Las cinco cosas que NO hacer en San Fermín

Un grupo de jóvenes en San Fermín.

Las cinco cosas que NO hacer en San Fermín

Te damos una manita de consejos para visitar Pamplona durante sus populares fiestas y no morir en el intento

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

07/07/2016 - 19:57h

Vaya por delante que Pamplona es una ciudad maravillosa, pero la semana de San Fermín es la peor para visitarla. A la marabunta de gente que invade la ciudad se le une un hedor insoportable que, junto al calor y la capa de sangría que cubre el suelo de la ciudad, deslucen la capital Navarra.

Si pese a todo decides aparcar el sentido común y acercarte al masificado cóctel que protagonizan alcohol y cabestros, en Cerodosbé te recomendamos las cinco cosas que NO hacer para disfrutar, al menos un poco, de tu estancia.  

636035054820849553

5 . -- Alojarte en el centro de la ciudad

Todo son inconvenientes. El precio será abusivo y las camas disponibles muy limitadas. Además, el ruido y el olor te impedirán dormir en toda la noche. Si viajas como un señor, alójate a las afueras o en cualquier pueblo de alrededor. Si no, cualquier parque acaba siendo bueno para echar una cabezadita.

.

4 . -- Correr, y mucho menos de empalmada

Si cometes el error de acudir a Pamplona, ten una cosa clara: Los encierros, para los profesionales. Ni se te ocurra querer dártelas de algo que no eres ante los amigos que te están viendo por la tele. Mejor desde la barrera y, a poder ser, desde el tramo de Telefónica o Estafeta. Y luego, a dormir. 

.

3 . -- Llevar el iPhone 6 para sacarte tu mejor selfie

Cojas el teléfono que cojas acabara lleno de sangría, y entre la marabunta es probable que caiga al suelo en varias ocasiones mientras le cuentas a tu madre lo bien que te estás portando. Debes tener en cuenta la probabilidad de que no vuelva contigo, pues los carteristas se mueven a su antojo por la ciudad estos días. Y por favor, ni se te ocurra echarte un selfie con los toros.

.

2 . -- Viajar con lo puesto

Acabarás mojado, probablemente de todo menos de agua. Hazle caso a tu madre y trae una camiseta y un pantalón de recambio. La mezcla entre sangría, césped y sudor pueden formar un cóctel mortal que, de buen seguro, llevará la muda directa a la basura. Y, sobre todo, ni se te ocurra llevar calzado abierto si no quieres ir tropezando con el pegajoso suelo de Pamplona.

.

1 . -- Ir

Lo sentimos. No podemos dejar de intentar convenceros de que no vayáis, de verdad. En julio, las temperaturas son ideales en Galicia y en el País Vasco. Ya será momento de visitar Pamplona en otro momento, con las calles limpias y sin tener que sortear turistas ebrios por los callejones. ¡Que los encierros se ven mejor con un ojo en la tele y el otro en twitter!