<p>Una joya arquitectónica de Gaudí supera la prueba del turismo sostenible</p>

<p>Una joya arquitectónica de Gaudí supera la prueba del turismo sostenible</p>

<p align="JUSTIFY">Barcelona presume de haber reducido el número de visitantes en el Park Güell</p>

G.T.

Barcelona

16/02/2015 - 21:35h

Turistas en el Park Güell.

El Ayuntamiento de Barcelona considera que el primer año de regulación del Park Güell, una de las principales joyas arquitectónicas de Antoni Gaudí, ha sido un éxito. Así lo asegura en el informe que presentará este martes en la comisión de cultura. La zona monumental del recinto, donde se acumulan las estructuras más icónicas, ha pasado de recibir más de nueve millones de visitantes a sólo 2,6. 

El informe indica que la decisión de hacer pagar entrada a los turistas ha sido un éxito. Se ha cumplido el principal objetivo de la medida, que era mantener el flujo de visitantes dentro de unos niveles asumibles para la conservación del espacio. En este sentido, el estudio también muestra que también se ha reducido el número de visitantes en la zona del parque gratuita, cifrándolos en 5,5 millones. 

El ayuntamiento de la ciudad considera que el máximo número de visitantes que el Park Güell puede asumir en un año es de 3,7 millones de personas. Por tanto, con los números actuales, el parque aún tiene un margen de crecimiento del 30%.

El cierre de la zona monumental fue polémico. Los vecinos se manifestaron en contra de la decisión tomada por el alcalde Xavier Trias (CiU). La Plataforma en Defensa del Park Güell sugiere que el ejecutivo barcelonés exageró la afluencia de turistas al espacio. Según dicen, la cifra de nueve millones de visitantes al año es de un estudio hecho en julio, el mes de más afluencia turística, por lo que el cálculo estaría sobredimensionado.

Dadas las circunstancias del parque, encajonado entre varios barrios en zona montañosa, el consistorio ofreció una alternativa a los vecinos. Estos ciudadanos, unos 77.000, tendrían acceso gratuito al recinto. No obstante, sólo 36.000 respondieron a la campaña publicitaria que les invitaba a solicitar un carné que les permitiera entrar en el parque.