Planes alternativos para descubrir otro Edimburgo

Edimburgo es una ciudad que rebosa planes y actividad.  Foto Andrew Pickett | Visit Britain.

Planes alternativos para descubrir otro Edimburgo

Porque hay vida más allá de la Royal Mile, el castillo y Arthur’s Seat, estos son los mejores planes fuera de carta para descubrir otra cara de Edimburgo

Sergio Cabrera

Madrid

31/03/2019 - 18:55h

Edimburgo es una de esas ciudades que se han vuelto ya imprescindibles en el pasaporte de cualquier viajero. Sin embargo, su potencial turístico va más allá de visitar el castillo y el palacio de Holyrood o subir al Arthur’s Seat. Los planes alternativos nos revelan una ciudad aún más divertida, curiosa y llena de encanto, y son perfectos para quienes no la visitan por primera vez o los que se estrenan y quieren algo fuera del circuito turístico habitual.

Dicen que no hay nada mejor que echar un primer vistazo desde las alturas para empezar a ubicarse en una ciudad. En este rincón de Escocia, una buena alternativa pasa por subirnos al Monumento a Scott que, con sus 61 metros de altura, es el más grande creado en honor a un escritor.

No hay nada como echar un vistazo desde las alturas para ubicarse en Escocia, y no hay nada como hacerlo desde el Monumento a Scott, el más grande del mundo en honor a un escritor

[Para leer más: Joven y festivalera, así es la ciudad más divertida de Escocia]

Tras los pasos de Walter Scott

Fue inaugurado en 1846 en estilo gótico y rinde homenaje al literato escocés Sir Walter Scott (autor de obras como 'Ivanhoe' y 'Rob Roy') y su aspecto un poco siniestro no debe ser un problema para escalarlo y ver de cerca los 64 personajes de sus novelas que decoran su aguja.

Monumento a Walter Scott. Foto  Simon Jarratt | Visit Britain.
Monumento a Walter Scott. Foto  Simon Jarratt | Visit Britain.

El ascenso cuenta con 287 escalones divididos en cuatro tramos, cada uno culminado en un pequeño mirador. A medida que se asciende por la escalera de caracol las paredes se estrechan y se van inclinando, por lo que algunos también lo llaman el monumento más claustrofóbico (5 libras, 5,80 €).

Aunque las guías recomiendan las vistas desde la colina de Calton, más desconocidas -y con mucho más encanto- son las que ofrece el puente de Dean sobre el río Water of Leith

Aunque muchos prefieren las vistas desde la colina de Calton, la también llamada ‘Atenas del norte' –a pocos pasos del centro y clasificado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco-, una alternativa la tenemos justo al otro lado de Queen Street.

Edimburgo desde Calton Hill. Foto Turismo de Edimburgo.
Edimburgo desde Calton Hill. Foto Turismo de Edimburgo.

Pasear por Dean Village

Allí se encuentra el puente de Dean, sobre los jardines del mismo nombre. Las vistas desde el puente permiten ver un escenario casi mágico con el río Water of Leith como protagonista, en un romanticismo con toques escoceses muy interesante.

A un paso del puente de Dean podemos adentrarnos en Stockbridge, el distrito más moderno y alternativo de Edimburgo

A un paso del puente podemos adentrarnos en Stockbridge, el distrito más hipster de la ciudad escocesa. Con sus casas de estilo georgiano y victoriano, resulta un paseo muy británico en cuanto al estilo, pero también muy moderno en el interior.

Edimburgo desde el puente de Dean. Foto Turismo de Edimburgo.
Edimburgo desde el puente de Dean. Foto Turismo de Edimburgo.

[Para leer más: Kilkenny, cerveza y fantasmas en la ciudad más gourmet de Irlanda]

Allí se han abierto un buen número de pequeñas tiendas, cafés, librerías, rincones gourmets... Y, además, los domingos de 10 a 17 horas hay un mercado donde comprar todo tipo de regalos, detalles, curiosidades... ubicado en los jardines del Jubileo.

De paseo por el barrio hipster

La librería Golden Hare Books es visita obligada allí, con una decoración muy particular y llena de novelas y libros infantiles en los que perderse. Suele haber muchos eventos incluso por la noche (de poesía, sobre todo), por lo que hay que estar atentos a su calendario.

Edimburgo está repleto de librerías particulares y llenas de encanto, de la particular Golden Hare Books a la 'instagrameable' Armchair Books

Golden Hare Books, Edimburgo.
Golden Hare Books, Edimburgo.

Claro que, en Edimburgo, son muchas las librerías particulares, por ejemplo una con aspecto retro y más que instagrameable Armchair Books, que tiene libros casi hasta en el techo y que ha sido declarada como una de las más fotogénicas del mundo por su belleza.

Volviendo a Stockbridge, los amantes del arte de las vanguardias deben acercarse a la Galería Nacional de Arte Moderno. Picasso, Braque, Mondrian, Duchamp, Matisse, Warhol y Lichtenstein son solo algunos de los autores cuyas obras se exponen en un imponente edificio neoclásico de 1825.

Armchair Books. Edimburgo.
Armchair Books. Edimburgo.

Y, si vamos por la noche, podemos aprovechar para un cóctel en un ambiente definido como 'de sherlock holmes' en The Last Word, una coctelería con un encanto muy especial. De hecho, es un magnífico lugar para disfrutar de una cata de whiskeys de etiquetas desconocidas, dejándonos guiar por los consejos de los expertos en la barra.

¿Un plan original en Edimburgo? Prueba una cata de whiskeys especiales en The Last Word

‘Afternoon tea’

Es habitual que, cuando se trata de una escapada corta, muchas veces dejemos de un lado las comidas que no son principales, máxime si nos ocupan algunas horas en las que podemos visitar o descubrir algunos sitios antes de que cierren.

Sin embargo, no nos arrepentiremos si dejamos una tarde a celebrar la tan británica tradición del té (que no se sirve a las cinco, sino desde las 13.00 a las 17.00).

Colonnades at The Signet Library. Edimburgo.
Colonnades at The Signet Library. Edimburgo.

En este caso, el afternoon tea que nos dejará boquiabiertos y satisfechos es el de Colonnades at The Signet Library.

No nos arrepentiremos de dedicar una tarde a celebrar la tan británica tradición del té en Colonnades at The Signet Library

Lo sirven al estilo más clásico e incluso la vajilla tiene el toque retro de los antiguos clubes de sociedad, en bandeja de plata. Se ha diseñado para que cada bocado sea una maestría gastronómica en miniatura y, no, no faltan los deliciosos pastelillos escoceses (scones). Y, si la conversación se anima, podemos quedarnos también a tomar un cóctel.

Si queremos seguir de compras, podemos acercarnos a Morningside, al sur de la ciudad, donde nos quedaremos prendados por el colorido de las casas, que recuerdan en buena medida a latitudes más caribeñas por su luminosidad.

Morningside. Foto Turismo de Edimburgo.
Morningside. Foto Turismo de Edimburgo.

La historia más oscura

Después de las compras y los scones estaremos listos para otra experiencia muy diferente: sumergirnos en la historia oscura de Edimburgo.

Las visitas de The Real Mary King's Close nos llevaran al lado más oscuro de Edimburgo a través de todo tipo de historias escabrosas que se han sucedido a lo largo de los siglos en la ciudad

Lo haremos apuntándonos a las visitas guiadas de The Real Mary King's Close que, durante una hora, nos lleva por callejuelas del centro contándonos (hay disponibilidad en castellano) todo tipo de historias escabrosas que sucedieron hace siglos en la ciudad escocesa.

Las calles de Edimburgo guardan oscuras historias. Foto Pearl Lung Visit Britain.
Las calles de Edimburgo guardan oscuras historias. Foto Pearl Lung Visit Britain.

Con figurantes y apoyo multimedia, se trata de una inmersión que nos llenará de anécdotas y que nos permitirá pasear por Edimburgo con otra mirada (desde 16 libras, 18,70 euros).  Una sensación de estar en otra ciudad a la que ya conocíamos y que nos dejará aún más enamorados de ella.