Palma de Mallorca para urbanitas

'La Seu' vista desde las calles Palma De Mallorca. Fotografía (cc) Tommie Hansen

Palma de Mallorca para urbanitas

En las calles de Palma encuentras todo lo que necesitas para descubrir su arte y su cultura, su gastronomía... para relajarte y disfrutar su calidad de vida

Equipo Cerodosbé

24/02/2020 - 19:06h

"Una pequeña ciudad en la que hay de todo, en una isla encantadora”. Así resumía Palma de Mallorca la periodista Helen Davis, editora en The Times, cuando la publicación coronó a la capital mallorquina como mejor ciudad del planeta para vivir en 2015.

Palma de Mallorca destaca por su casco antiguo, por sus calles medievales, sus puertos y playa… y también por su clima, que permite disfrutar la ciudad durante casi todo el año. Pero también es tradición, artesanía, lujo, sofisticación, diseño, moda, gastronomía, historia, atardeceres y brisa mediterránea, cócteles, relax y bienestar.

Hemos seleccionado seis propuestas accesibles a pie desde el centro de Palma —o en bicicleta, no olvidemos que la ciudad dispone de un servicio de bicicleta pública y más de 80 kilómetros de carril bici— para disfrutar de una capital que lleva a sus calles todo aquello que hace de Mallorca un lugar especial.

Un hotel boutique con encanto (y jardín secreto)

Jardín del hotel boutique Can Bordoy Grand House & Garden

Jardín del hotel boutique. Foto: Can Bordoy Grand House & Garden.

Las viejas y tranquilas calles del casco antiguo de Palma esconden el hermoso hotel boutique Can Bordoy Grand House & Garden. Tras su fachada urbana, Can Bordoy esconde un exuberante jardín con piscina —es el jardín privado más extenso dentro del centro de la ciudad— donde disfrutar de un café o un libro a la sombra de sus magnífica arboleda, donde degustar los platos del restaurante Botànic regados con vinos de la tierra, por supuesto, o donde escuchar al anochecer música en vivo en un ambiente de relax tenuemente iluminado.

Grand suite de Can Bordoy Grand House & Garden

Un reducto de paz en el centro de Palma. Foto: Grand suite de Can Bordoy Grand House & Garden.

El hotel Can Bordoy es un oasis de tranquilidad en pleno centro de Palma, además del más cercano a la zona de La Lonja y el puerto, y es un punto de partida perfecto para descubrir el casco antiguo de Palma o recorrer su particular ‘milla de oro’.

Una ‘milla de oro’ para amantes de las compras

Palma tiene una intensa vida comercial que reúne desde comercios con décadas de historia, que invitan a conocer cómo se fabrican sus artículos desde hace generaciones, a renombradas y prestigiosas boutiques; muchas de ellas situadas en la ‘milla de oro’ de Palma, que comprende el Paseo del Borne y se prolonga por la Avenida de Jaume III.

Rialto Living, una tienda de diseño de alta gama en el corazón de Palma. Foto: Visit Palma.

Rialto Living, una tienda de diseño de alta gama en el corazón de Palma. Foto: Visit Palma.

Establecimientos de estilo de vida con mobiliario y accesorios como Rialto Living, La Pecera o Casa Lima, que harán las delicias de las fans de la moda y el diseño de interiores; galerías de arte y estupendas boutiques de decoración de interiores como Holger Stewen o Bondian; de moda masculina, como La Principal, o el fantástico establecimiento de la diseñadora de joyas mallorquina Isabel Guarch.

Los comercios tradicionales de Palma son verdaderas joyas para disfrutar. Fotografía: Visit Palma

Los comercios tradicionales de Palma son verdaderas joyas. Fotografía: Visit Palma.

La hora del almuerzo: recupera el vermú

Aprovechando el cambio de aires y el ambiente relajado de Palma, ¿por qué no recuperar el vermú para el aperitivo?

Fotografía: Mathew Macquarrie

Fotografía: Mathew Macquarrie.

A un paso de la milla de oro de Palma se encuentra la La 5ª Puñeta, uno de los mejores sitios de la ciudad para tomar vermut (¡y tortilla!). No muy lejos, Clandestino Cocktail Club rememora las coctelería de la época de la ‘ley seca’ de EEUU.

En Clandestino sirven el vermú Muntaner (rosso, negre o blanc) autóctono de Mallorca —y recientemente galardonado en los IWC, los ‘oscar del vino’— que además se pueden acompañar allí mismo con los entrantes del restaurante Canela, que se ubica justo enfrente.

Frio y vermut en el Bar Mavi. Fotografía: Bar Mavi

Frit y vermut en el Bar Mavi. Fotografía: Bar Mavi.

Dos locales de toda la vida, situados también en el centro de Palma, son el Bar Can Miquelet, que combina una gran selección de vermús para acompañar su cocina tradicional; y el Bar Mavi, donde llevan 60 años “cuidando, defiendiendo y sirviendo el vermut con mucho amor”. Y además dominan como pocos el frit y el menú variats que reúne un poco de todo, y todo bueno.

Fotografía: La Rosa Vermutería

Fotografía: La Rosa Vermutería.

O si lo prefieres, La Rosa Vermutería es un agradable local con ambiente de la vieja escuela y precios razonables que ofrece una amplia variedad de vermú —también de grifo— para disfrutar apoyado en su barra de piedra blanca acompañado de jamón al corte, tapas, marisco, verdura o su reconocida tortilla de patatas.

Calles medievales para perderse

El casco antiguo de Palma, con sus calles medievales, se encuentra entre los mejor conservados de Europa. En él destaca La Seu (la Catedral de Santa María) que es una enorme edificación de estilo gótico levantino que comenzó a construirse en 1229. Es una de las catedrales góticas más altas de Europa, y la que alberga el rosetón más grande del mundo gótico.

Catedral de Santa María, "La Seu", en Palm de Mallorca. Fotografía: Yves Alarie

Catedral de Santa María, "La Seu", en Palma de Mallorca. Fotografía: Yves Alarie.

Del mismo estilo es el castillo de Bellver. El castillo tiene la particularidad de ser uno de los pocos castillos de planta circular del continente, y de todos ellos es el más antiguo.

Actualmente el castillo de Bellver acoge el Museo de Historia de la ciudad, por lo que es habitual que haya en él exposiciones y actividades culturales. Desde la torre del castillo —situada a algo más de un centenar de metros sobre el nivel del mar— se disfruta una espectacular panorámica de la ciudad.

El castillo de Bellver acoge el Museo de Historia de la ciudad. fotografía: Visit Palma

El castillo de Bellver acoge el Museo de Historia de la ciudad. fotografía: Visit Palma.

Y una larga playa para pasear descalzo

Un breve paseo desde el centro de Palma nos lleva hasta la larga playa Can Pere Antoni, de arena suave y dorada y aguas claras, y con bellas vistas del mar y la bahía de Palma por un lado y del club náutico y del skyline la ciudad por el otro, incluyendo su impresionante catedral.

Playa Can Pere Antoni, próxima al centro de Palma. Fotografía: Visit Palma

Playa Can Pere Antoni, próxima al centro de Palma. Fotografía: Visit Palma.

Esta playa urbana, a la que se puede llegar caminando, en autobús o por carril bici cuenta con todos los servicios —incluyendo aseos y duchas— y también con terrazas y numerosos restaurantes a lo largo del paseo marítimo.

Rooftop bars: el hechizo de la hora azul

Al caer el sol, la brisa mediterránea junto los cócteles y la música en vivo, y el titilar de los primeros astros, se conjuran para hacer de los rooftop bars una excelente opción para disfrutar en Palma de las últimas horas del día.

Rooftop Nakar Hotel Mallorca.

Rooftop del Hotel Nakar Mallorca.

Ocultas en las alturas de los hoteles y restaurantes más exclusivos, algunas de nuestras terrazas favoritas son Nakar Rooftop, por su ambiente cosmopolita animado por la música y sus increíbles vistas al mar y a la ciudad —desde la que se puede contemplar la Catedral, el Castillo de Bellver, el puerto de Palma y también la bahía— o el Sky Bar del Hotel Almudaina, que invita a abandonarse al relax y disfrutar increíbles puestas de sol, música chill-out, cócteles y excelentes propuestas de picoteo.

AlmaQ. Hotel Es Princeps

Rooftop AlmaQ. Foto: Hotel Es Princeps.

Más cerca del mar se ubican la terraza AlmaQ del hotel Es Príncep que regala una vista espectacular en un ambiente cálido y acogedor, mientras que el rooftop del Es Baluard Restaurant & Lounge destaca por combinar una espectacular terraza y una de las propuestas gastronómicas más interesantes de la ciudad en un espacio perfecto para disfrutar de la historia y la cultura de la isla.

Para llegar a Palma de Mallorca Vueling tiene una elevada frecuencia de vuelos desde numerosas ciudades españolas y de otros países europeos.