Puerto Rico pide ayuda a los turistas para reconstruir la isla

Vista de la playa de Crash Boat tras el paso del huracán María.

Puerto Rico pide ayuda a los turistas para reconstruir la isla

Puerto Rico invita a sus turistas a que participen de las tareas de limpieza y reconstrucción tras el paso del huracán María

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

21/11/2017 - 04:55h

Puerto Rico trata de levantar cabeza tras la destrucción que ha dejado el huracán María, que azotó la isla caribeña hace dos meses. Todavía la mitad de su población no tiene luz eléctrica, y cientos de miles de pobladores tampoco cuentan con agua potable.

El sector turístico, una de sus principales fuentes de ingreso, también ha sido duramente afectado. En el último año han llegado cuatro millones de visitantes que han aportado 7.000 millones de dólares a la economía insular, un bálsamo ante su crónica crisis económica.

Pero el huracán María ha desestructurado al sector, que de a poco se reactiva. Las principales atracciones boricuas como el castillo de San Felipe del Morro, el Museo de Arte de Puerto Rico, el Museo de Arte de Ponce y el Museo Castillo Serrallés ya reabrieron sus puertas, y según la Compañía de Turismo de Puerto Rico, el 72 % de los hoteles ya están operando.

Pero todavía queda trabajo pendiente. Y desbordado por la situación, el gobierno portorriqueño pide ayuda a los visitantes para limpiar los principales puntos turísticos de los efectos de la devastación.

Aprovechar el turismo solidario

La idea es englobar la visita a la isla en el concepto de ‘Meaningful Travel’ (‘Viajar con Propósito), que consiste en realizar un tipo de turismo solidario, donde además de conocer sitios también se pongan manos a la obra en los trabajos de limpieza y rehabilitación, ayudando a los voluntarios locales.

El primer punto en este circuito de turismo alternativo es el Parque de las Cuevas de Camuy, el tercer sistema de cuevas subterráneas más grande del mundo, ubicado en la región norte de la isla. Allí los voluntarios recibirán herramientas y suministros para reacondicionar el predio y que vuelva a tener un aspecto similar al de hace dos meses, antes de la llegada del huracán. Luego le seguirán los trabajos en la playa Crash Boat, en el pueblo de Aguadilla, al noroeste del país.

Según el consejero delegado de la Sociedad Americana de Agentes de Viajes, muchos turistas habituales a los destinos de Puerto Rico piden ser inscriptos en las listas de voluntarios. Además también se espera la llegada de miles de residentes en Estados Unidos que, además de trabajar en las tareas de reconstrucción, también aprovecharán para visitar a sus familiares.

La primera fase de este programa se extenderá hasta fines de diciembre, con el objetivo de que diversos puntos turísticos puedan volver a lucir hacia las vacaciones de Navidad.