Puente, galería de arte y obra maestra: abre sus puertas The Twist

The Twist o cómo un puente se diseñó como un obra de arte. Foto: Laurian Ghinitoiu | BIG.

Puente, galería de arte y obra maestra: abre sus puertas The Twist

Conectando las dos orillas del río Randselva, en Noruega, el puente The Twist es la vez un puente, un museo y una escultura habitable

Mar Nuevo

Madrid

20/09/2019 - 14:14h

Una nueva obra maestra de la arquitectura se ha instalado en el parque de esculturas Kistefos, a las afueras de Oslo (Noruega). Diseñado como un puente que salva el río Randselva, The Twist es mucho más que una original infrastructura que se retuerce y gira sobre sí misma. Es también museo, escultura, espacio habitable y una nueva forma de entender combinar arte y arquitectura.

Inaugurado esta semana, el primer proyecto del prestigioso estudio de arquitectura Bjarke Ingles Gruoup (BIG) en Noruega no podía ser uno más.

El nuevo puente ofrece una continuidad al recorrido por el parque de esculturas Kistefos a través de una solución que lo convierte en una obra de arte más

[Para leer más: Noruega, fiordo, carretera y manta (y miradores)]

The Twist

Es un puente, sí, pues conecta las dos orillas del sinuoso río Randselva para completar la ruta cultural a través del parque de esculturas contemporáneas más grande del norte de Europa. Pero es mucho más que eso.

The Twist se usará como espacio expositivo. Foto Laurian Ghinitoiu
The Twist es, antes que nada, un puente. Foto: Laurian Ghinitoiu | BIG.

“The Twist es un híbrido que abarca varias categorías tradicionales: es un museo, es un puente, es una escultura habitable”, señala el socio fundador y director creativo de BIG, Bjarke Ingels.

Como puente, reconfigura el espacio en el que se inserta convirtiendo el viaje a través del parque de esculturas Kistefos -que incluye obras de artistas internacionales como Anish Kapoor, Olafur Eliasson, Lynda Benglis Yayoi Kusama, Jeppe Hein o Fernando Botero- en un bucle continuo.

Como museo, de alrededor de 1.000 m2, conecta dos espacios distintos: una galería vertical interior y otra horizontal con vistas panorámicas del río, unidos por una escalera de cristal.

Además, crea un tercer espacio a través del encuentro entre ambas galerías con el original giro, cuya forma resultante lo convierte en una más de las esculturas del parque.

The twist. Foto: Laurian Ghinitoiu | BIG
The Twist se retuerce para escalar altura. Foto: Laurian Ghinitoiu | BIG.

Un desafío constructivo

Un giro en la parte central de la construcción, en acero revestido de aluminio, permite que el puente se levante desde la orilla inferior del río, al sur, hasta la ladera del lado norte. Su piel exterior refleja los árboles, las colinas y el agua, dibujando un panorama natural en constante cambio.

Según explicó David Zahle, socio de BIG, The Twist ha sido un edificio “extremadamente complejo de construir”. El resultado, aparentemente sencillo, es sorprendente. A partir de una serie de elementos rectos y con una construcción de tipo industrial, el giro de 90 grados da lugar a una superficie curvada.

En palabras de Bjarke Ingels, “dos formas funcionales puras unidas por una curvatura compleja”. Dondequiera que mires ves curvas pero, si te fijas, “te das cuenta de que todo se crea a partir de líneas rectas: láminas de aluminio y madera.

Interior de The Twist. Foto Laurian Ghinitoiu | BIG.
Interior de The Twist. Foto Laurian Ghinitoiu | BIG.

Frente al exterior de marcado carácter industrial que le aportan el acero y el aluminio, todos los espacios interiores, que se dedicarán a exposiciones temporales, están revestidos de madera pintada de blanco, en homenaje a la arquitectura tradicional noruega y a las casas y graneros en el campo.

Un reto para el arte

The Twist representa un “nuevo desafío para los artistas y las obras de arte en exhibición”, añade Ingels, “y estoy particularmente emocionado de ver cómo el trabajo de dos artistas, Hodgkin y Creed, un artista visual y un artista de performance, ha convertido este problema espacial en un gran problema potencial”.

La primera exposición de The Twist, ‘Hodgkin and Creed - Inside Out’, estará abierta al público hasta el 17 de noviembre de 2019.

The Twist. Foto Laurian Ghinitoiu Kistefos Museum.
The Twist. Foto: Laurian Ghinitoiu | Kistefos Museum.

El Parque de Esculturas Kistefos, abierto en 1999, es obra de Christen Sveeas, cuya pasión por el arte le empujó a transformar los restos de una antigua fábrica de pasta de madera, propiedad de su familia, en un museo al aire libre que alberga hoy un total de 46 esculturas de artistas noruegos e internacionales.