Nueve pistas de esquí a las que acceder volando

St. Moritz se hizo famosa por ser escenario de la película de James Bond. Wikipedia.

Nueve pistas de esquí a las que acceder volando

Estos resorts ofrecen un aeropuerto a menos de diez kilómetros para que esquiar sea la única preocupación

Esquiar es uno de los grandes placeres que nos regala el invierno. Sin embargo, llegar hasta las estaciones no siempre es tan placentero debido a las condiciones climatológicas y a su difícil localización entre montañas. Por ello, algunas pistas ofrecen la posibilidad de volar hasta ellas y así evitar la parte más tediosa de esquiar: llegar hasta la nieve.

Aquí ofrecemos una clasificación con las nueve pistas de esquí que disponen de un aeropuerto a un máximo de nueve kilómetros:

1) Courchevel, Francia

Lara Gut in Courchevel, 20 december 2015 07
Courchevel cuenta con la pista de aterrizaje más alta de Europa | Wikimedia

Cuando se trata de llegar a una pista de esquí volando, Courchevel es la reina. No en vano, esta zona cuenta con la pista de aterrizaje más alta de Europa, a 2.000 metros de altura.

Además, la estación de esquí suma siete estrellas Michelin y una constelación de hoteles de cinco estrellas, entre los que destacan Cheval Blanc y Les Airelles.  

2) Meribel, Francia

En pleno corazón de Los Tres Valles, la zona de esquí más grande del mundo, se sitúa Meribel. Esta pista ha incorporado el servicio aéreo, con el que poder acceder a través de avioneta a 400 metros de altura (gozando de unas vistas espectaculares).

Fundada en 1930 por el Coronel Peter Lindsay, Meribel cuenta con más de 100 kilómetros de pistas de esquí, aprovechando la extensión del Mont du Vallon, con su pico a 2.990 metros.

3) Gstaad, Suiza

La actriz Julie Andrews solía mencionar que Gstaad es “el último paraíso en este mundo loco”. Y no debía irse muy lejos: este resort cuenta con alguna de las mejores pistas de Europa. 

Tampoco falta el lujo en Gstaad. La estación cuenta con cinco hoteles de cinco estrellas, entre los que destaca el Gstaad Palace, cuya ambientación simula un castillo medieval.  

4) Zell am See, Austria

22223081636 330e58ec71 b
En Zell am See podréis esquiar a 3.250 metros | Flickr.

Menos de dos kilómetros separan la pista de aterrizaje y el resort Zell am See, en Austria. Como curiosidad, en Zell am See se puede esquiar en la zona de Kitzsteinhorn, a 3.250 metros.

Ubicado en la parte oeste del lago Zell, en la montaña Schmittenhöe, esta estación cuenta con más de 135 kilómetros de pistas de esquí para el disfrute de sus visitantes.

5) St. Moritz, Suiza

El aeródromo de Samedan acoge, cada año, a decenas de aviones privados de miembros de las clases más altas de Europa, dispuestos a disfrutar de sus pistas de esquí únicas.

No en vano en esta histórica pista de esquí se disputaron las Olimpiadas de Invierno de 1928 y las de 1948. Además, St.Moritz también se hizo famosa por ser el escenario de la película de James Bond La espía que me amó.

6) Veysonnaz/Nendaz, Suiza

El aérodromo de Sion, que antiguamente servía como campo base para la Fuerza Aérea Suiza, es hoy un aeropuerto privado que recibe vuelos semanales de Londres y Oporto diariamente.

Además, Veysonnaz y Nendaz se sitúan en la conocida como la zona de Los 4 Valles, el perímetro más grande de esquí de todo el país helvético.

7) Aspen, los EEUU

Snowmass Village
Aspen es el resort de esquí para los celebrities en Estados Unidos | Wikimedia

Al otro lado del charco también es una tendencia situar aeropuertos cercanos a las pistas de esquí. Y de todos los resorts, Aspen es probablemente el más famoso. De hecho, la estación, a dos kilómetros del pueblo, acoge anualmente a celebrities de todo el mundo.

8) Revelstoke, Canadá

Un billete de Vancouver a Revelstoke cuesta algo más de 4.500 euros. El aeropuerto, situado al corazón de Canadá, dispone de algunas de las mejores pistas de esquí del país, concretamente en el Monte Mackenzie.

Este resort cuenta con los más lujosos estándares de calidad: alojarse en el apartamento Bighorn en plena temporada alta, con 16 camas, cuesta más de 80.000 euros a la semana.

9) Telluride, Colorado

De pueblo minero a mediados del siglo XIX a cuna del esquí en norteamerica en menos 150 años. Ese es el camino que han seguido Telluride (Colorado) y sus montañas San Juan.

El aeropuerto regional de Telluride, a menos de cinco kilómetros del resort, recibe tanto vuelos de Great Lakes Airlines como chárteres privados.