París no se recupera de los golpes yihadistas

La agenda cultural de París intimida al frío. Foto: Archivo

París no se recupera de los golpes yihadistas

El turismo en París crece pero no llega a los niveles previos a los atentados del 2015

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

13/10/2017 - 14:21h

La recuperación del turismo en París tras los atentados yihadistas de noviembre de 2015 tarda demasiado en llegar. La tasa de ocupación hotelera en la capital francesa alcanzó al 72,3%, un índice que supera en 7,1 puntos a los datos del verano de 2016, pero a 6,5 puntos por debajo de los números obtenidos en el año anterior.

Según la Oficina de Turismo y Congresos de la ciudad, el mes de julio fue mejor que el de agosto: en el primero las pernoctaciones hoteleras llegaron al 79,5%, pero luego en el segundo se logró solo un 65% de camas ocupadas.

El sector hotelero mira con preocupación esta última estadística, si se tiene en cuenta que agosto es un mes considerado de temporada alta en París, debido al pésimo clima que exhibe entre el otoño y el invierno, y que permite tener un mayor volumen de visitantes.

Aunque no se lleguen a los niveles de 2015, la actividad turística en París creció con 2,2 millones de visitas, un 12,2% más que en el 2016. Los mismos franceses son los que representan al motor de la recuperación, con un incremento del 13,6%, seguidos por los estadounidenses, con el 9,9% de aumento.

Sin embargo, el mayor número de turistas se contrapone con una mayor brevedad en las estadías: las visitas se redujeron a una media de 2,2 noches por visitante, un período muy breve para poder conocer las atracciones principales que exhibe París.

Barcelona exhibe una recuperación más rápida

La demorada recuperación de París se contrapone con la rápida normalización que tuvo Barcelona. Según el ayuntamiento local, las reservas hoteleras cayeron un 20% los primeros días, pero luego se mantuvieron a un crecimiento del 5%.

Por otra parte, Aena informó que durante septiembre la terminal de El Prat ha tenido 4,63 millones de pasajeros, un 6,4% más. Sin embargo, este crecimiento ha sido más tenue que el incremento registrado en septiembre de 2016, que había sido del 9,7% comparado con el año anterior.