París prepara 59 medidas para no ser la nueva Barcelona

Una panorámica de París.

París prepara 59 medidas para no ser la nueva Barcelona

El consistorio quiere evitar un crecimiento turístico desmedido para evitar que los ciudadanos se manifiesten contra los visitantes

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

02/11/2016 - 17:51h

Una mejor iluminación de los monumentos, un nuevo gran centro de acogida en la Torre Eiffel y la promoción de los barrios menos turísticos son algunas de las 59 medidas presentadas este miércoles por el Ayuntamiento de París para relanzar en seis años el turismo, debilitado desde los atentados de noviembre de 2015. Eso sí, "el crecimiento debe ser de forma armoniosa para evitar estar en la misma situación que Barcelona, donde los ciudadanos se manifiestan contra el turismo", señalan en el consistorio.

El responsable de turismo, Jean-François Martins, explica que la ciudad prepara un plan de choque contra la proliferación de pisos turísticos. Así, prevé reforzar los controles aleatorios y crear un número de registro que otorgara la administración y que será imprescindible para operar de manera legal. 

París quiere aumentar un 2% la cifra anual de visitantes para generar un turismo "sostenible"

Con el plan estratégico -concebido antes de los ataques- se pretende aumentar un 2% anual la cifra de visitantes y generar un turismo "sostenible" a largo plazo, más allá de relanzarlo de forma coyuntural, defiende Martins. A pesar de una bajada anual del 11 % en el número de visitantes entre enero y octubre, París todavía es el primer destino turístico del mundo. "terminaremos el año con 23 o 24 millones de visitantes", promete el edil.

El consistorio ha aunado fuerzas con el Gobierno francés y los grandes comerciantes para impulsar una industria que representa cada año cerca de 40.000 millones de euros y que genera casi 524.000 empleos en la región parisina. Así, está prevista la creación de un pabellón dedicado a los jóvenes chefs, que hará las funciones de "Villa Médicis de la gastronomía", y una colaboración con la vecina ciudad de Rungis, para la creación de la futura "Ciudad de la gastronomía".

El plan estratégico será propuesto al pleno del Ayuntamiento de París durante el mes de noviembre.