Parques Reunidos reduce la plantilla en España mientras compra complejos en el extranjero

Parques Reunidos reduce la plantilla en España mientras compra complejos en el extranjero

Los trabajadores del Parque de Atracciones de Madrid denuncian que se retribuyó a los altos directivos con tres millones de euros hace solo un año

Gabriel Trindade

25/01/2013 - 22:42h

El Parque de Atracciones de Madrid es el más antiguo de la capital
Parques Reunidos ha planteado esta semana dos expedientes de regulación de empleo (ERE): uno de 66 empleados del Parque de Atracciones de Madrid y otro que afecta a 68 trabajadores del Parque Warner. La dirección ha justificado ambas medidas basándose en los resultados obtenidos en 2012 y la mala previsión de 2013. Sin embargo, los malos tiempos que azotan a sus negocios en España no han impedido que la compañía inicie proyectos en el extranjero. Este año ha adquirido el parque de Slagharen Holanda y el Noah's Ark en Estados Unidos.

El volumen de la primera operación no ha trascendido, pero hay que tener en cuenta que se trata del centro de ocio más grande de Holanda. Sobre la compra del Noah's Ark, el mayor recinto acuático de Estdos Unidos, Palace Entertainment --la filial estadounidense del grupo español-- pagó cerca de 25 millones de dólares.

Sacrificios previos

Los ánimos están encendidos en el Parque de Atracciones de Madrid. El comité de empresa critica la reestructuración planteada por la dirección porque llega después de diversos sacrificios que han permitido disminuir el importe de la masa salarial en más de un 25% (casi 2,5 millones de euros) en los tres últimos años. Además, indican que, según los datos del año 2011, los salarios y dividendos del equipo directivo han llegado a los 2,3 millones de euros anuales.

Los trabajadores del centro recreativo han convocado varios paros durante todo febrero para defender los derechos laborales. Las protestas tendrán lugar el primer sábado y domingo del mes y, a partir de ese momento, de jueves a domingo todas las semanas. Precisamente, cuando hay más afluencia de público en el parque. El 30 de enero también protestarán en el Ayuntamiento, ya que el parque es una concesión municipal instalada en suelo de titularidad pública.

De 900 a 400 trabajadores

El Parque Warner ha pasado de los 900 trabajadores en 2007 hasta los 420 actuales. La cúpula del grupo ha decidido no renovar contratos, hacer un plan de bajas incentivadas y aplicar un ERE de extinción. El nuevo expediente que se plantea, supone el despido de otros 68 trabajadores.

Pero la dirección no se queda aquí. Para cuadrar las cuentas de este parque en concreto, también externalizará algunos servicios que aún no ha detallado a los trabajadores.