Los turistas rusos se reconcilian con España

Un grupo de turistas rusos en Málaga. EFE.

Los turistas rusos se reconcilian con España

El primer trimestre del año deja un aumento del número de visitantes y del gasto total, pero quedan retos por superar como la conectividad y los visados

Equipo Cerodosbé

Barcelona

21/05/2017 - 20:29h

La relación entre los turistas rusos y España se afianza. Según datos del ministerio de Turismo, en los primeros tres meses de este año un total de 156.000 visitantes rusos visitaron España, lo que representa un incremento del 15% respecto el mismo periodo de 2016. Un dato que también se refleja en el gasto total, que asciende a 223 millones de euros, un 8% más.

La tendencia se une a otras noticias como la que dio el pasado mes de abril el presidente del Gremio de Hoteles de Barcelona, Jordi Clos, que avanzó que la ciudad condal vive de nuevo un incremento de turistas rusos, especialmente en el segmento del lujo. Una situación que estaría relacionada con el repunte del que habló el director general de Turismo de la Generalitat, Octavi Bono. Bono avanzó una mejora al mismo tiempo que auguraba un nuevo crecimiento basándose en los resultados registrados en los indicadores.

De acuerdo con la Asociación rusa de Operadores de Turismo (ATOR), para este verano la demanda de paquetes turísticos a España ha aumentado el 30%. Y es que el país, según esta compañía, es uno de los destinos favoritos del turismo ruso. Prueba de ello es que en 2016 ocupó el tercer lugar entre los lugares más visitados por los rusos, después de Tailandia y Chipre.

En definitiva, se trata de un resultado que dista mucho de la situación vivida años atrás. A modo de ejemplo, el número de turistas rusos que viajaban a España descendió un 35,7% en el primer semestre del 2015. Según informó ATOR en su día, el descenso fue evidente en el mes de junio, cuando llegaron 118.800 viajeros, un 46,5% menos.

Ahora, el ciclo vuelve a ser positivo. No obstante, quedan algunos retos pendientes, como realizar un mayor esfuerzo en el ámbito de la conectividad, ya que a día hoy no hay vuelos directos, por ejemplo, entre Madrid y San Petersbugo. Para conseguirlo, un grupo trabajo ha elaborado un documento que recoge sugerencias de cooperación en el ámbito del turismo. Las conclusiones se abordarán en la comisión mixta España-Rusia, que tendrá lugar en Moscú el próximo 29 mayo.

Los visados siguen siendo el punto más conflictivo

Como ya se ha mencionado en otras ocasiones, los visados son el punto más conflictivo de este fenómeno. Según Ignacio Ybañez, embajador ante el Kremlin, España debe "avanzar en la facilitación de visados" para beneficiarse de la recuperación que está viviendo Rusia.

Además, debe evitar que las fluctuaciones en la valoración de los rulos y las sanciones de la Unión Europea terminen poniendo más en peligro la llegada de nuevos viajeros. La reivindicación histórica ha sido que España amplie la lista de ciudades donde poder tramitar estos permisos.