Esta es la receta de Tailandia para seducir a los turistas españoles

Templo de Wat Rong Khun, en Chiang Rai, uno de los destinos emergentes de Tailandia.

Esta es la receta de Tailandia para seducir a los turistas españoles

Tailandia quiere atraer más españoles, pero abriendo las puertas a destinos menos conocidos que Bangkok y Pukhet

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

12/06/2019 - 17:16h

Tailandia vive un boom turístico: el país del Sudeste Asiático fue visitado por 38 millones de personas el año pasado (+7,54%), pero el riesgo de saturación de los destinos más populares, como Bangkok, Phuket y Chiang Mai puede desestabilizar el éxito.

Para equilibrar el aluvión de llegadas la Autoridad de Turismo de Tailandia (TAT) presentó en la feria TTM+ (el certamen de la industria más importante del país) su estrategia para promover destinos alternativos y gestionar un modelo más sostenible.

Destinos alternativos

La estrategia de la TAT pasa por impulsar los paisajes y actividades de 55 destinos alternativos, con el foco puesto en el turismo de lujo y en apoyar a comunidades locales para promover una redistribución más equitativa de los ingresos.

Appointment Session 2
Encuentro entre turoperadores en la feria de turismo TTM+, en Pattaya (Tailandia). Foto: TTM.

El año pasado, gracias al turismo el país generó ingresos por más de 54.700 millones de euros (+9,63%), y según The Financial Times, la proyección es que se llegue a los 60 millones de visitas para el 2030.

[Para leer más: Las calles de Bangkok se transforman en una galería de arte]

Uno de cada cuatro visitantes que llega a Tailandia proviene de China, y en su mayoría son visitantes que buscan un turismo de sol y playa de bajo coste. Le siguen en orden de importancia los viajeros de Malasia, Laos, Japón, Corea del Sur, India y Rusia.

Durante el año pasado a Tailandia llegaron 41 millones de visitantes, y se espera que alcancen los 60 millones en una década

Para contrarrestar este modelo la TAT enfoca sus promociones a mercados alternativos, como Latinoamérica y España.

Seducción a España

El año pasado a Tailandia han viajado 182.000 españoles, describió Supranee Pongpat, directora ejecutiva de la TAT para Europa, África y Oriente Medio.

Wat Rong Sua Ten LowRes TATnews 3
Templo de Wat Rong Seua Ten, cerca de Chiang Rai.

Un 40% de ellos son repetidores, por lo que las autoridades turísticas buscan que lleguen a nuevos destinos y descubran experiencias desconocidas, “para conocer de cerca cómo es la vida local”, dijo a Cerodosbé.

[Para leer más: Tailandia cierra indefinidamente la playa de Leonardo Di Caprio]

“A modo de comparación, aquellos que visitan Madrid más de una vez pueden conocer Toledo o Segovia. Con Tailandia es lo mismo: quien haya ido a Bangkok en una segunda oportunidad puede viajar a Ayutthaya”, dijo Pongpat en referencia a la antigua capital del reino de Siam que posee un fascinante conjunto arqueológico.

Otros destinos alternativos

Algunos de los 55 destinos alternativos que está promoviendo la TAT son cuatro puntos que protagonizan las promociones dirigidas al mercado español, “dos enfocadas en el turismo cultural y otras dos en el de playas y relax”, indicó la directora.

bangkok comida
Preparación del restaurante Canvas, de Bangkok, galardonado con una estrella Michelin. Foto: JPCh.

Estos son Chiang Rai (en el norte, poseedor de grandes templos como el de Wat Rong Khun), Nan (también al norte del país, también un importante foco arqueológico), Trat (provincia donde se encuentran las paradisíacas islas de Koh Chang, Ko Mak y Ko Kut, mecas del turismo acuático) y Nakhon Si Thammarat (en la península de Malasia, donde se concentran patrimonios culturales y playas como la de Khanom).

Turismo de Tailandia promueve los atractivos culturales y de relax de destinos como Chiang Rai, Nan, Trat y Nakhon Si Thammarat

El objetivo es atraer a un turista español y también europeo de mayor poder adquisitivo, a los que se les ofrece desde actividades como masajes y jornadas de meditación, pasando por experiencias en destinos emergentes como participar en el cultivo del arroz o asistir a clases de cocina autóctona.

También ayuda la expansión de hoteles cinco estrellas (tanto en destinos urbanos como de resorts de playa) y la promoción de atractivos gastronómicos que son resaltados en guías como la Michelin, con la inclusión de 24 restaurantes galardonados con una estrella y tres con dos estrellas.