¿Nostálgico de los videojuegos? Esta exposición es para ti

Gameplay, una exposición para nostálgicos (y no tanto) de los videojuegos. Foto: CCCB.

¿Nostálgico de los videojuegos? Esta exposición es para ti

La muestra Gameplay, en el CCCB, reflexiona sobre el impacto de los videojuegos en la sociedad, así como su evolución tecnológica

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

19/12/2019 - 10:57h

Los videojuegos recorrieron un largo camino desde el Pong, de 1972, hasta el polémico Fortnite. Muchas veces denostado, su influencia creció hasta tener un impacto económico similar al de las grandes producciones de cine.

Esto es lo que se puede ver en la exposición Gameplay, que organiza el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona desde este jueves hasta el 3 de mayo.

Del Atari a la realidad virtual

La muestra viaja por los orígenes de los videojuegos, desde su popularización en los ’70 y ’80 con las máquinas de pago con fichas hasta el salto a las consolas domésticas.

En 28 puntos interactivos los visitantes podrán recordar los grandes éxitos de los ’80 y jugar en complejas producciones interactivas

Luego recorre la constante evolución con los ordenadores y el regreso a las consolas, cada vez más potentes para dar carril a juegos de un realismo y nivel de argumento que crecen a pasos agigantados.

Final Fantasy X, un éxito de la última década. Foto: CCCB.

Final Fantasy X, un éxito de la última década. Foto: CCCB.

Un nuevo lenguaje

La expansión por los móviles y tabletas y la llegada de la realidad virtual son otros hitos de su historia, que excede el marco del mando y conquista a otros campos sociales.

El lenguaje que crearon los videojuegos “se infiltró en todos los ámbitos de la vida, porque funde el juego para explicar historias, y se ha convertido en un medio expresivo muy potente que habla mucho de la cultura occidental”, explicó Óliver Pérez, uno de los comisarios de la exposición.

[Para leer más: Iberia estrena juegos de realidad virtual en sus viajes largos]

En la muestra hay 28 puntos interactivos para que el público pueda revivir su nostalgia en juegos como el Pac Man o el Donkey Kong hasta los éxitos de las consolas de última generación y con tecnología inmersiva.

Los videojuegos pueden generar obras de arte. Foto: Edith Finch.

Los videojuegos pueden generar obras de arte. Foto: Edith Finch.

Cinco niveles para explorar

Como si fuera un juego, la exhibición se divide en cinco niveles, que tienen los orígenes de los videojuegos como punto de partida.

Allí el espectador puede ver los primeros pasos del fenómeno con vídeos, las primeras consolas originales e instalaciones artísticas.

La muestra Gameplay se divide en cinco niveles, que analizan la evolución histórica y su impacto social

El segundo nivel refleja la relación de los videojuegos con la cultura del cómic, los superhéroes y los juegos de rol; mientras que en el tercero tienen protagonismo los videojuegos independientes, con un parque lúdico con pantallas de gran formato.

Bubbles, uno de los juegos interactivos de Gameplay. Foto: CCCB.

Bubbles, uno de los juegos interactivos de Gameplay. Foto: CCCB.

El cuarto nivel pretende mostrar esos videojuegos con acento social que están concienciados con las problemáticas actuales, que no estigmatizan por razones de género e invitan al activismo y la empatía del usuario.

Finalmente, el último nivel muestra como el fenómeno se ha filtrado en la vida de la gente en distintos niveles con videojuegos educativos y militares pero también con el auge de los youtubers, los eSports, y los juegos para móvil.