Una obra desconocida de Gaudí resucita en las afueras de Barcelona

La cascada de Gaudí, que estuvo en los jardines de la Casa Vicens, fue reconstruida en Cornellà. Fotos: Agbar.

Una obra desconocida de Gaudí resucita en las afueras de Barcelona

El Parque de las Aguas de Cornellà reconstruye la cascada de Gaudí de la Casa Vicens, un trabajo que revela una faceta desconocida del arquitecto

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

22/03/2019 - 12:57h

A pocos minutos del centro de Barcelona la resurrección de una obra de Antoni Gaudí permite descubrir una faceta desconocida del arquitecto. La reconstrucción de la cascada de la Casa Vicens revela cómo el creador de La Pedrera y la Sagrada Familia gestionaba el agua como un recurso recreativo.

La Casa Vincens, en Gràcia, es uno de los últimos monumentos de Gaudí abiertos al público. Hasta hace pocas décadas era una vivienda particular. En 1945 la venta de las parcelas de sus hermosos jardines hizo desaparecer una cascada, edificada en ladrillo.

[Para leer más: Casa Vicens: Gaudí, aquí empezó todo]

Ahora esta pequeña obra de arte de la arquitectura modernista volvió a ver la luz. No se encuentra en su emplazamiento original, rodeado de edificios, sino en los jardines del Museo de las Aguas de Cornellà de Llobregat, que pertenece a la Fundación Agbar.

Cascada Gaudi

Fabricación artesanal

La cascada, realizada a partir de 27.000 ladrillos fabricados de manera artesanal y con diez metros de altura, tiene un arco parabólico sobre el que hay un paso interior.

La cascada permite descubrir cómo Gaudí gestionaba el agua como un recurso visual y que aportaba frescura en el verano

Sobre los dos pilares situados en cada extremo hay depósitos que permiten que el agua fluya, recreando los efectos naturales ideados por Gaudí.

Un original diseño de 136 años

Gaudí diseñó esta fuente ornamental en 1883 como elemento principal del jardín de la Casa Vicens. La infraestructura recreaba los efectos sonoros de una cascada, se hallaba a unos diez metros de la tribuna de la vivienda y le aportaba una agradecida cuota de frescor en el verano.

[Para leer más: Lo que Gaudí escondía]

"Es un precedente del aire acondicionado con ingenio", comparó el crítico y experto en la obra del arquitecto catalán, Daniel Giralt-Miracle a Europa Press.

Cascada Gaudi

La joya de la corona

"Estructuralmente es una pieza original y estéticamente es una obra cumbre. La joya de la corona de este parque", precisa en su libro Gaudí invisible, donde hay un dibujo con la fuente como una de las obras del arquitecto catalán derrumbadas.

Esta estructura no era una pieza solitaria sino que formaba parte de un conjunto con la casa y un templete con pozo.

El Gaudí desconocido

Este crítico de arte, comisario del Any Gaudí en 2002, destacó que la cascada se trata de una pieza potente de gran descaro, “genuinamente gaudiniana” en su capacidad experimental y su funcionalidad. Además permite descubrir "un Gaudí que no se conocía" con su uso del agua.

[Para leer más: Una aseguradora compra una de las últimas casas privadas de Gaudí]

La reconstrucción de la cascada de la Casa Vicens se realizó a partir de los planos originales, bajo la dirección del arquitecto Josep Vicenç Gómez Serrano, quien definió la forma de la construcción como "una catenaria invertida".

El arquitecto que la reconstruyó compara a la cascada como una catenaria invertida

Su construcción se realizó en seis meses, pese a la gran complejidad del proyecto, ya que cada fila de ladrillos es diferente al resto. La calificó como una obra "esbelta, delicada, con una simplicidad y contundencia muy fuerte".

Cascada Gaudi

Parte de la ruta Gaudí

La nueva obra se integrará a la reforma de los jardines del museo, que podrán ser visitados a partir de la Semana Santa.

Así esta cascada se integra en la ruta de las obras de Gaudí en Barcelona y alrededores, algunos de ellos poco conocidos por el público como el acueducto frente a la Torre Bellesguard, los jardines de Can Artigas en el Berguedà, la Casa Calvet en el centro de Barcelona o el monumento al Doctor Robert en la plaza Tetuán.

Cascada Gaudi