El mejor palco para recibir al Año Nuevo en Times Square

The Knickerbocker se encuentra a 50 metros de la bola de cristal de Times Square.

El mejor palco para recibir al Año Nuevo en Times Square

Sin necesidad de esperar horas en la intemperie, el hotel The Knickerbocker cuenta con una exclusiva terraza vip para ver la fiesta en Times Square

Juan Pedro Chuet-Missé

BARCELONA

28/12/2018 - 16:32h

¿Qué hacer en fin de año en Nueva York? Los que se animan a combatir el frío proponen pasar la Nochevieja en Times Square, mientras la gigantesca bola de cristal baja lentamente y se cuentan los últimos segundos antes de que llegue el 2019.

Pero esta idea es imitada por un millón de personas que se agolpan en el corazón de Manhattan, por lo que la famosa ceremonia tendrá que ser seguida a la distancia por pantallas de video si no se llega con muchas pero muchas horas de anticipación.

Lejos de los agobios

Pero hay alternativas propias de un turismo de alta gama para recibir el Año Nuevo sin el agobio de las multitudes. En el cruce de la calle 42 con Broadway, a menos de 50 metros de la famosa esquina de Times Square se encuentra el hotel The Knickerboker, que ofrece diferentes programas para recibir al nuevo año en una velada muy exclusiva.

Este hotel construido en 1906 es uno de los alojamientos más emblemáticos de la Gran Manzana, y según la leyenda, es el sitio donde se sirvió el primer martini de la historia.

Tres opciones para pasar año nuevo

En su terraza llamada St. Cloud los huéspedes y visitantes pueden elegir cuatro alternativas para ver la caída de la esfera de cristal y brindar por la llegada del 2019.

La más económica es la Plata: por 954 euros por persona se puede subir a la terraza, ubicada a 17 pisos de altura, para disfrutar de un cóctel a partir de las 21:00 horas, y esperar a que caiga la bola de cristal.

El hotel The Knickerboker ofrece opciones desde los 1.000 a los 110.000 euros para ver la caída de la bola de cristal en Times Square

Le sigue la opción Oro: por 3.783 euros se ofrecen dos entradas, dos noches de hotel, aperitivos, cena tipo buffet, bar con bebidas de primera línea, shows en vivo, accesorios como guantes y mantas (el 31 de diciembre se espera que apenas se superen los cero grados, si no sopla viento) y copas de champagne a la medianoche.

The Knickerbocker 2
Un millón de personas se concentran en Times Square para la Nochevieja.

La siguiente opción es Platino. El coste es de 4.734 euros y permite acceso de categoría vip, asientos reservados para ver la caída de la bola de cristal, bar con bebidas ‘ultra premium’ y servicio de descorche, calentadores personales, mantas y servicio de mayordomo.

Pero todos estos servicios también se incluyen en unas casetas reservadas para pocos, solo para los que puedan pagar 110.000 euros por estos cubículos vip. Pero como pueden albergar hasta 25 personas, el precio no es muy diferente a la categoría Platino si se logra juntar a esa cantidad de asistentes.

Sinónimo del lujo en Nueva York

The Knickerbocker alojó a algunas de las celebridades más famosas del siglo XX, como Francis Scott Fitzgerald o John Rockefeller, quien solía usar una entrada semi clandestina ubicada junto al metro.

Después de los años de la ley seca el hotel cerró sus puertas por varias décadas hasta que reabrió con un glamour que se creía olvidado en 2015.