Oriente Medio eclipsa el crecimiento de España

Estambul vuelve a consolidarse como un destino turístico clave.

Oriente Medio eclipsa el crecimiento de España

El turismo resurge en Turquía y Egipto, y llevará a la pérdida de competitividad de los destinos españoles

Juan Pedro Chuet-Missé

BARCELONA

30/11/2017 - 04:55h

El turismo español se enfrenta a una competencia más dura y sus destinos afrontan el reto que les plantea otros puntos del Mediterráneo que resurgen tras varios años de inestabilidad política y temor al terrorismo.

En 2016 España recibió casi cuatro millones de turistas “prestados”, que decidieron aterrizar en España antes que en otras regiones de Oriente Medio. Para este 2017 se espera que el país cruce la barrera récord de los 80 millones de turistas, un crecimiento del 10% respecto al año pasado. Pero Egipto y Turquía, y en menor medida Jordania, Túnez y Marruecos se encuentran en un período de estabilidad que permite una recuperación del turismo.

Esta situación ya está siendo advertida por diversos turoperadores que trabajan en España, como Tui, Thomas Cook e incluso por la patronal de los cruceros CLIA, que alertaron de la pérdida de competitividad de España frente a estos países.

Turquía crece ocho veces más que Europa

Sólo en octubre la ocupación media en los hoteles de Turquía subió un 22,9%, mientras que el ingreso por habitación creció un 42,5%, ocho veces más que el promedio de Europa.

Grandes turoperadores y la patronal de los cruceros advierten de la pérdida de competitividad de los destinos españoles

Grandes cadenas del sector, como Hotelbeds Group, han registrado un aumento de sus ventas un 40% el mes pasado, lo que ha llevado al país euroasiático a pasar del noveno al 11º lugar como el destino más reservado del mundo.

El turismo en Turquía sufrió un importante descalabro por los atentados terroristas, como el del aeropuerto de Estambul o el de la discoteca en la víspera del Año Nuevo. Estos ataques, sumados al golpe de Estado de julio, llevó a que en el 2016 el turismo en el país caiga más del 25%.

Los visitantes británicos y alemanes, tradicionalmente los más valiosos para el turismo español, son los que encabezan las visitas a Turquía. En el caso de los primeros, la devaluación de la libra lleva a que elijan las playas turcas sobre el Mediterráneo y el Mar Negro, con opciones más económicas que las de Canarias, Baleares o Cataluña. Además se está generando un creciente mercado de segundas residencias, sobre todo en Marmaris, Fethive y Anatolia, por parte de compradores de esos países, además de suecos y rusos, que regresan tras un relajamiento de las tensiones entre los presidentes Vladimir Putin y Recep Erdoğan.

Egipto aspira a llegar a los niveles de 2010

No se puede afirmar que en Egipto hayan desaparecido las tensiones políticas. El reciente atentado en Al Rauda, en el norte de la península de Sinaí, fue el mayor golpe terrorista en la historia del país africano. Pero las autoridades del sector turístico recuerdan que este ataque ocurrió en una zona alejada de los puntos más famosos, a 250 kilómetros de El Cairo y a 880 kilómetros de Luxor, sitios que cuentan con fuertes operativos de seguridad.

Egipto es el segundo destino que más ha crecido en turistas en el mundo

“El turismo ha crecido casi un 55% desde enero a octubre”, dijo a Cerodosbé Iman Mahmoud, directora de Turismo de Egipto para Europa. Como en el caso de Turquía, los alemanes, británicos, franceses e italianos encabezan las nacionalidades que más regresan a contemplar los monumentos y pirámides del país. Los españoles no se quedan atrás: en lo que va del año, sus visitas subieron el 55,5%.

Según la Organización Mundial de Turismo, Egipto es el segundo destino que más ha crecido sus visitas en el 2017, y espera llegar a las ocho millones para fin de año, aunque todavía lejos de las 14,7 millones que alcanzaron en 2010. En cuanto a los ingresos, el país recaudó 3.500 millones de euros, un aumento del 170% comparado con el año pasado.

Jordania, en velocidad crucero

El turismo internacional en Jordania no presencia grandes picos en general, pero los visitantes de España han crecido un 40%, dijo Adel Amin, director de marketing del Jordan Tourism Board a este diario.

Sus principales públicos objetivos, el inglés, el alemán y el norteamericano, se ha mantenido en un estable 4% a 5% de ascenso anual, pero está llegando un creciente flujo de visitantes de China, India y países del Golfo Pérsico. Amin reconoce que Jordania es un destino más caro que Egipto y Turquía, pero esta pequeña nación asiática aprovecha la llegada de turistas de mayor poder adquisitivo para ofrecer propuestas de ‘wellness’ en complejos más exclusivos sobre el Mar Muerto, y para atraer nuevos hoteles de cuatro y cinco estrellas en su capital Amman o en puntos clave como Petra.