Oslo descubre seis barcos enterrados bajo el asfalto

Imagen de los últimos dos barcos hallados en el centro de Oslo. Foto: Museo Marítimo de Noruega.

Oslo descubre seis barcos enterrados bajo el asfalto

En tres meses se desenterraron seis barcos medievales en el centro de Oslo, la mayoría en buen estado de conservación

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

17/07/2019 - 16:17h

El hallazgo de nuevos barcos medievales en el centro de Oslo arroja claridad sobre uno de los períodos menos conocidos de la historia de la capital de Noruega: cómo fue el desarrollo de la ciudad entre el siglo XVI y los inicios del XVII hasta que fue destruida por el terrible incendio de 1624.

Hace tres meses que un equipo de arqueólogos del Museo Marítimo de Noruega están trabajando en el barrio de Bjørvika, aprovechando que los cimientos del lugar son continuamente removidos para la construcción de modernas torres y edificios.

Seis barcos hallados en tres meses

Las pesquisas están dando sus frutos: desde abril se han encontrado seis barcos, la mayoría de la época medieval tardía, y con un sorprendente buen estado de conservación.

[Para leer más: Cinco secretos que sólo podrás descubrir en Oslo]

Hace un mes se desenterró una embarcación construida en roble catalogada como Bispevika 20, que estaba unida a unas tablas de madera, probablemente restos del antiguo puerto del siglo XVI.

Lo más probable es que ese barco haya sido de transporte, teniendo en cuenta la importancia de la industria forestal desde hace más de 500 años.

 

El Museo Marítimo de Noruega anuncia sus últimos descubrimientos.

Diversidad de embarcaciones

A menos de 20 metros apareció otro barco, conocido como Bispevika 21, que se supone que era un barco de pesca del siglo XVIII.

En los últimos 15 años se hallaron 30 barcos, la mayoría anteriores al siglo XVII, en el centro de Oslo

“Estos dos ejemplos muestran la amplia variedad de embarcaciones que se usaron, con diferentes propósitos, en el fiordo de Oslo en la edad media tardía y los inicios de la era moderna”, preciso Elling Utvik Wammer, director del proyecto al periódico Aftenoposten.

Entre los barcos también se encontraron diversos objetos como un cuchillo con el mango tallado con una figura de león; instrumentos musicales como una flauta, anillos de oro, un sello medieval y un pequeño frasco para tinta ricamente decorado.

Las piezas que faltan

Estos hallazgos se suman a los descubrimientos de 30 antiguos barcos en la zona en los últimos 15 años. Los investigadores de a poco van armando las piezas que les faltan a la historia del puerto antes del incendio del siglo XVII.

[Para leer más: Oslo, la coleccionista de arquitectura de vanguardia]

En Alemania, Inglaterra y los Países Bajos se han encontrado artículos confeccionados en madera de procedencia noruega, lo que da la idea del importante comercio que se movía dentro del fiordo.

Después del incendio de 1624 las instalaciones del viejo puerto se trasladaron a la zona cercana al castillo de Akershus, y el lugar quedó relativamente tranquilo durante los últimos 400 años.

 

El Museo Marítimo da detalles del mango de un cuchillo tallado con la figura de un león.

La llegada del proyecto Bjørvika cambió la cara de la zona costera. Allí se levantó el conjunto de oficinas Barcode (que parece un código de barras visto desde el aire), la nueva ópera de Oslo, el futuro museo de Munch, una nueva biblioteca pública y grandes complejos de viviendas.

Barcos vikingos

A quién le apasione la historia que aportan las embarcaciones del pasado debería pasar por el interesante Museo de los Barcos Vikingos, que tienen dos grandes barcos enterrados cerca del fiordo de Oslo como ajuar funerario.

 MG 1061
Uno de los barcos vikingos hallados cerca del fiordo de Oslo. Foto: JP Chuet.

Además de estar en un excelente estado de conservación, en los barcos se encontraron armas, joyas, prendas de vestir y hasta el único carro que se conserva de esa civilización.

Unas proyecciones audiovisuales permiten conocer más en detalle los orígenes y la expansión de los vikingos por Europa y sus viajes por el Atlántico Norte hasta Norteamérica.