Obama y Castro negocian abrir el turismo a Cuba

Obama y Castro negocian abrir el turismo a Cuba

El histórico apretón de manos entre los dos líderes, colofón a un tsunami de anuncios de nuevos vuelos a la isla

Ignasi Jorro

Barcelona

11/04/2015 - 11:16h

Raúl Castro (i) y Barack Obama, en la histórica imagen

La apertura económica de Cuba, incluida la turística, está cobrando dimensiones de tsunami. El presidente de EEUU y el del Consejo de Estado de Cuba, Raúl Castro, discuten hoy sobre nuevas maneras de abrir el turismo a la isla. De madrugada, ambos líderes han protagonizado un apretón de manos histórico que sella la apertura total de relaciones diplomáticas después de la Guerra Fría.

La foto, tomada durante la VII Cumbre de las Américas, se produce tras una cascada de anuncios de nuevos vuelos a la isla caribeña. Aunque oficialmente los enlaces están limitados, las compañías aéreas maniobran con éxito para lanzar conexiones regulares.

El último ha sido Island Travel and Tours, que volará de Orlando a La Habana cada miércoles a partir del ocho de julio. Antes, el miércoles, Cuba entrará en la plataforma CheapAir, la primera agencia on line (OTA) de EEUU en ofrecer billetes a la isla.

Nueva York, histórico

Los vuelos a Cuba no son algo nuevo. Oficialmente, viajar a la isla está permitido sólo en 12 supuestos (razones familiares, humanitarias, periodísticas...). Además, el monopolio de los vuelos lo tenían hasta ahora turoperadores de EEUU, muchos con sede en Miami.

Image and video hosting by TinyPic

El escenario se resquebraja. El deshielo de relaciones ha generado una avalancha de peticiones para viajar bajo los 12 supuestos. En marzo se estrenó el primer vuelo regular Nueva York-La Habana. Conexiones similares partirán de Tampa y Ottawa (Canadá).

Alojamiento

La renovada relación entre Cuba y EEUU también se está notando en el alojamiento. La pasada semana, Airbnb desbloqueó su oferta en la isla caribeña. Tiene listados más de 1.000 apartamentos. Además, varias cadenas americanas otean a los 300 hoteles que operan en Cuba. No obstante, los operadores europeos y españoles parten con ventaja.

Meliá está al mando de 27 alojamientos en la isla, diez más que Iberostar, ambos con presencia estable en toda la isla. Riu comanda el Riu Varadero, un megacomplejo de 1.100 camas frente al mar. Barceló ha optado por el mismo resort, con el Solymar Arenas Blancas y el Barceló Arenas Blancas. Por su parte, NH opera en La Havana con el NH Capri.

Image and video hosting by TinyPic

Aún así, el epítome de la nueva oferta de alojamiento en Cuba tras el desbloqueo es la renovación del Hotel New York de La Habana, nacionalizado tras la Revolución de 1959. Reabrirá en 2017 como hotel urbano de la mano de la cadena Gran Caribe.