París dice basta a los buses turísticos

El vicealcalde de París dijo que está cansado de los buses turísticos. Fotos: Wikipedia.

París dice basta a los buses turísticos

El ayuntamiento se plantea prohibir la circulación de los buses turísticos por la ciudad y sugiere que los visitantes se movilicen a pie o en bicicleta

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

03/07/2019 - 12:01h

París está tomando las primeras medidas para evitar la masificación de visitantes en sus calles y monumentos. El ayuntamiento se plantea prohibir la circulación de los buses turísticos en el centro de la ciudad y promover el uso de medios de transporte más sostenibles.

El anuncio no es oficial todavía, pero fue adelantado por el vicealcalde Emmanuel Gregoire. En declaraciones al diario Le Parisien aseguró que ese tipo de autobuses “ya no son más bienvenidos en el corazón de la ciudad”.

“Basta de anarquía de buses turísticos”

“Ya no queremos la anarquía total de los buses turísticos en París”, agregó. Por la capital francesa circulan una decena de buses de dos pisos de compañías como Big Bus Paris, Paris OpenTour y Foxity Sightseeing Tour, donde cada una tiene entre dos y cinco rutas por los puntos más emblemáticos de la ciudad.

[Para leer más: El parlamento europeo alerta sobre la masificación turística]

Inclusive el atractivo de la capital francesa también es explotado por compañías como Bustronome, que ofrecen exclusivos viajes gourmet en bus, donde se puede viajar en una confortable unidad por las calles parisinas mientras se degusta una cena.

El vicealcalde de París sugiere que los grupos turísticos se movilicen en transporte público, bicicleta o a pie

A ellos hay que sumarles la circulación de cientos de buses que llegan a la ciudad trayendo turistas de otros puntos de Francia o de otros países de Europa.

Buscar transportes alternativos

La nueva ley francesa de movilidad dará más poder a las autoridades locales para regular el tráfico local y ofrecer nuevas opciones de transporte como las bicicletas alquiladas y los patinetes eléctricos.

Big Bus Paris
En París hay tres grandes compañías que ofrecen servicios de buses turísticos.

Una de las medidas que baraja el ayuntamiento es que los buses turísticos aparquen en las afueras de la ciudad y que los turistas se movilicen en transporte público o en medios alternativos.

[Para leer más: Los vecinos de la calle trendy de París están hartos de los turistas]

Para ello, sugirió, los guías deberían adaptar su trabajo y ofrecer visitas a pie o en bicicleta a los grupos.

París mantiene su récord de visitas

Gregoire dijo que París no llegó a los niveles de saturación que experimentan “Venecia o Barcelona”, pero apuntó que los residentes están preocupados por el impacto de las visitas en el centro de la ciudad.

París es una de las ciudades más visitadas del mundo: el año pasado la capital y la región Île-de-France superaron el récord de 50 millones de turistas.

El vicealcalde dijo que el récord de turistas en París acarrea problemas de convivencia y una presión inflacionaria sobre las propiedades

De hecho Francia es el país con más llegadas internacionales del mundo, con 89,4 millones de viajeros registrados el año pasado, número que creció a pesar de las protestas de los chalecos amarillos en todo el país.

Problemas de convivencia con el turismo

El vicealcalde dijo que había problemas de convivencia en el distrito XI, cerca de las estaciones de metro Bastilla, República y Oberkampf, donde se registraron denuncias contra turistas que se la pasaban festejando y hacían mucho ruido.

También dijo que el consistorio está preocupado por “la presión inflacionaria” sobre la vivienda, “especialmente debido a Airbnb”.

París se sumó a Barcelona, Ámsterdam y otras grandes ciudades europeas para armar un frente contra la expansión de las plataformas de alquileres vacacionales.