Nueva alarma roja en Shanghai por la polución

Nueva alarma roja en Shanghai por la polución

Las autoridades chinas urgen a niños y personas mayores a “quedarse en casa”

Ignasi Jorro

Barcelona

30/01/2014 - 21:26h

Los altos niveles de polución son un grave problema en China
El nuevo sistema de alarma contra la polución en Shanghai (China), se ha estrenado confirmando lo peores temores. La calidad del aire en la megalópolis asiática, medido por el índice AQI , marcaba ayer 257 puntos, nivel considerado “muy nocivo”.

 
 
Se recomienda a niños y mayores no salir de casa
Las recomendaciones oficiales para este escenario se centran en evitar actividades deportivas prolongadas al aire libre y recomendar a niños y personas mayores no salir a la calle para evitar la exposición a la contaminación. Asimismo, las autoridades de la municipalidad han llamado a personas con problemas cardíacos o respiratorios a quedarse en casa.

Con todo, los 257 puntos de ayer nos significan que la ciudad esté en estado de alarma. Para entrar en alerta azul, las particulas en suspensión y gases tóxicos deberían permanecer al mismo nivel durante doce horas más . Los siguientes escenarios son la alerta amarilla (48 horas), naranja (72 horas) y roja (índice AQI por encima de 451 puntos durante 24 horas).

Así, la pobre calidad atmosférica de ayer no preveía ningúna intervención gubernamental, aunque las autoridades admiten que los efectos de la concentración de gases “son demostrables en la mayoría de la población y particularmente lacerantes en ciudadanos con dolencias respiratorias o cardíacas”.

El sistema de alarma contra la contaminación se estrenó el pasado 16 de enero. La codificación por colores es parte de un plan más ambicioso presentado por la Oficina de local de Protección del Medio Ambiente. El plan prevé acciones coordinadas con los municipios vecinos y la prohibición de concentraciones humanas y suspensión de clases escolares en caso de alerta roja.

 
 

La polución ahuyenta a los turistas
Cabe recordar que los altos niveles contaminación en China se han convertido en un quebradero de cabeza. Algunos medios como The Wall Street Journal advierten que el turismo en algunas zonas del gigante asiático se redujo a la mitad en 2013 a causa de la nocividad del aire.