El parque de Star Wars lleva la diversión a una nueva dimensión

Los soldados imperiales esperan en el nuevo parque Star Wars: Galaxy Edge. Fotos: Disney Corp.

El parque de Star Wars lleva la diversión a una nueva dimensión

Disney abre las puertas de su mayor parque temático. Star Wars Galaxy Edge sumerge a los visitantes en una vertiginosa (y lucrativa) aventura espacial

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

30/05/2019 - 12:57h

Disney se frota las manos ante el seguro éxito de Star Wars: Galaxy Edge, el nuevo parque de atracciones de la saga galáctica que este viernes abre sus puertas. En las presentaciones previas a la prensa se revela una aventura inmersiva como nunca antes se había visto, con un fabuloso negocio en la venta de recuerdos y comidas.

El nuevo parque, de 5,7 hectáreas, es la mayor ampliación que Disney jamás haya hecho en sus instalaciones. El centro de Disney en Florida será el primero en abrir, y el 29 de agosto será el turno de un parque gemelo, el de Anaheim (California).

[Para leer más: Las entradas para el parque de Star Wars se agotan en un instante]

Antes de que las multitudes se agolpen en la puerta –con un sistema de reserva previa que evita las aglomeraciones- Disney realizó preaperturas con medios invitados, y de paso verificaban las reacciones del público y daban los últimos retoques a las atracciones.

Dimensiones gigantescas

Para las instalaciones se usaron casi 20.000 metros cuadrados de cartón piedra y unos 25.000 metros cuadrados de yeso pintado.

star parque 1
El parque tiene una réplica del Halcón Milenario de 30 metros de largo.

Inspirado en los mercados de Estambul y en los bosques petrificados de Arizona los creativos han creado un pueblo llamado Puesto de Avanzada de la Aguja Negra, ubicado en el planeta de Batuu, supuestamente ubicado en los extremos de la galaxia.

Disney invirtió 1.000 millones de dólares en el parque, entre demoliciones de antiguas atracciones y en construir una nueva ciudad

La mayor parte de las referencias en el parque se remiten a las dos últimas películas (El despertar de la fuerza y Los últimos Jedi), con varios guiños a las tres primeras realizadas a fines de la década de los 70 y principios de los 80.

La atracción estrella

En el parque los visitantes se podrán topar con un X-Wing, la nave de combate de los rebeldes; pero lo que deja boquiabiertos es la réplica, seguramente a tamaño real, del Halcón Milenario.

star wars galaxy s edge
Los visitantes podrán pilotear el Halcón Milenario.

La nave de Han Solo mide unos 33 metros, y en su interior se encuentra la atracción estrella: Millenium Falcon: Smugglers Run, donde la trama es escapar con un contrabandista del asedio de las naves imperiales. Uno puede elegir ser piloto, tirador en los láser de defensa o ingeniero de vuelo, y según la pericia la misión puede triunfar o fracasar.

Una app para una experiencia completa

Con el uso de la app que Disney invita a descargar los visitantes pueden presumir de logros en el Halcón Milenario, pero otras personas también pueden criticar on line la performance en caso de haber sido destruidos por las tropas imperiales.

El uso de esta app, llamada Datapad, es un paso más para la inmersión de los turistas. Con ella se pueden traducir los símbolos escritos en el alfabeto de Star Wars, interactuar con los androides que se cruzan por el camino y coleccionar objetos virtuales para ganar puntos.

[Para leer más: Así serán los nuevos parques temáticos de Star Wars]

Tras la presentación del Halcón Milenario a finales de año se abrirá Star Wars: Rise of the Resistance, que los directivos de Disney prometen de que será la atracción más vertiginosa y con la mayor tecnología que se haya creado.

star parque 4
La decoración se inspiró en los mercadillos de Estambul.

Comprar y comprar

Disney espera llenar sus arcas con la fiebre consumista de los visitantes. Alrededor de 700 artículos únicos estará a la venta en las tiendas, disfrazadas de mercadillos, puestos de chatarra y comercios de aire clandestino.

Por ejemplo será posible armar un sable láser entre 120.000 combinaciones de luces, sonidos, empuñaduras y efectos. ¿Su precio? Unos 178 euros.

Por menos de 200 euros los visitantes pueden armar un sable láser personalizado

Por 89 euros se puede ir a un taller de desguace, recoger piezas y armar un androide a gusto, que además puede andar e interactuar gracias a la tecnología Bluethooth. Los organizadores dicen que hay 280.000 variantes posibles, para que nadie se lleve un robot idéntico al del vecino.

Preparando las tarjetas de crédito

La cantidad de recuerdos a la venta es inconmensurable: hay trajes, cascos (el del piloto del TIE imperial cuesta 400 euros), objetos decorativos, golosinas, hologramas, muñecos, joyas (una copia de las usadas por la Princesa Leia sale 1.800 euros) y un largo etcétera.

star parque 2
Los trabajadores de Galaxy Edge posan antes de la apertura del parque.

¿El más valioso? Una réplica en tamaño real de R2-D2, con sus mismos sonidos y zumbidos, por 22.500 euros.

Eso sí: solo los menores de 14 años están autorizados a vestir con un traje en las instalaciones. Es que el parque está lleno de figurantes disfrazados de tropas imperiales, soldados rebeldes, habitantes de planetas remotos (pero vistos fugazmente en las películas) y cada tanto aparece algún Chewbacca o una Rey para animar la visita.

A la hora de comer

El apartado gastronómico puede ser tan atractivo como los juegos y las compras. Como se supone que es un planeta remoto, los platos se centran en ingredientes de granjas cercanas y productos de proximidad.

Pero todos están disfrazados con guiños a las películas, como las costillas ahumadas de Kaadu (en realidad es cerdo, pero cita a esa especie de canguro del pueblo de Jar Jar Binks) o el Tip-Yip frito (gallina de la luna Endor, de El Regreso del Jedi). En total hay más de 50 platos para elegir en la carta.

Todos los platos, unas 50 variedades, tienen referencias a las especies animales y vegetales de las películas

Por primera vez Disney vende alcohol en sus parques, y en la Cantina de Oga (un guiño a la de Mos Esley, en la primer película) se puede probar el Rancor Sangriento, un bloody mary galáctico. Sí, también hay leche azul, como la que bebía Luke Skywalker.

star parque 5
Las comidas y bebidas están inspiradas en el universo de Star Wars.

Llenar las arcas

Con las atracciones, la venta de recuerdos y los consumos de comidas y bebidas Disney espera recuperar rápidamente los 1.000 millones de dólares que invirtió en demoler antiguas instalaciones y construir el nuevo parque de atracciones.

Visto la rapidez con que se agotaron las entradas para el primer mes de visitas, los directivos del emporio de entretenimiento y comunicación creen que van por el buen camino.