Cinco tentaciones para viajar a Nueva York

Nueva York, uno de los destinos que desaparecerán con la subida del nivel del mar. EFE

Cinco tentaciones para viajar a Nueva York

En Cerodosbé os traemos una mano de recomendaciones que huye del circuito turístico clásico sin riesgo de decepcionar al viajero

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

01/02/2017 - 06:00h

Hay ciudades en el mundo que no necesitan carta de presentación para convertirse un destino de referencia. Londres, París y, cómo no, Nueva York entran en la categoría de ciudades tan selectas que sobran las palabras para tratar de realizar una descripción ingeniosa que no haya sido mil veces repetida.

La ciudad que nunca duerme se erige como uno de los lugares imprescindibles para pasar unas vacaciones, al menos, una vez en la vida. Por ello, en Cerodosbé os traemos cinco recomendaciones fuera del circuito tradicional compuesto por la Estatua de la Libertad, Central Park y el Empire State Building.

The Modern

5 - -- Cenar en The Modern

El restaurante acaba de ser premiado por la Asociación Automovilística de Estados Unidos con Cinco Diamantes, la máxima calificación que otorga esta organización que cada año reconoce a los mejores hoteles y restaurantes de Norteamérica. Elegante y moderno, el establecimiento suma dos estrellas Michelin en su palmarés y presume de inspiración francesa.

Ubicado junto al MoMa, los clientes recomiendan optar por el menú de tres platos. Eso sí, tocará rascarse el bolsillo: el precio medio ronda los 100 euros.

Odell Beckham.

4 - -- Ver en directo a la penúltima estrella de la NFL

Si hay un nombre que haya revolucionado la escena deportiva de Nueva York en el último año se trata de Odell Beckham Jr, un receptor de los NY Giants, uno de los dos equipos de fútbol americano de la ciudad. Convertido en toda una estrella mediática, ya empieza a aparecer en series de televisión y hasta mencionado en películas de Hollywood.

La fama no está vacía: con sólo 24 años es el jugador más joven en alcanzar las 3.500 yardas y ha protagonizado la, para muchos, mejor recepción de la historia. Las entradas oscilan entre los 70 y los 140 euros, pero existen pocas experiencias más yankees que una jornada de fútbol americano.

Flatiron.

3 - -- Escalar el primer rascacielos de la ciudad

El Edificio Flatiron está considerado como el inmueble más alto del mundo hasta el año 1909. Calificado como el primer rascacielos de Nueva York, sus 20 pisos y su forma triangular es una imagen inolvidable de la Quinta Avenida. Actualmente, sus propietarios se plantean la opción de transformarlo en un hotel de cinco estrellas.

Recomendación de los compañeros de El País: El mejor lugar para observarlo “es la isleta peatonal al norte de la calle 23rd St, entre Broadway y la Quinta Avenida”.

Times Square

2 - -- Perderse en Broadway de la mano de Elton John y El Diablo Viste de Prada

Una década después de su estreno en cines, El Diablo Viste de Prada aterrizará en Broadway. En un momento en el que el éxito de La La Land coloca a los musicales de nuevo en la esfera cool, la película que protagonizaron Anne Hathaway y Meryl Streep llegará con la banda sonora del reconocidísimo Elton John.

Una combinación que tiene en vilo a los fans de la producción, entre los que se encuentra el mismo cantautor británico. “Reimaginar El Diablo Viste de Prada es algo súper emocionante, como gran fan del mundo de la moda no puedo esperar a hundir los dientes en este pedazo de la cultura popular”, celebra.

World Trade Center.

1 - -- Ir de compras por el World Trade Center

La Zona Cero de Nueva York resurge. Tras 15 años de obras, el World Trade Center no quiere anclarse en el pasado pero no olvida a las víctimas de los mayores atentados perpetrados en suelo estadounidense. Junto al museo 9/11, varios centros comerciales convierten la zona en un auténtico punto de referencia para los amantes de las compras.

El Brookfield Place se ha especializado en el segmento del lujo. Mientras, el Oculus diseñado por Santiago Calatrava  alberga las marcas tan distinguidas como Apple, Victoria’s Secret, Dior y Lacoste.