Palma de Mallorca y Venecia, ciudades europeas más 'embozadas' de turistas

Palma de Mallorca y Venecia, ciudades europeas más 'embozadas' de turistas

Madrid y Barcelona se sitúan en la media continental de visitantes, revela un informe

Ignasi Jorro

Barcelona

12/12/2014 - 16:57h

Ni un alfiler. El centro de Venecia es difícilmente transitable en verano.
Palma de Mallorca y Venecia son las ciudades europeas con más sobreocupación turística. El informe anual de European Cities Marketing -lobby de destinos urbanos- cuenta más de 20.000 pernoctaciones de turistas por año y habitante en ambas ciudades. El dato sitúa a la capital balear y la ciudad del Véneto muy por encima de la media europea: 6.594 pernoctaciones por residente censado.

Por contra, Madrid y Barcelona quedan cerca del registro medio. La capital de España registra 4.641 noches de hotel por año y habitante. Así, Madrid queda por debajo de la ocupación turística media en Europa.

A su vez, la ECM cuenta en Barcelona 10.203 pernoctaciones cada doce meses por vecino. Con esta cifra, la ciudad condal casi dobla la cifra media europea. Aún así, la capital catalana queda por debajo del Top 10 de ocupación turística en el Viejo Continente.

Ciudades embozadas

Los diez primeros puestos los ocupan, además de Palma y Venecia, Madeira (Portugal), Florencia (Italia) Salzburgo (Austria), París (Francia), Brujas (Bélgica), Ginebra y Lucerna (Suiza) y Ámsterdam (Holanda). Los diez destinos urbanos quedan por encima de las 14.000 estancias por habitante y año, más del doble de la media europea.

Sin embargo, otras ciudades parecen tener recorrido para atraer a más visitantes. Es el caso de Sevilla (5.320 pernoctaciones/año/habitante), Valencia (5.067), Córdoba (3.967) y Bilbao (3.910), ciudades españolas de tamaño medio.

Un caso aparte es Londres. El campeón europeo en estancias de turistas en 2013 (casi 55.000) compensa la avalancha de turistas con su número de habitantes: 8,4 millones. ¿El resultado? La ciudad del Támesis sólo registra 3.208 pernoctaciones por residente.

Clave

La investigación de ECM devela el porqué de la relativa oxigenación de Madrid y Barcelona: ambas ciudades crecen por debajo de la media europea. De 2009 a 2013, las pernoctaciones de turistas extranjeros en Madrid sólo crecieron un 15%. Por contra, el mismo dato en Barcelona repuntó un 40%.

La situación se invierte en demanda interna. Según el ECM, Barcelona ha cedido el 20% de pernoctaciones de turistas españoles desde 2009. Por contra, el mismo registro en Madrid ha crecido un 3%.

Como resultado, Madrid y Barcelona han crecido más lentamente que los 44 principales rivales urbanos en Europa. Las ciudades que más estancias nacionales y extranjeras ganaron fueron Turín, Dresden, Estambul, Berlín y Hamburgo, concluye el lobby.