Los resorts de lujo salen al rescate de las Maldivas

El grupo Soneva es uno de los pioneros en el cuidado del medio ambiente en Maldivas.

Los resorts de lujo salen al rescate de las Maldivas

El cambio climático amenaza al frágil ecosistema de las Maldivas. Los lujosos resorts lanzan una batería de medidas ecológicas para frenar el proceso

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

15/04/2019 - 11:55h

Las Maldivas tienen una espada de Damocles sobre su cabeza. El cambio climático amenaza con tapar bajo las aguas las 1.200 islas de este archipiélago del Índico. Pero para ayudar a revertir este proceso diversos resorts de lujo dan el ejemplo con medidas de sostenibilidad y cuidado del medio ambiente.

Maldivas es uno de los países más bajos del mundo: en su mayoría son atolones coralinos y la poca tierra firme de las islas se encuentra a solo cuatro metros sobre el nivel del mar.

Un aumento del nivel de los océanos será fatídico para la vida social y económica de las islas, porque arruinaría a los exclusivos establecimientos levantados sobre las arenas blancas y aguas cristalinas.

[Para leer más: El turismo cinco estrellas de las Maldivas corre peligro]

La compañía de hoteles y resorts Soneva, propietaria de dos islas privadas en Maldivas, es una de las más activas en su política de sostenibilidad para minimizar el cambio climático.

soneva 3
Los complejos de Soneva se construyen con materiales reciclables.

Una de las compañías más activas

El grupo posee el Soneva Fushi, un complejo en el atolón Baa, a 40 minutos de aeroplano desde la capital Malé; y también del Soneva Jani, en el atolón Noonu, que consiste en 25 cabañas de madera edificadas con materiales reciclables y que ofrece amenities eco-amigables a sus huéspedes, informa National Geographic.

Hace 15 años que los resorts de Soneva, construidos con materiales reciclables, tienen políticas sostenibles para cuidar el medio ambiente

Soneva tiene una larga experiencia en el cuidado del medio ambiente: el grupo hotelero hace 15 años que tiene plantas para desalinizar el agua y cuenta con diversas iniciativas para eliminar el uso de plásticos en sus complejos.

Sin plásticos ni emisiones

De hecho el Soneva Fushi fue el primer resort de Maldivas en reciclar el plástico en el mismo hotel e inclusive recolectar los residuos de este material de otros complejos.

El lugar tiene una política de emisiones neutrales de carbono y aspira a ser un resort 100% libre de residuos. Por ahora su índice está en el 90%.

¿Cómo lo hace? Según explica el responsable de la gestión de residuos, Gordon Jackson, el reciclaje es clave, como la reconversión de las botellas de plástico de ketchup y otros ingredientes en esculturas que luego se venden a los turistas.

[Para leer más: Westin se estrena en las Maldivas con un resort eco-friendly]

En su Eco Centro, recubierto en un 20% por paneles solares, los huéspedes ayudan a aplastar latas de aluminio que serán transformadas en pomos y picaportes para puertas.

En los resorts de Soneva los huéspedes aprenden a reutilizar el aluminio para fabricar pomos y picaportes para puertas

También aprenden a crear carbón a partir de las cortezas de los cocos y de los tocones de los troncos.

Soneva Fushi Sandbank Dinner aerial6 by Richard Waite
Los huéspedes en Maldivas aprenden a cuidar el medio ambiente en sus estancias.

En el lugar se fabricaron más de 30.000 ladrillos de vidrio, cemento y espuma de poliestireno para proyectos de construcción en toda la isla, y su compost almacenado se reutiliza para el jardín de hierbas orgánicas de la isla.

Protección a los corales

Otro exclusivo resort de las Maldivas, el Gili Lankanfushi, trabaja con la ONG Parley que reconvierte los residuos plásticos en accesorios para practicar deportes acuáticos.

Soneva también patrocinó programas para proteger los corales, que fueron gravemente perjudicados por la corriente marina El Niño desde 2016. Por medio de esta iniciativa se recuperaron 220 colonias con 8.000 fragmentos coralinos.

Cuidado de la fauna marina

El complejo Kundadoo, que el grupo Crown & Champa abrió en una isla privada, se nutre totalmente de energía solar.

soneva 2
Vista de un huerto orgánico del grupo Soneva.

En tanto el resort de Four Seasons en la isla de Landaa Giraavaru cuenta con un centro de recuperación de fauna marina donde suelen atender a tortugas heridas.

Dar el ejemplo y concienciar

Según describe el responsable ambiental del grupo Soneva, “si podemos encontrar el modelo que ayude a solucionar la amenaza ambiental de Maldivas lo podremos aplicar en otras comunidades del mundo”.

El objetivo es que los turistas también sean embajadores de este cambio de actitud: cuando los viajeros se sumergen con el snorkel para comprobar la belleza de los corales recuperados, al ver cómo sana un cetáceo o una tortuga, o al comprar una escultura realizada con plásticos usados aprenden sobre la importancia de tener una conducta más sostenible para evitar los efectos del cambio climático. Y ayudar a frenarlo antes de que sea demasiado tarde para las Maldivas.