Ribeira Sacra: naturaleza e historia en el corazón de Galicia

La demanda turística en la Ribeira Sacra se dispara un 50% en los últimos siete años

Ribeira Sacra: naturaleza e historia en el corazón de Galicia

La región de la Ribeira Sacra aspira a ser nombrada Patrimonio de la Humanidad, gracias a su propuesta de naturaleza, historia y espiritualidad

Barcelona

10/05/2019 - 12:20h

La frondosa naturaleza de la Ribeira Sacra, su rico pasado histórico potenciado con su amplio catálogo de monumentos románicos y la paz que se respira en sus valles la convierten en un sitio ideal para una escapada de desconexión.

La región, atravesada por los ríos Miño, Sil y Cabe, se encuentra al sur de la provincia de Lugo y el norte de la de Ourense.

En esta primavera sus frondosos bosques se tiñen de verdes que desplazan al ocre, mientras que los catamaranes que navegan por los cañones se aventuran en tierras de viñedos.

[Para leer más: Los diez rincones con más encanto de Galicia]

Esta región vive un éxito inédito de visitas, gracias a que la demanda turística creció un 50% en los últimos siete años. Además aspira a ser nombrada como Patrimonio Mundial de la Humanidad, después de que el Consejo de Patrimonio Histórico confirmase su candidatura a esta lista de la Unesco.

Patrimonio histórico

La Ribeira Sacra se extiende por 16.500 hectáreas protegidas en 22 ayuntamientos y atesora también más de 1.200 bienes singulares.

Como herencia de los últimos 1.500 años, cuenta con un valioso patrimonio, en el que no faltan castillos, iglesias, pazos o puentes.

Mosteiro de Santo Estevo de Ribas de Sil Nogueira de Ramuin
Monasteiro de Santo Estevo de Ribas de Sil en Nogueira de Ramuín.

Su riqueza histórica se remonta a los restos arqueológicos pertenecientes a la Edad del Bronce y a la Edad del Hierro, así como otros que dan fe de la presencia de las legiones en este punto del extremo occidental del Imperio Romano.

En la Ribeira Sacra hay documentados 85 monasterios románicos, una de las mayores concentraciones en Europa

Pero uno de sus mayores patrimonios históricos es el románico, con una de las concentraciones de este estilo más grandes de Europa. Sus templos ilustran la riqueza y variedad de la arquitectura de los siglos XII y XIII, donde hay documentados un total de 85 monasterios en la región.

Esa espiritualidad se respira en lugares como Santo Estevo de Ribas de Sil, antiguo convento cuyo edificio ha sido totalmente rehabilitado e integrado en la red de Paradores Nacionales, o el de San Pedro de Rocas, un templo excavado en roca viva que, en su interior, se tiene una sensación muy similar a la de estar en una cueva.

[Para leer más: Alerta románticos: un faro alojará un nuevo hotel en Galicia]

Imprescindibles son también iglesias como la de San Paio de Diomondi o la San Miguel de Eiré, y los monasterios de Santa Cristina de Ribas de Sil o el de Santa María de Montederramo, entre otros.

Cañones para navegar

Hace millones de años la mano de la naturaleza moldeó los cursos de los ríos Sil y Miño en cañones de trazado caprichoso.

Ribeira Sacra Catamarán (1)
Un catamarán recorre los cañones del Río Sil en la Ribeira Sacra

En algunos puntos consiguen una gran profundidad y los cursos son navegables a través de cruceros en catamarán. En las alturas abundan los miradores naturales colgados sobre el río, ideales para la contemplación de un paisaje de gran belleza.

[Para leer más: La Galiciana: el nuevo templo gourmet de Santiago de Compostela]

En la visita a la Ribeira Sacra es imprescindible conocer sus 'socalcos', esos viñedos en laderas, que requieren un esfuerzo para transitarlos. Esta región es cuna del famoso vino de Amandi, que forma parte de una de las cinco denominaciones de origen vitivinícolas de Galicia.

La propuesta histórica

Los bosques sirven de escenario para los senderistas que descubren cómo conviven robles y castaños con alcornoques y madroños, muy poco habituales en Galicia.

Entre los recorridos más recomendados se encuentran el del bosque benedictino de Santa Cristina de Ribas de Sil, en Parada de Sil; el de Santo Estevo de Ribas de Sil, en Nogueira de Ramuín, o el Bidueiral de Montederramo, que alberga uno de los bosques de abedules mejor conservados de Galicia.

Bidueiral de Montederramo tiene uno de los bosques de abedules mejor conservados de Galicia

Los turistas también tienen la oportunidad de conocer los secretos históricos de diversos pueblos de Ourense, como A Peroxa, Pobra de Trives, Castro Caldelas, Esgos, Montederramo, Nogueira de Ramuín, Parada de Sil y Xunqueira de Espadañedo.

O si se pone rumbo al norte, en Lugo, también hay que descubrir el patrimonio de Pobra de Brollón, A Teixeira, Carballedo, Chantada, Monforte de Lemos, O Saviñao, Pantón, Paradela, Portomarín, Quiroga, Ribas de Sil, Sober y Taboada.

En todos ellos se mantiene la propuesta de sitios históricos, espiritualidad y naturaleza, tres de los criterios que impulsaron la candidatura a Patrimonio Mundial de la Ribeira Sacra.

Más información:

Los lugares y las rutas imprescindibles de A Ribeira Sacra