¿Qué hace un barco naufragado apoyado en un rascacielos de Praga?

La Top Tower estará coronada por un mirador con vistas panorámicas a toda Praga. Foto: Trigema.

¿Qué hace un barco naufragado apoyado en un rascacielos de Praga?

El que será el mayor rascacielos de la República Checa es también uno de los más surrealistas, con una colosal escultura con forma de barco

Mar Nuevo

Madrid

11/10/2019 - 12:10h

La línea entre la genialidad y la aberración es a veces demasiado fina. También en la arquitectura. O, quizás, más aún en la arquitectura. Y solo hace falta las reacciones encontradas que está generando el proyecto Top Tower, en Praga, diseñado con la colosal escultura de un barco que choca contra el que será el rascacielos más alto de la República Checa.

La compañía Trigema está detrás de este complejo de oficinas y viviendas, ubicado en las proximidades de la estación de metro Nové Butovice de Praga, diseñado por el escultor David Černý y el arquitecto Tomáš Císař del estudio Black n´ Arch.

La forma no es casual, sino que busca remover cociencias sobre el cambio climático y cómo el incremento del nivel del agua podría dar lugar al impacto real de barcos contra edificios

[Para leer más: Cómo es el primer rascacielos con forma de bandera del mundo]

Una torre apocalíptica

Con un coste aproximado de 2.000 millones de coronas checas (77,4 millones de euros), el rascacielos tendrá 135 m de altura y su principal seña de identidad será la escultura que, realizada en acero de color rojo y envuelta en platas trepadoras, se eleva hasta la misma altura que el edificio sobre el que se apoya.

 

El diseño no es casual. Según arquitecto y artista, esta excepcional forma busca además remover conciencias y alertar sobre el cambio climático, obligando a quien lo observe a imaginar un futuro donde un barco habría chocado contra el edificio durante una suerte de apocalipsis originado por el incremento de fenómenos como tormentas y huracanes, así como el aumento del nivel del mar consecuencia del derretimiento de los polos.

Además, una escultura gigante en forma de hélice -que metafóricamente se habría desprendido del barco- dará la bienvenida en la planta baja, como

Uso mixto

ofrecerá un mirador en su punto más alto, al que se podrá acceder en un telesilla y desde el que se podrá admirar prácticamente toda la ciudad, del Castillo de Praga al Teatro Nacional, pasando por la fortaleza de Vyšehrad y el distrito administrativo de Zbraslav, al sur de la ciudad.

Diseñado para un uso mixto, el rascacielos albergará viviendas, oficinas, tiendas y un centro cultural, además de un jardín con mirador en la azotea al que se accederá por un telesilla

También contará con viviendas de alquiler en las plantas inferiores, oficinales y locales y un centro cultural multifuncional conectado a un jardín en la azotea -de acceso público-. En las plantas bajas se instalarán tiendas y, en el subsuelo, un amplio parking.

Según la empresa desarrolladora, el edificio cuenta con la certificación Leed Gold que garantiza su eficiencia energética y, por su ubicación, fuera del centro histórico, no modificará el skyline histórico de Praga.

Top Tower, Praga. Foto: Trigema.
La Top Tower será el rascacielos más alto de Praga y de la República Checa. Foto: Trigema.

La construcción del edificio se asocia a un proyecto de revitalización de zonas públicas a su alrededor, entre ellas las zonas peatonales alrededor de las estacione de metro próximas.

[Para leer más: El rascacielos de Singapur que se burla de la ley de gravedad]

Proyecto controvertido

Según Trigema, se trata del noveno proyecto que se estudió para este lugar, en un proceso que se extendió durante más de dos años y que cuenta con las valoraciones de expertos, autoridades locales y estatales y la comunidad local.

La construcción, que comenzará en 2021, tiene un plazo de ejecución de menos de tres años, según sus responsables, por lo que puede ser una realidad en 2024.

Top Tower, en Praga. Foto: Trigema.
La Top Tower estará coronada por un observatorio con vistas panorámicas de toda Praga. Foto: Trigema.

Además de este proyecto, la ciudad de Praga acoge otros desarrollos con la arquitectura de vanguardia como protagonista, entre ellos el de Zaha Hadid Architects, que proyecta un nuevo distrito de negocios junto a la al lado de la estación de ferrocarril de Masaryk.