas de cerveza artesanal en Canberra. Foto: Turismo de Australia.

En bodegas como Lerida Estate, Capital Wines y Mount Majura Vineyards se pueden probar los vinos elaborados con variedades como Riesling, Chardonnay, Sauvignon blanc, Sémillon, Cabernet Sauvignon, Shiraz, Viognier, Tempranillo, Pinot noir y gris.

La ciudad se está convirtiendo en una meca de las cervezas artesanales, con grandes bares con destilería propia como Capital Brewing Company (donde sus hamburguesas son célebres) o Bentspoke Brewing Co.