Paseo por el legado modernista de Sabadell

El Hotel Suizo, una de las mejores muestras del modernismo en Sabadell. / Fotos: Jordi Canals

Paseo por el legado modernista de Sabadell

Una caminata por el centro de esta ciudad permite descubrir numerosos edificios construidos o decorados con la elegancia del modernismo

No podemos decir que Sabadell, en el Vallès Occidental, sea una ciudad modernista, pero sí se pueden descubrir numerosos edificios construidos en este estilo, como otros que fueron reformados con detalles y agregados de esta corriente arquitectónica.

Por ello proponemos una ruta por el centro de la ciudad, con referencias que encontrarán en el mapa al final del artículo.

El punto de partida es el paseo junto a la estación de autobuses, adjunto a la estación de cercanías Sabadell-Centro. En la esquina de la calle de la Estació con Industria encontramos el primer edificio, el Hotel Suizo [1]. El edificio fue fruto de una reforma de un conjunto de casas y se convirtió en hotel en 1913, en donde destacan los esgrafiados y el quebradizo de la fachada, así como las letras irregulares con la letra «i» invertida.

La calle de la Estació continúa con el nombre de Arimón, y es en el número 24 que encontramos la casa que bautiza a la calle [2]. Desde la calle podemos observar los detalles de los esgrafiados, los vitrales y el hierro forjado de las ventanas, producto de la reforma realizada en 1910 sobre una residencia levantada 50 años antes.

La siguiente parada es la confluencia de la calle de les Paus con Llobet. Allí se levantaron las Escuelas Públicas [3] de 1897, una construcción que destaca su preciosa fachada de ladrillo, que presenta elegantes figuras geométricas. Justo en la esquina, llama la atención un precioso mural de baldosa con el escudo de la ciudad. Hoy en día el lugar acoge la Escuela Enric Cassassas.

Modernismo Sabadell 01

El lavadero de la Fuente Nueva [4] está a pocos pasos, en Les Paus con la calle de la Font Nova. El edificio actual, de 1982 y reformado en 1997 (a pesar de que el lavadero data de 1833), ha conservado su fachada de ladrillo y sus dibujos de cenefas en cerámica.

Bajando hasta la calle de Carme con l’Illa está la sede del Despacho Genís y Font [5] edificado de nueva planta en 1915. El edificio presenta algunos dragones en su fachada y la cerámica está dispuesta en forma de trébol de las ventanas. Muy cerca, en el cruce de l’Illa con la calle de la Concepció, está la Casa Buxó [6], donde hay que hacer un poco de esfuerzo desde la calle para ver sus detalles más interesantes, como los balcones y el mirador con techo a dos aguas revestido de tejas verdes y amarillas.

Paseando por la calle de la Industria encontramos diferentes edificios. El primero, en la esquina con la calle de la Concepció, es la sede de la Compañía de Aguas de Sabadell [7]. Se trata de un edificio de 1914 concebido como fábrica y despacho textil de la familia Sallarès, en el que podemos observar el hierro forjado, las líneas curvas y los símbolos catalanistas que lo caracterizan. En la esquina opuesta se levanta la Casa Ponsà que acoge al Archivo Histórico de Sabadell [8]; que si bien no es un edificio modernista, sí ha incorporado algunos detalles de este estilo, especialmente en su interior.

De vuelta en la calle de la Industria encontramos el Colegio de la Sagrada Familia [9], un claro exponente del modernismo con su fachada de ladrillo, con arcos parabólicos, hierro forjado, quebradizo y formas redondeadas. Construido en 1908, más de un siglo después se mantiene como uno de los colegios más importantes de la ciudad.

Enfrente se encuentra el Despacho Lluch [10], otro claro ejemplo modernista proyectado también en 1908. Cabe detener la mirada en la balconada del primer piso, que imita un claustro medieval con capiteles decorados con rosas esculpidas; el quebradizo de las ventanas y las formas redondeadas de la estructura. La fachada se remata con almenas, también de líneas curvas.

En la esquina de las calles Sant Joan y Sant Josep se presenta la Casa Taulé [11], de 1902. Su forma imita vagamente a un castillo, y de la fachada destacamos la presencia del hierro forjado. En su interior, entrando por la calle de Sant Josep, podemos encontrar un bonito patio decorado con baldosas, y en donde se puede hacer una pausa para tomar un café en el bar que acoge esta residencia.

Modernismo Sabadell 06

Los edificios de la antigua Caixa Sabadell [12], concluidos en 1915, están cruzando el Passeig de la Plaça Major, más exactamente en Gràcia 17-27. Dado que todavía funciona como entidad bancaria, es recomendable entrar y descubrir la preciosa claraboya del patio interior, las escaleras de imitación medieval y los esgrafiados de las paredes. Su fachada es de piedra, asimétrica y presenta un gran rosetón gótico en lo alto. Además, la sede cuenta con dos bonitas esculturas de Josep Llimona.

Antes de llegar al final de la ruta, en la calle de la Escuela Industrial 16 y 18 [13], hay dos casas particulares interesantes: una destaca por su torre, la otra por las formas curvas de su tejado. Son dos muestras de modernismo muy interesantes, donde el hierro forjado juega con motivos vegetales para darle un toque más estético a las fachadas.

El paseo finaliza en la Antigua Escuela Industrial de Artes y Oficios [14]. Durante años formaron parte de la obra social de Caixa Sabadell y hoy acoge a la Fundació Antiga Caixa Sabadell 1859. Se trata de un bonito edificio con influencias medievales y góticas, donde llama la atención su torre cilíndrica y los grandes ventanales. Los edificios de la fundación se pueden conocer con visitas guiadas el último domingo de cada mes.

mapa modernisme

Modernismo Sabadell 04
Modernismo Sabadell 03
Modernismo Sabadell 02