PIMEC alerta que el tributo encarecerá un 5% los hoteles catalanes de playa o interior

PIMEC alerta que el tributo encarecerá un 5% los hoteles catalanes de playa o interior

Rechazo empresarial al impuesto de pernoctaciones. Barcelona pedirá un 40% de la recaudación y no el 25% que corresponde a los municipios

Joan Oliva

21/12/2011 - 17:55h

Las pequeñas y medianas empresas del sector turístico agrupadas en la patronal PIMEC han hecho cálculos sobre la nueva medida tributaria que ha previsto aplicar el Gobierno catalán a las estancias en alojamientos. PIMEC turismo estima que "tres euros de tributo sobre una tarifa de un hotel de 5 estrellas puede suponer un coste extra del 1’5%, que se aplicará a una persona de alto poder adquisitivo. En cambio un euro de impuesto sobre hoteles pequeños de interior o de playa, puede suponer un incremento superior del 5% sobre el coste de la habitación,

Como la práctica totalidad de las organizaciones empresariales turísticas catalanas, y patronales, PIMEC Turismo ha rechazado el tributo y lamentado la falta de diálogo. Anticipa que los grandes damnificados por la medida serán las pequeñas empresas alojativas, especialmente del litoral y el interior, así como los clientes de bajo poder adquisitivo, muchos comerciantes, operarios o trabajadores.

Precios cerrados para 2012

Joan Gaspart ha explicado en su condición de empresario hotelero y cabeza visible de la Confederación Empresarial de Hostelería, Restauración y Apartamentos Turísticos de Cataluña, y de la Federación Provincial de Hostelería de Barcelona, que "esta tasa no se hubiera aprobado nunca con el consentimiento de los empresarios". Además, ha incidido en que el 99% de los hoteles vacacionales ya tienen su precio cerrado con los tour operadores para 2012, con lo que la recaudación para el próximo año será "ridícula". Una de las condiciones de la medida es que el próximo año se aplique unicamente a los establecimientos que no tengan el precio cerrado, mientras que para 2013 lo será ya para todo el mundo.

Y es que la previsión de un impuesto a las pernoctaciones ha despertado el rechazo unánime de las entidades antes citadas y de la Federación Provincial de Hostalería de las comarcas de Girona, la Federación de Hosteleria de Lleida, la Federación de Hostelería y Turismo de Tarragona, el Gremio de Hoteles de Barcelona, la Asociación de Cámpings de Cataluña y la Federación de Turismo Rural, además de las patronales Fomento del Trabajo, Pimec y el Consejo catalán de Cámaras de Comercio.

A través de un comunicado conjunto, consideran "injusta, irracional y arbitraria la medida, puesto que resulta contraproducente y genera un verdadero agravio comparativo comparativo hacia el resto de destinos turísticos del Estado, así como ante otros destinos competidores".

Turismo de Barcelona pide un 40% del reparto


Turismo de Barcelona ha mostrado, por una parte, su comprensión a la medida en el contexto actual de búsqueda de recursos por parte del Gobierno de la Generalitat, y ha dejado claro su apoyo siempre que los ingresos recaudados se destinen exclusivamente a promoción turística y no reviertan en otros gastos. Sin embargo, el presidente de Turismo de Barcelona, Joan Gaspart, ha manifestado que "desde la solidaridad y el respeto a otros municipios catalanes, Barcelona tendrá una situación diferenciada".

Y es que la entidad de promoción y el propio Ayuntamiento aseguran haber han arrancado al presidente de la Generalitat, Artur Mas, el compromiso de reconocer el mayor aporte en volumen de pernoctaciones que protagoniza Barcelona, del orden del 45% del total de toda Cataluña, y, como consecuencia, su voluntad de obtener un mayor reparto que el que la ley de medidas de acompañamiento de los Presupuestos 2012 dispone. La propuesta que todavía tiene que aprobar el Parlamento catalán indica que de la recaudación del impuesto turístico en cada localidad, el 75% vaya a la 'saca' del Gobierno, y el 25% restante quede para el municipio.

"No podemos dar la espalda como Turismo de Barcelona a una decisión que, a la postre, lo que pretende es poder mantener los esfuerzos en materia de promoción turística en Cataluña", ha declarado Gaspart, posicionando así la entidad que preside en torno a la polémica. El hotelero ha recordado, como lo ha hecho más tarde la concejal de turismo, Sonia Recasens, que el consistorio insistirá ante el Estado para reclamar la gestión del IVA turístico que se genera en la capital catalana.

Récord histórico de turistas

Barcelona esgrime tanto en esta demanda como en las anteriores su papel de locomotora turística. Según el balance del año que se ha presentado este miércoles, la ciudad terminará 2011 batiendo todos los récords históricos, incluso el de hace 4 años atrás, con 7,4 millones de turistas, y 15,8 millones de noches de hotel facturadas, así como una ocupación media del 78,3% en sus 63.457 plazas de hotel. A esto hay que sumarle los 2,5 milones de cruceristas, sujetos como se sabe también al tributo que propugna la Generalitat.

A todo ello, la concejal de turismo del consistorio barcelonés, Sonia Recasens, ha dicho que "no estamos en posición de decir todavía un cómputo total de los ingresos que generaría el gravamen de estancias".