Parques nacionales: las próximas víctimas del cierre de Trump

La falta de personal obligó al cierre del parque de Joshua Tree. EFE/ Mike Nelson.

Parques nacionales: las próximas víctimas del cierre de Trump

El cierre del gobierno estadounidense obliga a clausurar el Parque Nacional Joshua Tree y amenaza a otros de los grandes tesoros naturales del país

El Parque Nacional Joshua Tree, en California, se suma desde este jueves a la lista de víctimas del cierre parcial de la Administración de los EEUU forzada por el presidente Trump y que bloquea los fondos públicos con los que se retribuye al personal federal.

En las semanas transcurridas desde que comenzó el cierre del gobierno y más de 21.000 empleados del Servicio de Parques Nacionales fueron suspendidos, siete visitantes a estos espacios naturales han muerto.

En el caso del Parque de Joshua Tree y pese a los ofrecimientos de voluntarios y miembros de la comunidad local para realizar labores de mantenimiento, el Servicio de Parque Nacionales decidió su cierre para abordar problemas de saneamiento, seguridad y daños a los recursos naturales detectados y derivados de la falta de vigilancia.

Los mayores problemas se derivan de la ausencia de personal para la limpieza y recogida de basuras y otros desechos

Los mayores problemas se derivan de la ausencia de personal para la limpieza y recogida de basuras y otros desechos, pero también por la conducción fuera de los itinerarios habilitados e, incluso, la destrucción de algunos ejemplares de la especie más representativa del parque, el cactus conocido como Joshua tree.

Cierre temporal

Así, y ”si bien la gran mayoría de quienes visitan el Parque Nacional Joshua Tree lo hacen de manera responsable, incidentes como la apertura  nuevos caminos creados por motoristas y la destrucción de árboles Joshua en los últimos días que han precipitado el cierre”, señaló el sistema de parques en un comunicado.

El sector turístico teme el daño que la situación en los Parques Nacionales ocasiona a la reputación de Estados Unidos como lugar para experimentar de manera segura la naturaleza salvaje

El vasto parque, que incluye partes de los desiertos de Colorado y Mojave, es uno de los 59 espacios incluidos en el Sistema de Parques Nacionales de los EEUU, donde se incluyó el 31 de octubre de 1994. Se extiende sobre 323,75 hectáreas ubicadas a alrededor de 225 km al este de Los Ángeles.

En 2017, estableció su récord de asistencia con visitas de más de 2,8 millones de personas, lo que supone un aumento casi 340.000 con respecto al año anterior, cuando también se había alcanzado una cifra récord.

Parque Nacional de Joshua Tree. EFE Mike Nelson
Visitantes en el Parque Nacional Joshua Tree. EFE/ Mike Nelson.

Las visitas son especialmente populares entre octubre y mayo, cuando las temperaturas se suavizan y el calor extremo del verano deja de ser peligroso.

Problemas para la red

Al igual que otros parques, el de Joshua Tree permaneció accesible a los visitantes a pesar de la imposibilidad de ofrecer servicios como limpieza, recogidas de basuras, mantenimiento de instalaciones o carreteras. El Servicio Nacional de Parques prevé volver a abrirlo “en los próximos días”, según un comunicado, si bien con servicios limitados.

En Yellowstone, otro de los parques más visitados, se han cerrado varios centros de atención a los visitantes, si bien el espacio permanece abierto

Para la reapertura, se utilizarán fondos propios, en línea con el plan de contingencia del Servicio Nacional de Parques recientemente activado para hacer frente al cierre del gobierno.

Los problemas de basuras acumuladas van más allá del efecto antiestético y antihigiénico en los recintos. La basura atrae a los osos en las zonas en que estos animales son frecuentes, por lo que se multiplica el riesgo de incidentes entre humanos y osos.

Así, por ejemplo, en Utah, el estado ha reunido fondos para mantener sus parques (un total de cinco). En Yellowstone, otro de los más visitados, se han cerrado centros de atención a los visitantes, si bien el parque permanece abierto, como también los de Hawai, California, Nevada y Arizona.

En Utah, el estado ha reunido fondos para mantener el funcionamiento de sus cinco parques 

Se estima que más de 330 millones de personas que visitaron los 418 espacios incluidos en el Sistema de Parques Nacionales en 2017, según los datos de la propia red.

Golpe al turismo de naturaleza

Operadores turísticos también comienzan a mostrar su preocupación, especialmente si el bloqueo se prolonga hasta marzo o más allá, según explicó la Asociación de Operadores de Turismo de los EEUU a Travel Weekly.

El colectivo teme los efectos sobre los propios parques, la interacción entre visitantes y vida silvestre y, especialmente, el daño a la reputación de Estados Unidos como lugar para experimentar de manera segura la naturaleza salvaje.

Según la directora de operaciones para América del Norte G Adventures, Kate Croucher, "es una pena que nuestros recursos naturales se encuentren en la mira de un debate partidista que podría afectar negativamente al turismo en los próximos años".