Redescubre Lisboa a través de sus vinos

Degustar los vinos de Lisboa es un placer para todos los sentidos. Foto Palácio Chiado.

Redescubre Lisboa a través de sus vinos

Notas frutales, aromáticas y salinas definen la personalidad de los vinos de Lisboa, cuyas referencias protagonizan un ascenso al olimpo vinícola portugués

Alfredo García Reyes

Lisboa

30/03/2019 - 16:00h

En Lisboa se produce vino. Y no solo eso. Es que, además, sus diferentes etiquetas se encuentran entre las más valoradas de Portugal. Quien no haya tenido la oportunidad de comprobarlo con su propia vista, olfato y gusto, merece la pena que salga cuanto antes de ese desconocimiento.

Y, así, podrá degustar vinos con una gran calidad y notas muy frutales, aromáticas y salinas. Porque, claro, la proximidad del océano determina en gran medida su personalidad.

En la siempre populosa Praça do Comércio debemos dirigirnos a la Sala de Provas Vinhos de Portugal, un modernísimo espacio ideal para conocer los magníficos vinos del país

[Para leer más: Quinta da Pacheca, el glamping llega a las bodegas]

Mercado da Ribeira, Lisboa.
El Mercado da Ribeira es un espacio gastronómico a la última en Lisboa.

El ascenso de los vinos lisboetas

Desde luego, tanto en la ciudad como en sus proximidades es fácil catar estos vinos, al tiempo que se disfrutan de algunos de los locales enogastronómicos más innovadores. Antes de iniciar el gustoso recorrido por todos ellos merece la pena acercarse a la remozada y siempre populosa Praça do Comércio.

Allí está la Sala de Provas Vinhos de Portugal, un modernísimo espacio cuyos empleados están encantados de asesorar a quien se sienta en sus mesas y está predispuesto a conocer más sobre los magníficos vinos de nuestro vecino país. Los bonos de cata, además, tienen precios realmente sorprendentes.

Sala de Provas Vinhos de Portugal, Lisboa.
Sala de Provas Vinhos de Portugal, Lisboa.

Beber vino en el mercado

Bastante reciente es el Mercado da Ribeira. Lisboa, cómo no, no ha podido resistirse a esa moda que recorre todo el mundo y que reconvierte los mercados tradicionales en centros gastronómicos. Éste, junto a Cais do Sodré, es enorme y ofrece una gran cantidad de puestos de comida y bebida para todos los bolsillos.

Mercado da Ribeira ambiente.
Ambiente en el Mercado da Ribeira, Lisboa.

Entre ellos, se encuentra el reciente espacio de Vinhos de Lisboa, donde se pueden probar las mejores etiquetas producidas en esta región.

También muy moderna y con un concepto impactante, aprovechando la bóveda de la planta baja de un antiguo edificio de la zona de Chiado, Bythewine permite hacerse una amplia idea del panorama vinícola portugués

También muy moderna y con un concepto impactante, aprovechando la bóveda de la planta baja de un antiguo edificio de la zona de Chiado, Bythewine permite hacerse una amplia idea del panorama vinícola portugués, junto a algunas referencias internacionales.

By de Wine, Lisboa.

De paso se pueden reponer fuerzas, tras esos largos paseos por Lisboa, gracias a su deliciosa carta de cocina mediterránea moderna, en la que se le da una especial importancia al producto ibérico.

Una de las propuestas de ocio más interesantes del nuevo panorama lisboeta es el Palácio Chiado 

Echa un vistazo a la carta de By de Wine, Lisboa.
No dejes de echar un vistazo a la carta de By de Wine, Lisboa.

Palácio Chiado

Prácticamente enfrente está, además, una de las propuestas de ocio más interesantes del nuevo panorama lisboeta: Palácio Chiado.

Un multiespacio gastronómico, alojado en un palacio de finales del siglo XVIII, con cinco posibilidades enológicas diferentes, entre ellas Quinta do Pinto, especializada en vinos de Lisboa.

Un concepto muy diferente, más popular pero no por ello menos atractivo es el de la taberna Os amigos da Severa (Capelão, 32, barrio de Mouraria), un local donde el vino se toma a la manera tradicional, es decir, en vasos de chato y siempre acompañado de algunos de los guisos que elabora su propietario.

Palacio Chiado, sin duda uno de los espacios más interesantes hoy en Lisboa.
Palácio Chiado, sin duda uno de los espacios más interesantes hoy en Lisboa.

Es un local donde se produce una extraña mezcla entre el vecindario superviviente a la gentrificación que sufre el barrio, los turistas internacionales que lo visitan y los muchos estudiantes de Erasmus que residen en la zona.

En la taberna Os amigos da Severa encontraremos una extraña mezcla entre vecinos supervivientes a la gentrificación que sufre el barrio, turistas de todo el mundo y estudiantes de Erasmus

Por cierto, que el barrio de Mouraria es una de las cunas del fado: en esta taberna se rinde homenaje a una de las mejores fadistas de toda la Historia, María Severa-Onofriana, fallecida con apenas 26 años.

Alrededores de Lisboa

Pero merece la pena alejarse un poco de la ciudad para empaparse aún más de este delicioso mundillo. Así, a las puertas de Lisboa, en Oeiras se encuentran los viñedos más próximos a la ciudad. Justo en los terrenos que pertenecieron al Marqués de Pombal (estadista bajo cuyo mandato se reformó la ciudad, tras el terremoto y maremoto de 1755) y que rodean su espectacular palacio y jardines versallescos.

Marqués de Pombal, Lisboa.
Palacio y jardines de Marqués de Pombal, Lisboa.

Aquí se produce un vino generoso, a partir tanto de uvas blancas como tintas. Un vino ideal para acompañar aperitivos y postres.

Y, ya que estamos, unos kilómetros más allá, en el municipio de Torres Vedras y junto a Fernandinho, están las viñas y la cava de Adegamãe (Bodega Madre).

Con una arquitectura impactante, a cargo de Pedro Mateus, sus propietarios y trabajadores muestran un cuidado en el cultivo y crianza de los vinos realmente admirable.

AdegaMae, Lisboa.
 Adegamãe, Lisboa.

Vinos blancos y tintos que se agrupan bajo tres marcas -Dory, Pinta Negra y Adegamãe- y que seducen por sus originales coupages.