Dormir en una antigua prisión escocesa tiene su encanto

Lo que era una prisión en el centro de Edimburgo ahora es un exclusivo hostel. Foto: Code.

Dormir en una antigua prisión escocesa tiene su encanto

Las celdas y las instalaciones de un antiguo juzgado de Edimburgo se transforman en un coqueto hostel con detalles de categoría

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

07/08/2019 - 13:41h

En la Milla Real de Edimburgo se concentran algunos de los edificios más famosos de la capital escocesa, como la Catedral de St Giles, el Parlamento de Escocia, el Palacio de Holyroodhouse y el Castillo que domina la ciudad. Pero no hace falta irse muy lejos para disfrutar de estos atractivos, si es que uno está dispuesto a dormir en una antigua prisión.

Por supuesto que no será en el ambiente sórdido, frío y húmedo de las cárceles británicas de la época victoriana, sino en un coqueto hostel que se creó en las instalaciones de un juzgado que estaba abandonado.

Antes un juzgado, ahora un hostel

The Court by Code Pod Hostels, una cadena de alojamientos económicos pero más exclusivos de este segmento, rehabilitó el edificio judicial para convertirlo en un alojamiento de 12 habitaciones privadas y 200 cápsulas desplegadas en cinco plantas.

La cárcel y otras dependencias del juzgado fueron construidas en el siglo XIX, pero hay partes que datan de fines del siglo XVII

El edificio, construido en el siglo XIX pero con secciones que datan de 1690, mantiene la espectral fachada de piedra y ventanas angostas.

Pero no es para asustar a los huéspedes, sino que es una exigencia del gobierno comunal para preservar los edificios históricos del casco antiguo, como esta propiedad de estilo georgiano.

code 2
La decoración moderna diluye la presencia sórdida de la vieja prisión. Foto: Code.

Pocas huellas de la antigua prisión

El estudio LBA se encargó del interiorismo de la propiedad, donde varias partes de su interior no tiene nada que ver con los interiores lúgubres de una prisión. El salón comedor cuenta con modernas lámparas, muebles de estilo escandinavo y cocina revestida en tonos verdes.

[Para leer más: Las cárceles de ayer son los hoteles de lujo de hoy]

Allí se ofrece un típico desayuno escocés, consistente en waffles, gachas y pan horneado en el lugar.

En las habitaciones privadas solo la pesada puerta metálica recuerda que era el lugar donde los prisioneros esperaban su sentencia, porque la estancia fue redecorada en un estilo moderno y minimalista, con luces led y mamparas divisorias de vidrio.

En el ayuntamiento ven con buenos ojos estas propuestas para rehabilitar edificios históricos que estaban en desuso

Las cápsulas recuerdan a los alojamientos popularizados en Japón, pequeños habitáculos decorados con toques modernos con armarios bloqueados por contraseña.

code 1
Las habitaciones fueron rediseñadas con un estilo moderno. Foto: Code.

La historia presente

En el lugar se puede aprender sobre la historia de estos juzgados, gracias a una serie de libros que se ofrecen en la recepción. Además varias paredes que tienen fotografías antiguas del edificio, sus instalaciones y algunos de los presos más famosos que pasaron por allí.

[Para leer más: Uno de los mejores restaurantes del Reino Unido está en una cárcel]

Según precisaron fuentes del consejo comunal de la Ciudad Vieja de Edimburgo a The Herald, la propuesta de Code de rehabilitar el edificio de los juzgados es una alternativa interesante para salvaguardar el patrimonio arquitectónico de ese distrito, donde hay varios inmuebles en estado de degradación