El regidor de Turismo de Barcelona minimiza el vandalismo

El regidor de Turismo de Barcelona, Agustí Colom, señalado por la demora en informar sobre el vandalismo al bus turístico.

El regidor de Turismo de Barcelona minimiza el vandalismo

Agustí Colom afirma que fue el ataque al bus turístico es un hecho aislado y la oposición le critica que haya tardado tres días en informarlo públicamente

El regidor de Empresa y Turismo de Barcelona, Agustí Colom, ha minimizado el ataque vandálico contra un bus turístico, operado por TMB (Transportes Metropolitanos de Barcelona), empresa pública con participación del Ayuntamiento.

El representante municipal afirmó que el ataque, que recuerda a los episodios de kale borroka en el País Vasco, no tienen vinculación con la turismofobia. Sin embargo, los militantes de Arran (agrupación juvenil de la CUP) que pincharon los neumáticos y pintaron los vidrios del bus con graffitis, dijeron que luchaban "contra un modelo turístico depredador" y "asesino".

La oposición ha pedido explicaciones a la alcaldesa Ada Colau y a Colom por qué este suceso, que se había producido el jueves a la mañana en Les Corts (distrito que representa Colom) recién salió a la luz el sábado al mediodía.

Piden que el ayuntamiento depure responsabilidades

El grupo Demòcrata, representante del Pdecat en el ayuntamiento, pidió a Colau que depure responsabilidades en su gobierno y señale qué funcionarios ocultaron la información del ataque durante tres días. Además solicitó que la alcaldesa traspase las competencias de seguridad a un regidor “que tome responsabilidades de forma clara y sin ambigüedades”.

Para Recasens, el silencio que han mantenido Colau, Colom y el teniente de alcalde de Empresa, Jaume Collboni, los hace “cómplices” del ataque vandálico.

Muchos ataques vandálicos sin condena

La concejal señaló que el ayuntamiento en general, y Colom en particular, han minimizado diversos ataques que han sufrido hoteles de la ciudad en los últimos seis meses. Al hotel Casa de Sol de Gràcia le han arrojado pinturas y huevos y le han roto los cristales en cuatro ocasiones. En una de ellas jóvenes de estética okupa han entrado al lobby y rompieron muebles, un suceso similar al que sufrió el Hotel Catalonia Magdalenes del barrio Gótico, en mayo.

Ese mismo mes los establecimientos Travelodge Poblenou y Amistat Beach Hostel también fueron atacados con huevos y pinturas. En aquel entonces el Gremio de Hoteles criticó que Colom, como regidor de Turismo, no haya condenado los hechos.

Además las paredes de la ciudad suelen amanecer con pinturas que dicen “tourist go home” y otras consignas contra el sector turístico, lo que preocupa a los empresarios y comercios que viven de esta actividad.