Poitiers: recuerdos medievales y sueños futuristas en Francia

Vista del complejo Futuroscope, el segundo parque de atracciones más visitado de Francia. Foto: Futuroscope

Poitiers: recuerdos medievales y sueños futuristas en Francia

En Poitiers se puede elegir por realizar un viaje al pasado a través de su sus edificios medievales o ir hacia el futuro en el complejo Futuroscope

Open Comunicación

Barcelona

16/05/2020 - 12:52h

En pocas ciudades de Francia hay variedad tan concentrada de pasado y futuro como es Poitiers. Esta ciudad de Nueva Aquitania, en el centro-oeste del país, cuenta con más de 600 monumentos históricos que dialogan con el parque Futuroscope, un viaje audiovisual que no tiene comparación.

Huellas medievales y románicas

Al recorrer la ciudad, salen al encuentro sus huellas medievales en la antigua muralla, en los nombres de gremios y oficios que bautizan sus calles, en sus plazas detenidas en el tiempo y en la abundancia de iglesias románicas, casas medievales, palacetes, abadías y museos que se descubren en los circuitos marcados en el suelo.

La iniciativa del ayuntamiento de pintar las calles con líneas azules, rojas y amarillas permiten recorrer sus barrios monumentales y volver al punto de inicio sin riesgo de extravío.

[Para leer más: Todo lo que siempre quisiste saber de la repostería francesa]

Poitiers es la ciudad donde Charles Martel frenó la avanzada de los musulmanes en el occidente de Europa, y en que el peregrinaje a la figura de San Martín la invadió de templos románicos.

francia poitiers 037

Juego de luces en la fachada de Notre Dame la Grande. Foto: Open Comunicación 

También es donde la reina Leonor de Aquitania dejó su huella en la Catedral de San Pedro, cuya construcción ordenó. Su historia se puede conocer en el Palacio de los Condes-Duque de Aquitania y en el Museo de Sainte-Croix con sus colecciones de arqueología y bellas artes.

En el barrio episcopal esta catedral reina con sus dimensiones y su rica fachada, donde no hay rincón sin un ángel, santo, demonio o gárgolas; acompañada por el antiguo baptisterio de St-Jean, la reliquia más antigua del cristianismo francés que data del siglo IV.

Hay que mirar detenidamente la fachada de Notre Dame la Grande, que es como un libro religioso en 3D por la cantidad de figuras religiosas

Pero entre los templos cristianos el sitio de honor es para Notre Dame la Grande, en el centro de la ciudad. Hay que tomarse un tiempo en ver los detalles de la fachada, con figuras como la de San Hilario y San Martín con Adán y Eva, Isaías y Nabucodonosor, figuras que cobran vida con los espectáculos de luz y sonido que se realizan en las noches de verano y en Navidad.

Poitiers Place Charles de GaulleAL

Tranquilidad provinciana en la Plaza Charles de Gaulle. Foto: Open Comunicación

Vida juvenil

La vida cotidiana de Poitiers se caracteriza por su abundante población universitaria, que transitan las callejuelas peatonales por arriba y abajo, o que pasan las horas entre los bares y restaurantes.

El complejo Futuroscope cuenta con 40 atracciones, viajes visuales e inmersivos llenos de vértigo y emoción

Cabe dar una vuelta por su centro para descubrir los coquetos comercios de artesanos y por las paradas del mercado, donde hay que dejarse llevar por las diversas variedades de quesos y las preparaciones como el farci poitevin, una especie de pastel con verduras envuelto en hoja de col que se toma frío o caliente.

poitiers 2542104

Atardecer entre los tejados de Poitiers. Foto: Open Comunicación

El futuro audiovisual

A pocos kilómetros del centro de Poitiers se levanta el complejo Futuroscope, un lugar donde las experiencias audiovisuales se presentan en una diversidad de formatos, como los seis cines Imax o la travesía inmersiva de El Viaje Extraordinario, en que las plataformas se inclinan 90 grados y el espectador queda casi colgado en medio de una pantalla de 600 m2 mientras recorre los paisajes del mundo en solo cuatro minutos.

[Para leer más: Montpellier: la ciudad francesa que se adelanta al siglo XXI]

2017 L'Extraordinaire Voyage   Le survol de Yellowstone

Vértigo audiovisual en 'El viaje extraordinario'. Foto: Futuroscope

Los gigantescos androides danzarines de Baila con los Robots, la experiencia de La Vienne Dinámica (proyección de frente y lateral en una pantalla de 300 m2) y el vértigo del Aerobar son algunas de las 40 atracciones donde la fascinación se conjuga con la adrenalina.

Si es que el coronavirus lo permite, para este verano se espera la atracción Objetivo Marte, en que los visitantes se someten a una serie de pruebas para viajar al espacio exterior, lo que luego se concreta en una audaz montaña rusa con proyecciones que parecen reales.

Entre las 40 atracciones del complejo el año pasado se abrieron varias para los niños, como el centro Futuropolis, una verdadera mini ciudad de 10 hectáreas en que los pequeños juegan a ser atletas, pilotos, jardineros o arqueólogos.

P3290061

Las atracciones presumen de un diseño innovador. Foto: Futuroscope