Qué tiene Sevilla para ser la mejor ciudad para visitar en 2018

Plaza de España, uno de los epicentros de la cultura de Sevilla.

Qué tiene Sevilla para ser la mejor ciudad para visitar en 2018

La ciudad andaluza fue distinguida por la guía Lonely Planet como la ciudad más recomendada para descubrir en el próximo año

Equipo Cerodosbé

BARCELONA.

26/10/2017 - 04:55h

Sevilla ha sido elegida como la mejor ciudad del mundo para visitar en 2018 por Lonely Planet. La famosa guía de viajes ha puesto a la cabeza de su lista, Best in Travel 2018, a la capital andaluza por su riqueza artística e histórica. Además también ha influido la celebración del año Murillo en 2018, que celebra los 400 años del nacimiento del pintor barroco Bartolomé Murillo.

Su oferta gastronómica, e incluso la amabilidad de su gente, han sido otras de los motivos que argumentaron los editores y lectores de Lonely Planet para otorgar esta distinción a Sevilla, que es la primera ciudad española en ocupar el primer lugar en esta selecta lista.

La capital andaluza posee monumentos y lugares que han sido fuente de inspiración de escritores, pintores y artistas. Entre tantos edificios históricos que atesora Sevilla, tres son de paso obligado para los visitantes. El Real Alcázar, la Giralda y la Catedral, que junto al Archivo de Indias, conforman un conjunto arquitectónico declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Los paseos en coche tirados por caballos a orillas del río Guadalquivir o por los jardines del parque María Luisa son algunos de los paseos más atractivos para los turistas que visitan la ciudad.

Recuerdos de los años dorados

El palacio de palacios, como se le conoce al Alcázar de Sevilla, sirvió de residencia de varios reyes que dejaron una huella plasmada en su arquitectura. Detalles mozárabes y jardines siempre verdes adornan el lugar. Este espacio ha sido usado en varias ocasiones por el mundo del cine o series como Juegos de Tronos para recrear diferentes mundos.

La Giralda, en rigor el campanario de la catedral, fue construida sobre la estructura de un antiguo minarete almohade, y es uno de los íconos de la ciudad, y durante siglos ostentó el título de ser una de las torres más altas de Europa, con una elegante combinación de estilo barroco con renacentista, y ciertas huellas del pasado mozárabe.

Patio de las doncellas
Patio de las doncellas en el Alcázar, uno de los escenarios de Juego de Tronos. 

El Cabildo Catedralicio construyó la Catedral de Sevilla bajo las palabras: “hagamos un templo tan grandioso que los que lo vieren labrado nos tengan por locos”. Y es que este enorme edificio no escatima en dimensiones: el asombro llega por la fastuosidad de su estilo barroco como por los tesoros que guarda en su interior, entre ellos el Retablo Mayor y el mausoleo donde descansan los restos de Cristóbal Colón.

La Sevilla moderna

El centro histórico de Sevilla es un museo a cielo abierto. Decenas de plazas, iglesias, conventos, palacios, teatros, parques y puentes conforman un patrimonio donde en cada esquina se encuentra una sorpresa.

Pero además de edificios históricos, en Sevilla funcionan varios espacios de gran modernidad. Las Setas, en plena Plaza Encarnación, es quizás el lugar que respira más modernismo en la ciudad. Posee el record a la estructura de madera más grande del mundo, y en él funcionan un anticuario, el museo arqueológico y un mirador ubicado a casi 30 metros de altura.

La Expo del 92 dejó para la ciudad obras singulares y contemporáneas como la nueva terminal del aeropuerto, la Estación de Santa Justa de Cruz y Ortiz, el puente del Alamillo de Calatrava y otros edificios ubicados en la Isla de la Cartuja.

Metropol Parasol de la Encarnación   Sevilla
Espacio Metropol Parasol en Plaza la encarnación, mejor conocido como Las Setas. 

El carácter sevillano, un gran atractivo para los turistas

La ciudad enclavada a orillas del Guadalquivir destila alegría y bullicio en sus calles y plazas. Sevilla llama la atención de turistas gracias a una de sus costumbres más arraigadas y sabrosas, el tapeo. Numerosas terrazas, tascas y bares funcionan en diferentes barrios de hondo sabor popular, como el de La Macarena o Triana. El rincón de Rosita, Bar la Fábula o Sacramento son algunos de los que gozan con más tradición en estos vecindarios.

Las fiestas que se celebran en la ciudad fueron otro de los motivos para que Sevilla se hiciera con el título de Lonely Planet. La Semana Santa y la Feria de Abril, declaradas de Interés Turístico Internacional, refleja la devoción y el folclore del pueblo sevillano, abierto y cordial con cualquier visitante. 

barrio de triana
Vista del popular y colorido barrio de la Triana, uno de los destinos gastronómicos en Sevilla.