Ørestad o cómo diseñar un barrio de vanguardia

8 tallet es uno de los experimentos habitacionales de Ørestad. Foto: Stefan Grage  Unsplash

Ørestad o cómo diseñar un barrio de vanguardia

La vida es más moderna en Dinamarca, sobre todo en Ørestad, un nuevo barrio plagado de ultravanguardistas construcciones que anticipan las casas del futuro

Galo Martín

Madrid

08/03/2020 - 18:30h

Arquitectos como Jean Nouvel, Bjarke Ingels y estudios como Lundgaard & Tranberg y 3XN firman las futuristas construcciones de este nuevo barrio de Copenhague en el que conviven ultramodernas montañas, torres inclinadas, edificios con formas de números y letras y un complejo inspirado en las casas redondas de la etnia Hakka de China, considerado una de las construcciones danesas más bellas de los últimos años.

Ørestad se encuentra al sur del centro de Copenhague, en la isla de Amager. Una zona conectada con el exterior. Está muy cerca del aeropuerto capitalino y el puente Øresund, estructura sobre el agua que une Dinamarca con Suecia, en concreto con la ciudad de Malmö.

Construido a partir de 2007, Ørestad es un apéndice de Copenhague y también un experimento de la forma en que viviremos en el futuro

Unos 35 kilómetros de distancia separan a los dos países, lo que facilita trabajar en un sitio y vivir en otro. La vida es más barata en Suecia, pero más moderna en Dinamarca, sobre todo en Ørestad, un apéndice urbano de Copenhague en sintonía con los requisitos habitacionales y de servicios del siglo XXI.

No hay un edificio que no llame la atención por su diseño. Foto Getty Images.

No hay un edificio que no llame la atención por su diseño. Foto: Getty Images.

[Para leer más: Aarhus será tu nueva ciudad danesa favorita (y te decimos por qué)]

Todo por inventar

En 2007, antes de construir el Palacio de Congresos, el recinto ferial, oficinas, un centro comercial, la universidad y los edificios de viviendas, algunos con forma de montaña y número ocho, un futurista metro sin conductor ya recorría la zona en la que los concejales de urbanismo y los arquitectos imaginaron un barrio que haría la vida más sencilla a sus habitantes.

Habitantes que se reparten entre los estudiantes que acuden a la universidad, los trabajadores que realizan sus labores en las oficinas y los residentes que viven en los edificios de un barrio en el que no faltan negocios, escuelas, cafeterías, restaurantes y parques, ni tampoco canales.

En Ørestad y entre edificios universitarios, residenciales y de oficinas, es difícil encontrar una construcción que no llame la atención por su diseño

La línea de metro -recordemos, sin conductor-, que recorre el barrio de norte a sur (y viceversa), puede ser una buena referencia para adentrarse en Ørestad. Un paseo de unos seis kilómetros de largo en los que no hay construcción que su diseño no llame la atención por algún motivo.

Orestad está pocos minutos del puente que conecta Dinamarca y Suecia. Getty Images.

De nueva creación, el barrio aporta soluciones habitacionales para el futuro. Foto: Getty Images.

Tietgen Kollegiet

El punto de partida del recorrido, que se puede hacer con guía, es la estación de Islands Brygge, parada en la que se apean los estudiantes de la Universidad de Copenhague. Tomar el metro es algo que no hacen mucho los que tienen la suerte de vivir en la residencia estudiantil Tietgen Kollegiet, obra del estudio danés Lundgaard & Tranberg.

Una construcción circular junto a un canal que evoca a las casas redondas de la etnia Hakka de China. Son unos cubos superpuestos en los que grandes ventanales se alternan con terrazas que dan a un patio interior en el que hay un jardín. De las seis plantas, en la baja se concentran las instalaciones comunes: comedor, lavandería, gimnasio y un garaje de bicicletas, el medio de transporte por antonomasia en Dinamarca.

Residencia estudiantil Tietgen Kollegiet. Foto Daniel Martorell

Residencia estudiantil Tietgen Kollegiet. Foto: Daniel Martorell.

Siguiendo el curso del canal nos cruzamos con dos edificios cúbicos, uno frente al otro, ambos diseñados por el arquitecto francés Jean Nouvel: son la sede de la Radio de Dinamarca y la Casa de Conciertos, de un color azul chillón que hace que sea muy fácil identificarlo.

[Para leer más: Puente, galería de arte y obra maestra: abre sus puertas The Twist]

La Montaña

Muy cerca de ese punto se puede coger el metro en DR Byen y apearse en Bella Center. Aquí está el recinto ferial y el Bella Sky, un hotel AC diseñado por el estudio de arquitectos 3XN, en el que sus habitaciones se reparten en dos torres de 75 metros de alto e inclinadas 15 grados cada una.

Las torres de Bella Sky. Foto Getty Images

Las torres de Bella Sky. Foto: Getty Images.

La siguiente parada de metro es Ørestad, la que da nombre al barrio. Muy cerca de ella no pasa desapercibido, entre bloques de viviendas luminosas sin rastro de persianas ni cortinas, el edificio Bjerget. Obra del arquitecto danés Bjarke Ingels (BIG), se le conoce como La Montaña, por la forma que adopta y su aspecto.

Otro de los grandes referentes arquitectónicos del bario es el edificio Bjerget, 'La Montaña'

Su fachada de aluminio reproduce el perfil del Everest. El acceso a cada planta se hace por medio de unas escaleras o de un ascensor que realiza un recorrido en oblicuo, como si fuera un tren cremallera. Las terrazas de los apartamentos están cubiertas de vegetación, parecen trincheras suspendidas en el aire, con unas vistas espectaculares del barrio.

Orestad, La Montaña. Foto Danniel Martorell

La Montaña es obra del arquitecto danés Bjarke Ingels (BIG). Foto: Daniel Martorell.

Casas con formas de letras (y números)

Un dron puede adivinar que las Casas VM son dos edificios con la forma de cada una de esas letras respectivamente y a pie de calle quedarse impresionado por la geometría de sus fachadas. Los 80 diferentes tipos de apartamentos tienen unas terrazas picudas que simulan la proa de un barco que surca el mar Báltico.

Porque agua hay mucha en este barrio. Muy cerca del punto en el que se cruzan dos canales se encuentra el centro comercial Field´s, un buen sitio para comer antes de continuar y rematar el recorrido por Ørestad.

VM House. Foto Daniel Martorell

VM Houses y sus originalísimas terrazas. Foto: Daniel Martorell.

La última visita de este paseo coincide con la última parada de metro de la línea M1, Vestamager. En este lugar, junto a un estanque y un canal, se ubica uno de los nuevos hitos arquitectónicos de la Copenahgue, 8-tallet, Casa Ocho, de nuevo con la firma de Bjarke Ingels.  Un complejo residencial con la forma, claro, del número ocho.

Se puede acceder hasta el ático de la Casa Ocho en bicicleta, a través de sus cubiertas inclinadas y cubiertas de césped

Un edificio con varios tipos de viviendas rematado con unos áticos en la planta 10 a los que se puede acceder en bicicleta por medio de unas rampas desde la calle.

Cuenta con dos cubiertas inclinadas provista de un manto verde y que dan a parar a un restaurante a orillas del estanque y con vistas al vecino Kalvebod Fælled, uno de los parques naturales más grandes de Copenhague. A partir de aquí la vanguardia es cosa de la naturaleza.

Edificio 8. Foto Daniel Martorell

Edificio 8. Foto: Daniel Martorell.

Cómo llegar

Son varias las aerolíneas que vuelan desde España al aeropuerto de Kastrup, al sureste de Copenhague. Desde Madrid Iberia Express tiene un vuelo diario (ida por la mañana y vuelta por la tarde) con precios desde 39€ y ventajas para miembros del Club Express. Iberia, Norwegian y Ryanair también realizan esta ruta. 

Desde Barcelona lo hacen Vueling, Iberia y Norwegian. Esta última, además, vuela a la capital danesa desde Alicante, Fuerteventura, Gran Canaria, Málaga, Palma de Mallorca y Tenerife Sur.