El “procés”, que tanto defiende el Barça, se gira en su contra

Josep María Bartomeu, presidente del FC Barcelona. | EFE

El “procés”, que tanto defiende el Barça, se gira en su contra

La venta de entradas y productos de las tiendas del FC Barcelona cae un 15% desde el referéndum independentista

El FC Barcelona no ha sido la excepción a la crisis turística que golpea a Cataluña por la inestabilidad política. Así como los hoteles cuentan con menos reservas, y las tiendas o restaurantes presencian un descenso de su facturación, el Barça asiste a una caída en la asistencia a los partidos y en las ventas de sus tiendas.

Tanto la venta de entradas al Camp Nou, así como de productos de merchandising (desde camisetas hasta llaveros) y los pases para el Museo han caído entre un 15% y un 20%, precisa el diario El Mundo.

Los 98.000 asientos del Camp Nou están asignados a sus socios, pero los que no tienen interés en asistir delegan al club su venta y los ingresos se reparten en partes iguales. Así como en un Barcelona-Real Madrid es casi imposible conseguir una entrada si no se paga a precio de oro, en partidos menos trascendentes una gran parte del público son turistas que quieren, al menos por una vez, ver jugar al Barça.

Los partidos importantes también pinchan

Pero en el club preocupa que partidos que se suponen importantes, como la semifinal de la Copa del Rey contra el Valencia, no hayan llegado a los 60.000 espectadores, o sea un 40% menos de la capacidad total del estadio.

Según un cálculo del diario Marca, en las ocho semanas inmediatas al 1-O la concurrencia media a los partidos del Barça bajó de 69.830 espectadores a 62.010 personas.

Menos ventas de recuerdos

Las tiendas de recuerdos y el Tour Camp Nou Experience son un magnetismo para el turista internacional, que representan al 80% de los asistentes y compradores.

Este museo futbolístico, con 1,7 millones de entradas, es el más concurrido de Cataluña, superando al Museo Picasso de Barcelona y al de Dalí en Figueres.

La caída de hasta el 20% en las entradas para visitar las instalaciones, así como la facturación de las tiendas que se encuentra junto al estadio y en otros puntos de la ciudad, coincide con el descenso de las visitas internacionales, que en diciembre han llegado al 13,9% en diciembre, tres veces más de lo que calculaba la Generalitat.

Según precisa El Mundo, en el club vinculan la caída a la inestabilidad política y no a los atentados de Las Ramblas y Cambrils de agosto, al comparar las ventas con la de otras ciudades que han sufrido ataques, como Londres y París.

El apoyo del FC Barcelona al referéndum distanció a las peñas de diversas partes de España

Además del impacto por la menor llegada de turistas, el Barça recibió la factura de su coqueteo con el soberanismo. Técnicamente nunca se proclamó a favor de la independencia, pero sí lo hizo a favor del “derecho a decidir”, el cual defendió en diversos comunicados institucionales y en las declaraciones de sus autoridades. Figuras como Gerard Piqué también se mostraron como firmes partidarios del referéndum, aunque nunca reveló su voto.

Este apoyo se plasmó con la desafección de las peñas barcelonistas de otros puntos de España, sobre todo de Andalucía o Extremadura. Al respecto, el diario cita al presidente extremeño Guillermo Fernández-Vara, quien dijo que “hay peñas que ya no viajan a Cataluña y prefieren ver al equipo en Madrid o Bilbao”.

Como muchos seguidores que no son soberanistas se sienten incómodos con la proliferación de señeras y que en el minuto 17:14 muchos asistentes griten “independencia”, el Barça enfoca sus estrategias en seducir al seguidor internacional. Para ello, el club se nutre de cazadores de talentos para buscar nuevos ejecutivos, sobre todo aquellos que puedan captar fanáticos de América.