Sant Antoni, la nueva patria hipster de Barcelona

Els Surtidors del Parlament, uno de los locales gastronómicos que le ha cambiado la cara a Sant Antoni.

Sant Antoni, la nueva patria hipster de Barcelona

El popular barrio de Sant Antoni cambia velozmente, y se ha convertido en el nuevo polo gastronómico y de tendencias de Barcelona

Juan Santiago Castro

BARCELONA

16/10/2017 - 04:55h

Balcones, plantas y hierro forjado en ventanales y puertas son el marco característico del barrio de Sant Antoni. Este barrio, ubicado en la Esquerra de l’Eixample se ha convertido en los últimos años en el barrio de moda de Barcelona con su ambiente sencillo pero con estilo, con el surgimiento de bares, restaurantes y tiendas que marcan una nueva pauta en la ciudad. Podemos afirmar que es considerado como la nueva patria hípster de Barcelona.

Hasta hace pocos años, los locales que ahora funcionan como galerías de arte, pastelerías, tiendas de muebles vintage, de diseñadores independientes, mercados orgánicos, o fondas slow food se encontraban cerrados y solo se podía leer un tímido cartel de “se alquila”. Otros campeaban como podían la crisis que sacudía al comercio minorista.

Sant Antoni parecía estar lejos de los mapas de los turistas. Pero en un abrir y cerrar de ojos, las calles se inundaron de avisos en inglés que publicitaban cerveza a dos euros, venta de productos saludables y promociones en gin tonics y otros cócteles.

Este barrio hasta hace pocos años recibía poca atención, pero sus tendencias alternativas hacen que se gane el interés de un nuevo público.

Las calles de Sant Antoni son tranquilas pese a estar cercanas al centro de la ciudad y al bullicioso barrio del Raval. El nuevo sector hispter de Barcelona atrae urbanitas de aquí y afuera, artistas de vanguardia y jóvenes profesionales . En las plazas y parques del barrio conviven ancianos que juegan a la petanca y millennials que van en busca de un bar para disfrutar del vermú del mediodía.

El mercado se renueva junto con el barrio

Un cambio de generación que coincide con una mayor inversión inmobiliaria y la llegada de tiendas y locales de estilo alternativo. A esto se le suma la remodelación del Mercat de Sant Antoni, obra modernista de Antoni Rovira i Trias, el espacio más famoso del barrio.

mercat de sant antoni
El Mercado de Sant Antoni es uno de los sitios más representativos del barrio. 

El ayuntamiento de la ciudad espera que el emblemático mercado atraiga miles de visitantes una vez reabra sus puertas en la primavera de 2018, y sea un nuevo foco turístico de la ciudad, al ser incluido dentro de las paradas del bus turistic.

Pero hay cosas que nunca cambian, como la feria de cada domingo en que se despliegan docenas de puestos de libros de segunda, sellos, revistas, comics y discos; todo un paraíso para los coleccionistas.

La nueva propuesta de Sant Antoni

La vertiginosa transformación del barrio de Sant Antoni está alejando al vecino de tapa y carajillo para abrir camino a clientes en busca de propuestas culinarias de alta gama. Sin embargo, el barrio mantiene su ambiente sereno y modesto lo que lo hace tan especial y atractivo.

Sant Anotni en la actualidad mezcla los clásicos negocios de barrio con las propuestas más alternativas. Es así como restaurantes con estrella Michelin o tiendas vintage comparten el chaflán con fruterías, pollerías, carnicerías o talleres mecánicos de toda la vida.

Tiendas vintage

Ropa, accesorios y elementos recuperados de otra época son puestos a la compra y venta en diferentes tiendas de Sant Antoni:

TurQuesh, ubicado en el carrer de Sepúlveda, es una boutique vintage que ofrece ropa y accesorios de segunda mano con precios muy accesibles.

El recibidor es una tienda que ofrece una amplia y cuidada selección de muebles aparadores, lámparas y objetos de decoración vintage originales de los años 50, 60 y 70.

el recibidor
Interior de El Recibidor donde se expone todo tipo de muebles vintage. 

Lo mejor en repostería

Sant Antoni ofrece decenas de sitios donde disfrutar de los productos más dulces y deliciosos:

Sirvent, es un espacio multigastronómico compuesto por una heladería, una cafetería y una horchatería. Sirvent ofrece espacios de interior de excelente diseño además de excelentes productos.

Zuckerhaus, una casa de pasteles inaugurada por una alemana enamorada del barrio de Sant Antoni. Productos caseros y de gran calidad servidos en un ambiente muy divertido.

Para ir de brunch, vermú y tapeo

El barrio es conocido localmente por su excelente oferta en brunch, además de tener una alta calidad en locales donde hacer un tapeo y disfrutar un vermú.

Bar Calders es uno de los lugares a los cuales Sant Antoni debe su actual fama. Un encantador restaurante ubicado en una esquina de la calle Parlament y el pasaje peatonal Pere Calders, nombre puesto en honor al escritor catalán. Bar Calders es un espacio propicio para disfrutar de deliciosas tapas y vermuts en un ambiente alegre y hogareño.

La remodelada Fábrica Moritz, ubicada en plena ronda de Sant Antoni, es, además de un excelente punto gastronómico, un centro de ocio y cultura. En sus instalaciones se elabora cerveza fresca sin pasteurizar que sirve como acompañante de una variada carta de deliciosas tapas.

Señorito es un patio de picoteo y tapeo ubicado en la calle Manso. Un rincón de Andalucía ubicado en el corazón de Sant Antoni. Con una excelente propuesta gastronómica, Señorito sirve la mejor comida andaluza en un espacio que hace homenaje a los azulejos de Sevilla y a los jardines de Córdoba.  

Federal Café es otro de los lugares gracias a los cuales Sant Antoni está en boga. De los primeros en ubicarse en el barrio, el local ofrece un ambiente íntimo, cálido y hogareño para degustar una buena taza de café o té acompañado de un recién horneado croissant. Uno de los mejores lugares para hacer el brunch en Sant Antoni.

bar calders
El Bar Calders uno de los más conocidos del barrio. 

Tiendas orgánicas y gourmet

Las tiendas orgánicas, saludables y gourmet se encuentran en varias calles del popular barrio.

BHG Supermercat del món, conocido coloquialmente como el ‘Paki’ gourmet. Productos de alta calidad provenientes de todo el mundo y de muy buenos precios llenan las estanterías de este local ubicado en la calle Viladomat.

Mônmas es una tienda ubicada en la calle Parlament que ofrece productos ecológicos y naturales de gran calidad.

Entre latas es un local especializado en conservas gourmet. El primero del estilo en abrir en la ciudad, con productos en conserva de todas partes del mundo.

Restaurantes

La propuesta gastronómica en Sant Antoni es muy amplia, ofrece todo tipo de comida internacional y local con métodos vanguardistas de preparación.

The fish and chips shop. El fast food por excelencia británico tiene un gran exponente en el barrio de Sant Antoni. Un pequeño y cálido local ubicado en la calle Rocafort a la altura de Gran Vía.

Uno de las mejores propuestas en comida sana y vegetariana la ofrece Cuba de Janeiro. Chips de yuca acompañados de infusiones y servidos en un ambiente acogedor y tranquilo.

Parlament Cuina de Barri, es uno de los nuevos restaurantes que se dejan seducir por Sant Antoni para empezar a funcionar. Con una propuesta de comida local, el sitio empieza a atraer cada vez más comensales gracias a su comida y a una decoración muy bien lograda.

the fish and chips shop barcelona 50 place full
Local del Fish and Chips Shop en la calle Rocafort. 

El emporio Adrià

Los hermanos Ferran y Albert Adrià han hecho de Sant Antoni su nueva meca. Seis restaurantes con diferentes propuestas gastronómicas que hacen de la cena una experiencia única para sus clientes. Enigma es la joya más preciada del proyecto de Albert, por diferentes ambientes los comensales disfrutan de todo un viaje gastronómico.

Tickets es un bar con estrella Michelin, con un ambiente multicolor de tintes cabareteros y un área dedicada especialmente a los dulces. Albert rinde un homenaje al vermú con Bodega 1900, un elegante local donde se come muy bien por un precio aproximado a los cuarenta euros.

Otros restaurantes de los hermanos Adrià en el sector de Sant Antoni son el Niño Viejo, Hoja Santa y Pakta

Enigma PepoSeguraYU5L4476
Diseño modernista del restaurante Enigma de Albert Adrià.