Una plaga de cangrejos desata un boom gastronómico en Berlín

Los berlineses comienzan a probar los cangrejos de río americano, una especie invasora de sus lagos.

Una plaga de cangrejos desata un boom gastronómico en Berlín

Berlín no sabía que hacer con la plaga de cangrejos de río en sus estanques y lagos. Pero a alguien se le ocurrió cocinarlos y los alemanes están encantados

Juan Pedro Chuet-Missé

BARCELONA

08/05/2018 - 16:13h

Nadie sabe cómo el cangrejo de río americano llegó hasta los estanques más grandes de Berlín. Pero esta especie invasora estaba aniquilando la población de crustáceos autóctonos de los espejos de agua, y al Ayuntamiento se le ocurrió una solución para frenarlo: pide a la población que se los coma.

Este crustáceo, que popularmente se los conoce como ‘langostas’, proviene del norte de México y el sudeste de Estados Unidos. Es muy popular en Luisiana, y su tradición gastronómica sirvió de inspiración para las autoridades de Berlín para autorizar su captura y contribuir a reducir su población de los estanques.

Especie invasora

El Procambarus clarkii mide unos 15 centímetros, es de un color rojo intenso o marrón oscuro (aunque también hay variedades blancas), y se había reproducido sin depredadores a la vista en los estanques del Tiergarten y el Britzer Garten, dos de los parques más populares de la capital alemana.

Los cangrejos de río americano son muy populares en la gastronomía de Luisiana

Esta especie se encuentra en el listado de especies invasoras potencialmente peligrosas de la Unión Europea, una categoría en la que también se encuentran el mejillón cebra, el coipo, la rata almizclera, y la mariquita Harmonia axyridis.

Sin peligro de consumo

El primer autorizado para capturarlos fue una pescadería del distrito de Spandau, y en la primer semana desde que tuvo luz verde ya recogió más de 1.600 ejemplares sin demasiada dificultad.

Previamente, los expertos en sanidad animal confirmaron que la población de cangrejos de río no tiene niveles de elementos contaminantes que pueda suponer un peligro para su consumo.

Andando por el parque

Los primeros cangrejos fueron divisados en el parque Tiergarten hace un año, tanto en las orillas de barro del estanque como cruzando alguna calle de los alrededores.

Si algún visitante a los parques berlineses tienen la suerte de capturar algunos cangrejos del río, lo puede preparar al estilo de Nueva Orleans: tras limpiarlos en agua salada, se los pone a hervir en un bol con agua, pimienta, sal, limón, ajo, cebollas y hojas de laurel.